El paro petrolero comienza hoy a las 20

Así lo confirmó el titular del sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra. El suministro de gas será normal durante las 48 horas de protesta.

El sindicalista petrolero declaró que “no hay petróleo para nadie hasta que esto no se arregle” y confirmó el paro por 48 horas que comenzará hoy a las 20 en Neuquén, Río Negro y La Pampa.

Pereyra aclaró que la medida de fuerza no afectará la distribución de gas. “Hay bajas temperaturas, hay una pandemia, no podemos molestar al resto de la población por un conflicto que es netamente petrolero”, dijo.

También confirmó que se han despedido a 84 trabajadores y que las empresas petroleras no quisieron dar marcha atrás. “El problema que tienen es netamente comercial, con el gobierno nacional y entre ellas mismas. Y nos quieren tomar a los trabajadores como rehenes en una guerra por las tarifas”, declaró Pereyra.

En declaraciones a la radio LU5 de Neuquén capital, el líder petrolero agregó que “estamos pidiendo que la provincia intime a las empresas que no han hecho las inversiones prometidas, y en caso contrario que les saque la concesión”.

Al precisar los alcances del paro se confirmó que la medida no afectará el gas. Pero “no hay petróleo para nadie hasta que no se arregle esto, paramos todas las refinerías y toda la producción de petróleo. Acá no hay cortes de rutas ni camiones atravesados en la entrada de las refinerías pero no se va a fabricar combustible”.

Por último, convocó a una asamblea en la Vuelta de Obligado para el viernes a las 11 horas, donde se discutirá la continuidad de la medida de fuerza.

En tanto los delegados regionales en Rincón de los Sauces anunciaron que “el paro comienza a las 20 de mañana (por hoy) y será afectada la totalidad de la producción y el transporte de petróleo en todos los yacimientos donde trabajen los compañeros”.

El martes 14 de julio se supo que los petroleros serán los encargados de cerrar las válvulas para cortar la producción, posiblemente antes del horario anunciado de comienzo de la medida.

Los operarios se mantendrán en asamblea permanente, a la espera de las órdenes de Pereyra desde Buenos Aires, ante una posibilidad de solución.

Según supo este diario la principal productora de hidrocarburos de la zona, Repsol, no estaba dispuesta hasta ayer a aceptar las demandas del gremio petrolero.

Cabe recordar que la principal exigencia del gremio petrolero es que los equipos de perforación salgan al campo a trabajar, lo que provocaría un notable incremento en las tareas de producción y terminación.

Actualmente hay cerca de cuatro mil operarios que se encuentran trabajando bajo el sistema de reducción de carga laboral, sin poder acceder a los yacimientos desde hace 60 días. Estos operarios, que no fueron despedidos y esperan en sus viviendas el llamado de las compañías, cobran la mitad de su salario.

Fuente: El Periódico de Rincón