Conflicto entre accionistas de Repsol-YPF: El ministro Sebastián se ofrece para mediar entre Brufau y Del Rivero

Miguel Sebastián, Ministro de Industria, Comercio y Turismo - EFE

El titular de Industria está dispuesto a intervenir, aunque solo si lo pide el presidente de Repsol

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, se ha ofrecido hoy a mediar entre el principal socio de Repsol, la constructora Sacyr (20%), presidida por Luis del Rivero, y la dirección de la petrolera presidida por Antonio Brufau para resolver las diferencias entre ambas partes. “Si nos piden mediación y echar una mano, siempre estamos dispuestos. Lo que nos preocupa es si hay algún daño a la imagen de una empresa estratégica para España”, ha afirmado el ministro.

Sebastián ha declarado que la postura de partida del Gobierno es de “no intervenir” en las desavenencias en Repsol, a la vista de que “es un tema de una empresa privada, de gobierno corporativo”. Sin embargo, ha insistido en el interés del Ejecutivo por la buena marcha de Repsol para argumentar que su departamento “ayudará” si se lo pide el “presidente” de la petrolera.

“Lo importante es que no haya ningún daño. Estamos a disposición del presidente (de Repsol) si cree que podemos ayudar, pero si nos nos llaman no vamos a intervenir”, ha añadido. En este sentido, según ha publicado EL PAÍS en base a fuentes conocedoras de la situación, Del Rivero ya habría mantenido contactos con el ministro de Industria para explicar sus planes. La información habría llegado a altas instancias del Ejecutivo. Y éstas habrían mostrado su preocupación por las tensiones en la petrolera. En plena presidencia española de la UE, lo último que desea el Gobierno es una guerra en una de las compañías más importantes del país. Sacyr no confirmó los contactos.

Plante de los consejeros de Sacyr

Tras los comentarios en prensa acerca del descontento de Sacyr con Brufau y de la búsqueda de candidatos a sustituirle, la dirección de Repsol convocó el pasado viernes un consejo de administración extraordinario para ratificar al directivo y su gestión. Los tres consejeros de Sacyr se ausentaron de una reunión en la que Brufau obtuvo el resultado que buscaba en el corto plazo: el respaldo unánime del resto del consejo a su gestión y la ratificación en su cargo.

Aunque la ausencia de los representantes de la constructora, que tiene un 20,01% del capital de Repsol, supuso una declaración formal de guerra, el enfrentamiento ya estaba declarado hace meses. Del Rivero, que ha invertido más de 6.500 millones en Repsol YPF con créditos que superan los 5.000 millones, cuestiona la gestión de Antonio Brufau. No le gusta su política de inversiones (32.000 millones entre 2008 y 2012 según el Plan Estratégico aprobado); no le gusta la política de dividendos, con una reducción del 19% en el previsto a cuenta de 2009; y no le gusta que la compañía no se adapte a los tiempos de crisis ignorando las posibilidades de hacer caja vendiendo algunos activos. Mientras, el segundo accionista de la petrolera -Criteria-La Caixa (14%)- se mantiene a la expectativa.

Fuente: El País.com