Argentina reclamará ante la ONU por el petróleo de las Islas Malvinas

Lo confirmó el canciller Jorge Taiana luego de reunirse con la gobernadora fueguina Fabiana Ríos. El Gobierno no descarta recurrir al tribunal de La Haya para resolver el conflicto con el Reino Unido.

En principio, Cancillería irá al Comité de Descolonización de Naciones Unidas por la explotación petrolera británica.

Buenos Aires (NA) > El Gobierno reclamará en junio próximo ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas por la exploración petrolera británica en las Islas Malvinas, mientras estudia el resto de los caminos jurídicos posibles en torno a esa controversia, como una posible demanda en la Corte Internacional de La Haya.

En ese marco, el canciller Jorge Taiana se reunió ayer con la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, junto a quien estudió las acciones futuras que llevarán adelante de forma “conjunta”, ya que las Islas se encuentran dentro de los límites provinciales.

Como todos los años, el Estado argentino efectuará una presentación ante el Comité de Descolonización para reclamar por la soberanía del archipiélago, aunque en esta oportunidad también incluirá la denuncia por la exploración petrolera.

“Nosotros, en Naciones Unidas tenemos nuestra presencia y reclamo de soberanía reiterada y en el Comité de Descolonización va a estar presente la posición argentina en junio y nunca descartamos tener presencia adicional cuando esto sea oportuna”, subrayó Taiana.

Taiana agregó: “Llevamos adelante un reclamo permanente. Como ya lo hemos señalado y anticipado cuando sabíamos que estaba viniendo la plataforma, este reclamo es firme. Vamos a continuar y tomaremos todas las medidas que sean necesarias en el marco jurídico y diplomático para preservar nuestros derechos”.

Opciones de análisis

Voceros de la cartera de Relaciones Exteriores aclararon que la opción de ir a La Haya se desechó en lo inmediato, pero sigue siendo una posibilidad para el futuro, una vez que haya más datos sobre la exploración y explotación.

Mientras tanto, un equipo jurídico de la Cancillería encabezado por la asesora legal, Susana Ruiz Cerruti, quien también lleva adelante el litigio con Uruguay en La Haya, comenzó a analizar “el caso” y las distintas alternativas a seguir.

Por su parte, el Reino Unido insistió ayer con que la exploración de hidrocarburos en Malvinas “es una actividad empresarial legítima”, por lo que “todas las preguntas sobre los acuerdos deberían ser dirigidas a las compañías”.

La Mañana Neuquén

Un banco que participará del canje, con intereses en el petróleo de Malvinas

Barclays, uno de los operadores del canje de deuda argentina, fue vinculado a la empresa británica que busca crudo en el archipiélago argentino. El ex diputado Mario Cafiero pidió a la Justicia que se revoque el contrato. El gobierno nacional fue denunciado ante la Justicia por “pactar el manejo de la deuda externa con un banco extranjero” que, de acuerdo con la presentación, es propietario de la compañía británica que busca petróleo en el mar que rodea las Malvinas.

La denuncia buscó marcar una contradicción con la queja diplomática que había presentado la Cancillería a raíz de la exploración petrolera en las islas.

El miércoles, incluso, el gobierno había impedido el aprovisionamiento en el puerto de Campana de un buque inglés que había operado en la zona de Malvinas.

La presentación judicial fue elaborada por el ex diputado Mario Cafiero, patrocinado por el abogado Ricardo Monner Sans, quien ayer hizo la presentación ante el fuero Federal. La acusación se funda en la participación del Barclays Bank en la reapertura del canje de la deuda con los tenedores de bonos que quedaron fuera de la operación anterior.

La denuncia ante la justicia penal para que investigue la comisión de delitos y eventualmente se revoque el contrato con la Barclays recayó en el Juzgado 9 a cargo de Julián Ercolini y en la Fiscalía 10 a cargo de Miguel Ángel Osorio.

