La brasileña OGX anuncia un nuevo hallazgo de indicios de petróleo

Hallazgo en la cuenca de Campos

La petrolera brasileña OGX, controlada por el multimillonario Eike Batista, anunció hoy el hallazgo de nuevos indicios de petróleo en una área en aguas rasas que está explorando en la cuenca marina de Campos en el océano Atlántico, frente al estado de Río de Janeiro.

La compañía, mayor petrolera privada de Brasil y fundada hace apenas tres años, informó en un comunicado enviado a la Bolsa de Sao Paulo que identificó la presencia de hidrocarburos en la sección eocénica de la corteza oceánica en el pozo que está perforando en la concesión BM-C-42, en la que tiene una participación del 100%.

Según la nota, la perforación permitió identificar una columna de hidrocarburos de cerca de 90 metros en reservas arenosas en tal concesión, que está ubicada a unos 79 kilómetros de la costa del estado de Río de Janeiro y en donde la profundidad del agua es de cerca de 150 metros.

La empresa agregó que seguirá perforando el pozo OGX-4 hasta llegar a 3.400 metros de profundidad.

“Este hallazgo muestra de nuevo la eficiencia del sistema petrolífero en esta región de la cuenca de Campos, así como el acierto de nuestra estrategia exploratoria en el área”, aseguró el director de OGX, Paulo Mendonça, citado en el comunicado.

Además de los indicios de petróleo descubiertos en la concesión BM-C-42, la empresa también ha hallado indicios de hidrocarburos en las concesiones BM-C-41 y BM-C-43, ambas en la cuenca de Campos, y en la BM-S-29, este último en la vecina cuenca marina de Santos.

Brasil extrae de la cuenca de Campos cerca del 90% de su petróleo.

La concesión en la que hizo el nuevo descubrimiento está próxima al bloque BM-C-43, en el que la misma OGX descubrió un yacimiento que, según sus cálculos, tiene un volumen recuperable de entre 500 y 1.500 millones de barriles de petróleo.

La OGX, una de las empresas controlada por Batista, es una de las petroleras más nuevas de Brasil, con acciones lanzadas en la Bolsa de Sao Paulo en 2008. La empresa se adjudicó sus primeras concesiones petroleras hace dos años.

La petrolera, con proyectos para comenzar a producir crudo en 2011, tiene 29 concesiones para explotar hidrocarburos en Brasil, de las cuales 22 están en áreas marinas, lo que la convierte en la mayor empresa privada del país dedicada a la exploración de petróleo en el mar.

Fuente: European Pressphoto Agency