Bases militares en Colombia son para controlar las reservas petroleras venezolanas

La suspensión de combustible subsidiado a Colombia es una medida de presión por parte del Estado venezolano, que reacciona ante el gobierno de Bogotá que está permitiendo la instalación de bases militares, cuyo objetivo de orden estratégico, es el control de las reservas petroleras venezolanas, que son las más grandes e importantes del planeta tierra.

Así lo sostuvo el analista petrolero, Fernando Travieso, quien agregó que la acción tomada este domingo por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, debe ser considerada por la población como una medida que coadyuva a evitar el desplazamiento de esas bases militares.

“Esa decisión para agredir a Venezuela es responsabilidad del gobierno de Bogotá, que está supeditado a las órdenes que recibe desde Washigton”, prosiguió Travieso.

Travieso señaló que, la población más afectada será la zona fronteriza colombiana, ya que los insumos se van a encarecer producto de que el componente básico en la inflación es el costo del combustible utilizado para el transporte de todo tipo de bienes y servicios.

“Se está castigando a la población fronteriza, pero ésta ojalá que tenga la capacidad de análisis para entender de que presionando al gobierno colombiano para evitar la instalación de estas bases militares podemos regresar a la normalidad”, estimó el también asesor de la Comisión de Energía y Minas de la Asamblea Nacional.

En cuanto al suministro de gas de Colombia hacia Venezuela, Travieso acotó que desde hace varios años ha venido alertando sobre la dependencia de ese hidrocarburo con el vecino país, la cual podría no ser la más adecuada desde el punto de vista estratégico.

Sin embargo, resaltó que la planta Termozulia es de carácter dual (gas-diesel), por lo que “Venezuela debe aprovisionarse en suficiente cantidad de diesel, para que en caso de que no llegue el gas que ellos están comprometidos a entregar, se utilice este combustible líquido”.

Mientras que, para mediano y largo plazo aconsejó que el Estado debe prevenir la utilización del carbón en la frontera para la generación de electricidad con tecnología no contaminante.

Fuente: Agencia Bolivariana de Noticias