Por cuarto año consecutivo, cayó la producción local de petróleo y gas

De acuerdo con los últimos datos de la Secretaría de Energía, la producción de petróleo y gas en la Argentina continuó su declive. La cartera a cargo de Daniel Cameron reconoció que el nivel de extracción volvió a caer el año pasado y así suma el cuarto período consecutivo de baja desde 2006.

En 2009, la producción de gas alcanzó los 48,41 miles de millones de metros cúbicos (m3), un 3,7% menos que los 50,27 miles de millones de m3 del año anterior. El número del año pasado, además, está un 6,18% por debajo de los 51,60 miles de millones de m3 de 2006. En el caso del petróleo la historia se repite de una manera similar. Según los números oficiales, la producción cayó el año pasado poco más de un 1% (de 36,52 millones de m3 hasta 36,15 millones de m3), y acumula una baja de un 5% desde 2006.

En el sector apuntan dos motivos como los grandes responsables del descenso. Por un lado, la madurez de los yacimientos argentinos. Así se denomina a los depósitos que están operando desde hace años en el país y, por su propia naturaleza, tienden a producir cada vez menos hidrocarburos. En segundo término, entre las empresas aseguran que los bajos precios de la energía que se pagan en mercado local no favorecen la inversión, algo que redunda en un menor nivel de extracción.

En el caso del petróleo, por ejemplo, mientras la cotización internacional alcanzó en los últimos años valores récords, con un barril por encima de los u$s 140, en la Argentina se mantuvo atada al control de precios que aplica el Gobierno. Según su calidad, una cesta de crudo osciló hasta diciembre entre u$s 42 y u$s 47, si bien en el último tiempo algunas empresas refinadoras, como Esso y Shell, cedieron ante el pedido de las productoras y aplicaron ajustes en el precio. En el caso del gas, en tanto, el Gobierno autorizó la recuperación de los valores que pagan las grandes industrias y las centrales eléctricas. Sin embargo, los precios que pagan los usuarios residenciales continúan rezagados en comparación con los que se registran en los países vecinos.

El Inversor Energético & Minero