Paro naviero afectaría el suministro de combustible

El gremio de maquinistas amenazó con medidas de fuerza en reclamo de mejoras salariales y laborales. El Ministerio de Trabajo de la Nación intervino en el conflicto y convocó a las partes a una reunión para el próximo lunes.

Buenos Aires (NA) > El Centro de Oficiales Maquinistas Navales amenazó con “paralizar la flota petrolera nacional” en reclamo de un aumento salarial y mejoras laborales, situación que generó la intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación en un conflicto que podría derivar en desabastecimiento de combustible.

La viceministra de Trabajo, Noemí Rial, acordó con el gremio y los trabajadores una reunión para el lunes próximo a las 18, con la intención de alcanzar “una solución al diferendo” planteado por el gremio.

Según advirtieron ayer la Cámara Naviera Argentina y la Cámara Argentina de Empresas Navieras y Armadoras, los gremialistas “ya había paralizado algunos buques transportadores de hidrocarburos” cuando intervino la cartera laboral.

Pese a la reunión prevista para el lunes próximo, el sector empresario anticipó que la solución “se ve muy lejana, ya que de accederse a cualquier cambio en las actuales condiciones de trabajo por parte de los empleadores, desencadenaría un efecto dominó en los demás gremios embarcados”.

Falta de combustible

Ante esta situación, las cámaras empresarias alertaron que “peligraría el abastecimiento de combustible, tanto para las destilerías como para las usinas eléctricas y estaciones de servicio”, y podrían “provocar un colapso energético en un momento de alta demanda”.

De acuerdo con los datos aportados por las asociaciones navieras, los jefes de máquinas de buques petroleros mayores perciben salarios de alrededor de 20.000 pesos mensuales, suma que se incrementa en caso de tareas adicionales “que en realidad son normales en este tipo de embarcaciones, como por ejemplo la limpieza de tanques de carga”.

También remarcaron que estos trabajadores “gozan además de un día de franco por cada día trabajado, más sus vacaciones anuales”, y que “en caso de no disponer embarque inmediato por encontrarse el buque navegando, cobran sus salarios sin estar a bordo”.

“A pesar de estas diferencias siderales con los salarios y las condiciones de trabajo de cualquier trabajador argentino, pretenden elevar sus francos compensatorios a un porcentaje del 80 por ciento del tiempo trabajado”, se quejaron los empresarios.

También señalaron que esto, “sumado a sus vacaciones más los días a órdenes, daría por resultado que estar de licencia paga mayor cantidad de días por año que los trabajados”.

Escala de enganche

De otorgarse el aumento, las cámaras empresarias dicen que como “existe una escala salarial pautada que funciona como enganche para el resto de tripulantes”, se elevaría “el costo de operación de un buque de bandera argentina a un valor que deja fuera de competencia a las flotas nacionales”.

También alertaron que si se accede al reclamo se “encarecerían los costos del tráfico de cabotaje y por ende de los productos de consumo nacional”.

Los empresarios recordaron ,a través de un comunicado de prensa, que el sindicato firmó a fines del año pasado “un compromiso de respetar las pautas salariales y de condiciones de trabajo hasta una nueva negociación en junio de 2010”, por lo que “no se entiende el reclamo”.

La Mañana Neuquén