Se multiplicará la inversión petrolera mundial

Demanda energética en ascenso. Irak produce casi tantos barriles de petróleo por día como Arabia Saudita. China es el principal inversor en Afganistán.

Por Jorge Castro.- La demanda energética mundial se duplicará en los próximos 20 años. China/Asia es actualmente el 30% de la demanda mundial y será el 43% en 2030. Los 32 países de la OCDE (encabezados por EE. UU., la Unión Europea y Japón) pasan del 58% al 47%. Global Trends 2015 sostiene que Asia reemplazará a Norteamérica (EE. UU. y Canadá) como la principal región consumidora de petróleo en los próximos 10 años. Estima que la demanda mundial de energía crecerá 50% en los próximos 30 años, y que en 2015 se consumirán 100 millones de barriles diarios (frente a 86.5 millones este año).La crisis mundial hundió la demanda de petróleo, que cayó 1.300 millones de barriles/día en 2009 y 300.000 barriles/día en 2008. Ahora crece 1.8% y alcanza 86.5 millones de barriles diarios; la totalidad del incremento proviene de los países emergentes, en primer lugar Asia, y allí, China. Las ventas de automotores alcanzaron en China 1.320 millones de unidades en enero, un 115.5% más que el año anterior.

La demanda mundial de energía crece 1.5% por año entre 2007 y 2030; y pasa de un equivalente a 12.000 millones de toneladas de petróleo en 2007 a 16.000 millones en 2030: un incremento de 40%. Se estima que en los próximos cinco años el auge de la demanda se acelera y pasa a crecer 2.5% por año. El 80% de la demanda energética es provista por combustibles fósiles (petróleo, gas, carbón).La crisis hundió la demanda, y también la inversión petrolera, que cayó 19% en 2009, casi 90.000 millones de dólares. Dos tercios del recorte se realizó en inversión exploratoria. Ahora se necesita invertir 26 trillones de dólares acumulados hasta 2030 (1.1 trillones por año). Si el eje de la demanda es Asia/China, la clave del aumento de la oferta es Irak. Hoy Irak produce 2.4 millones de barriles por día y en 10 años producirá 12 millones de barriles diarios, un nivel semejante al de Arabia Saudita, primer productor mundial.

El gobierno iraquí ha abierto sus campos petrolíferos a la inversión transnacional en diciembre del año pasado. Están todas las grandes empresas transnacionales: Shell (anglo-holandesa), Exxon Mobile (EE. UU), China National Petroleum/CNP, Lukoil y Gazprom (Rusia), Total (Francia), ENI (Italia) y Korea Gas, entre otras. Las reservas comprobadas de Irak ascienden a 115.000 millones de barriles (cifras de la década del 70). Pero podrían alcanzar el doble en cinco años, con lo que se aproximaría a Arabia Saudita (tiene 266.000 millones de barriles probados). Por eso las grandes empresas petroleras transnacionales multiplican por tres o cuatro sus inversiones en exploración, con un promedio, cada una, de entre 25.000 y 30.000 millones de dólares en los próximos cinco años.

La inversión china en el exterior, realizada por empresas estatales, tiene un carácter tanto estratégico como económico. Por eso invierten en Irak y también en Afganistán. China tiene la mayor inversión extranjera directa (IED) en Afganistán. China Metallurgical Group Corporation/MCC invirtió 3.400 millones de dólares, más otros 800 millones en obras de infraestructura, en lo que se cree que es la mayor mina de cobre del mundo, situada a 40km. de Kabul, al sur de la zona donde las tropas norteamericanas combaten al talibán. La empresa china le paga al gobierno de Kabul un canon (royalties) de 1.000 millones de dólares anuales.La presunción de China, y también de la Agencia Internacional de Energía (AIE), es que el mundo -esto es, el sistema capitalista global- ha ingresado en una etapa histórica de crecimiento sostenido de largo plazo. Sería una nueva Onda Larga, la cuarta en la historia del capitalismo, cada una de las cuales ha mostrado una duración de entre 40 y 60 años.

Clarín