Carlos Bulgheroni: "Quiero comprarle a Repsol las acciones y ser presidente de YPF"

ENTREVISTA AL PRESIDENTE DE LA PETROLERA BRIDAS

Fuerte apuesta del empresario que acaba de vender la mitad de la empresa Bridas en US$ 3.100 millones.

Por Marcelo Bonelli.- Carlos Bulgheroni habla despacio. Le gusta argumentar cada una de sus afirmaciones y también demostrar sus conocimientos de Asia, el mundo Arabe y de China. Viste muy sencillo: traje marrón, corbata al tono y camisa celeste a cuadritos. Pasaría desapercibido en cualquier calle de Buenos Aires, pero en estos años construyó una fortuna negociando hasta con los Talibanes. Acaba de realizar la mayor transacción privada de la Argentina: vendió la mitad de su empresa Bridas en 3.100 millones de dólares y se asoció con la poderosa petrolera China Nacional Offshore Oil Corporation. (CNOOP).

Dice que así convirtió a su empresa Bridas, en la petrolera más importante de la Argentina y en una charla franca detalla los secretos de la operación. Recibió a Clarín en sus oficinas de Retiro. En la entrevista por primera vez admitió que quiere ir por las acciones y presidir la firma YPF. También critico al gobierno “porque su política energética penaliza la producción” y sostiene que el problema en la Argentina “es político, no económico”.

¿Qué significa la asociación entre Bridas y la CNOOP?

Que hemos creado la empresa petrolera más importante del país. Una empresa que va a invertir fuerte, como lo venimos haciendo en Pan American Energy, donde en los últimos cuatro años pusimos 4.000 millones de dólares.

El ingreso de los chinos en Bridas ¿puede abrir un flujo de inversiones de China hacia el país?

Sí, es un primer paso. China busca un socio estratégico en América Latina. Le encantaría que fuera Argentina. Pero atención: China es un país conservador y no entiende los cambios pendulares y las modificaciones constantes en las reglas de juego.

¿Cuánto tardó la negociación para llegar al acuerdo?

No lo va a creer: desde los ’80 estamos trabajando en China. Hubo intentos fallidos, uno en el 2006. Esta negociación con CNOOP duro ocho intensos meses.

¿Por qué China?

-En el negocio petrolero el que no se internacionaliza, no puede funcionar. Nuestro yacimiento en Turkmenistán es uno de los cuatro mas importantes del mundo.

¿El acuerdo implica una desnacionalización de Bridas?

Para nada. No nos vamos a poner la plata en el bolsillo. Es una asociación para seguir invirtiendo. Los 3.100 millones de dólares que cobramos, se van a utilizar para reinvertir acá y en el exterior. CNOOP tiene un compromiso para invertir con nosotros.

¿Van a expandirse a Bolivia?

-Bolivia se esta suicidando con su política energética.

¿El gasoducto que Bridas tiene en Turkmenistán, forma parte del acuerdo con CNOOP?

No forma parte del acuerdo.

-¿Quiénes son más complicados para negociar y hacer negocios, los talibanes de Afganistán o los empresarios chinos?

Fue mucho más fácil llegar a un acuerdo en Afganistán. En China son meticulosos, van al detalle. Cuesta mucho hacer un acuerdo.

-La CNOOP es especialista en exploración offshore. ¿Cuál es el plan de negocios en el Mar Argentino?

-En el territorio vamos a explorar y vamos a recuperar la producción en pozos ya existentes. En el Mar Argentino queremos participar en nuevas zonas, pero vamos a ir despacio. Creemos que en el Golfo de San Jorge vamos a encontrar producción comercial. También, con la nueva inyección de fondos el plan es expandir la exploración en Chile, Brasil y Perú.

¿Van a explotar en las Malvinas Argentinas?

-Ahora no tenemos participación ni con Bridas, con Pan American Energy y tampoco con British Petroleum en ninguna empresa que participe en la exploración actual de las Malvinas Argentinas.

¿Se asoció con los chinos para comprar la parte de British Petroleum en Pan American Energy?

