Lula crea una nueva petrolera para administrar los megayacimientos en el Atlántico

microeconomia.org
microeconomia.org

Se llama Petrosal y tendrá a su cargo el control de las inversiones extranjeras que participarán del emprendimiento. Petrobras tendrá reservado un 30% de la explotación. “Este es un nuevo día de la Independencia para Brasil”, dijo el mandatario.

El presidente de Brasil, Lula Da Silva, anunció esta tarde un ambicioso programa de explotación de los megayacimientos petroleros descubiertos recientemente en el océano Atlántico. La iniciativa incluye, entre otros aspectos, la creación de una nueva empresa dedicada a la administración del negocio, que incluirá la participación de capitales extranjeros.

“Este lunes 31 de agosto representa un nuevo día de la Independencia para Brasil”, expresó el mandatario al dar a conocer el proyecto, que ahora deberá ser tratado por el Congreso. Los analistas calculan que los yacimientos atesoran reservas por casi 80.000 millones de barriles de crudo. “Estamos hablando de reservas muy grandes que ponen a Brasil entre los mayores productores de petróleo del mundo”, agregó.

El plan prevé la creación de una nueva empresa estatal, denominada Petrosal, que se ocupará de administrar el ingreso petrolero y las inversiones extranjeras que deben entrar al país para participar de la explotación. También incluye la creación de un fondo para invertir en educación, desarrollo de ciencia y tecnología, y alivio de la pobreza, así como un sistema de división de los ingresos en el quela mayor parte de los recursos irán al Estado.

La iniciativa establece que, en los casos de asociación con empresas nacionales o extranjeras para operar en esa área marítima, le será reservado a Petrobras un 30% de la participación.

Los yacimientos ocupan una franja de unos 800 kilómetros de largo por otros 200 de ancho, que va desde el estado de Espíritu Santo (sudeste) hasta Santa Catarina (sur) y se calcula que atesora reservas de hasta unos 80.000 millones de barriles de crudo, asentadas a profundidades de hasta 7.000 metros.

Si se confirman las previsiones, Brasil pasaría a integrar el selecto grupo de países con reservas cercanas o superiores a los 100.000 millones de barriles, que forman Venezuela, Arabia Saudí, Canadá, Irán, Irak, Emiratos µrabes Unidos, Kuwait y Rusia.

Clarín