Según el escrito, la casa madre de la entidad financiera, Barclays Capital Inc., adquirió a finales del año pasado las acciones de Desire Petroleum, la empresa a la cual el gobierno británico encargó la exploración y explotación petrolera en el área de las Malvinas.

Existe una “demostrable conexión entre el canje de la deuda externa y la explotación petrolera en Malvinas con la intervención, a dos puntas, del Barclays Bank”, sostiene la presentación.

Tras enumerar las acciones británicas que, a su entender, significaron una “grave situación de permanente retroceso diplomático, político y económico de la Argentina en Malvinas y Atlántico Sur”, Cafiero sostuvo que “no ha habido por parte del gobierno nacional una mínima respuesta o cambio de estrategia ante esa escalada de hechos”.

En el informe que dio origen a la denuncia, Cafiero sostiene que “ningún país serio” hubiera aceptado “poner en manos de un súbdito inglés nuestro problema de la deuda, con el requerimiento de inusitadas condiciones financieras que depararían un aún mayor debilitamiento de nuestro país, frente al gravísimo conflicto internacional que enfrenta”.

Ayer, el Gobierno había dado un paso más en su ofensiva por desalentar las exploraciones petroleras en las islas al prohibirle a un buque de bandera británica que cargara tubos sin costura en Campana porque, según se denunció, “existen evidencias que indican que habría sido utilizado para el abastecimiento de insumos vinculados con las actividades de la industria petrolera promovidas ilegítimamente por el Reino Unido”.

Cafiero, por el contrario, consideró en su presentación judicial que la respuesta argentina cae en una “reiterada tibieza” y lo atribuyó a su interés por “normalizar la deuda externa” a través del banco británico.

PIDEN SANCIONES PARA TECHINT
. Los diputados kirchneristas Héctor Recalde, Omar Plaini y Octavio Argüello pidieron, a través de un proyecto de resolución, que el gobierno nacional sancione al Grupo Techint por el episodio del buque que pretendía transportar tubos sin costura a las islas Malvinas.

Los legisladores expresaron “su más ferviente repudio al accionar de la empresa Tenaris-Siderca propiedad del Grupo Techint, la cual pretendía enviar un embarque de tubos sin costura a través de un buque de bandera extranjera, utilizado para el abastecimiento de insumos vinculados a las actividades de la industria petrolera promovidas ilegítimamente por el Reino Unido”. En un comunicado, requirieron que los organismos del Estado procedan “a la sanción más enérgica que prevean los códigos y legislación vigente, en defensa de la soberanía y el pueblo argentino”, según sostiene el proyecto de resolución dirigido al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner.

TAIANA RECIBIÓ A FABIANA RÍOS.
Tras analizar con la gobernadora fueguina Fabiana Ríos la reacción diplomática frente a la exploración petrolera en las Malvinas, el canciller Jorge Taiana aseguró que la Argentina “va a continuar” con las acciones que preserven el reclamo de soberanía sobre las islas.

Ríos, en tanto, calificó como “una intromisión” la intención británica de iniciar la búsqueda de petróleo. “Vamos a continuar y tomaremos todas las medidas que sean necesarias en el marco jurídico y diplomático para preservar nuestros derechos”, le dijo Taiana a la mandataria fueguina durante la reunión de poco más de una hora y media que mantuvieron en la sede de la Cancillería.

La gobernadora fue acompañada por el senador José Martínez, quien evaluó que para la provincia la acción “es una intromisión de Gran Bretaña en territorio insular argentino”. Taiana anticipó a la gobernadora que, en junio próximo, en el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas (ONU), “la Argentina va a estar presente con su posición”. Luego, en diálogo con la prensa, la mandataria fueguina interpretó que la escalada del conflicto con el Reino Unido comenzó “a partir de la definición de los límites de la provincia”, que fueron fijados por ley por el Congreso y promulgados en finales de diciembre de 2009.

Infoglaciar