Nosotros ya tenemos el 50 % de Pan American Energy. No tenemos ninguna intención de aprovecharnos de los problemas que tiene BP por la coyuntura internacional.

-¿Tiene interés de participar como accionistas de YPF?

Si. Lo podemos ver. YPF necesita una fuerte recapitalización.

¿Entonces no descarta hacer una oferta por el paquete accionario que Repsol dice vendará de YPF?

Si Repsol cumple con esos anuncios, entonces sí, seguro tendríamos interés en participar en YPF. Pero siempre con una estrategia petrolera internacional.

-Si controlaran parte del paquete accionario de YPF: ¿le gustaría ser su Presidente?

Si, me gustaría. Yo no tendría ningún problema en presidir YPF. Pero lo importante es gestar los negocios. YPF es un símbolo, que perdió consolidación. Pero tiene todos los elementos para volver a reencontrarse y crecer. Yo trabajaría encantado en ese proyecto.

-La producción de petróleo y gas y las reservas están en caída. ¿Fracasó la política del actual gobierno?

El gobierno quiere regular e intervenir. Eso afecta al conjunto de las empresas. Yo si fuera Gobierno sería menos regulador y más abierto a la competencia.

-¿Sólo por eso cae la actividad?

Nosotros nos ajustamos a ese marco que fijó el gobierno y nuestra empresa aumentó la producción de petróleo un 48 % y las reservas un 62 %. Pero el resto de las compañías bajaron su actividad y bajó la producción.

-¿Pero por qué las empresas reaccionan así?

Hay una penalización a la producción de hidrocarburos y eso es una equivocación oficial. Las empresas reaccionaron mal frente a la regulación del gobierno.

-Hay un clima político enrarecido, ¿Cómo afecta los negocios?

Yo veo a la Argentina desde afuera. Y mi visión es que tiene un fenomenal potencial. Pero no termina de aprovecharlo.

-¿El problema es más político que económico?

Sin duda. Tan pronto como se aclare el tema político el tema económico volverá a desarrollarse. El problema no es sólo de este Gobierno, porque tenemos una crisis política de muchos años, que no se soluciona y eso impide que aprovechemos la excelente coyuntura internacional. El problema involucra al gobierno y a la oposición. No puede haber un buen gobierno, si no hay una buena oposición que tenga un programa alternativo.

Clarín

El titular de Bridas busca quedarse con YPF

Así lo afirmó el argentino Carlos Bulgheroni, quien hace una semana realizó la mayor transacción privada de la Argentina al venderle la mitad de su empresa Bridas en 3.100 millones de dólares a la poderosa petrolera China Nacional Offshore Oil Corporation (CNOOP).

Buenos Aires – El titular de la petrolera Bridas, Carlos Bulgheroni, aseguró hoy que pretende comprarle acciones a la compañía española Repsol y asumir como presidente de YPF.

Así lo afirmó el empresario que hace una semana realizó la mayor transacción privada de la Argentina al venderle la mitad de su empresa Bridas en 3.100 millones de dólares a la poderosa petrolera China Nacional Offshore Oil Corporation (CNOOP).

Según dijo a un matutino porteño, al asociarse con CNOOP, Bridas se convirtió en la empresa petrolera más importante del país y destacó que viene invirtiendo fuerte, con 4.000 millones de dólares en Pan American Energy, en los últimos cuatro años.

Dijo que su acercamiento a los chinos, acerca a la Argentina a una sociedad estratégica con ese país asiático, pero advirtió que los chinos “no entienden los cambios pendulares y las modificaciones constantes en las reglas de juego”.

Bridas posee el cuarto yacimiento más importante del mundo en Turkmenistán, un país en Asia Central que limita con Kazajistán, Uzbekistán, Irán, Afganistán y el Mar Caspio.

El empresario descartó una posible desnacionalización de Bridas al asegurar que la idea no es “poner la plata en el bolsillo sino una asociación para seguir invirtiendo”.

Los 3.100 millones de dólares que cobramos, se van a utilizar para reinvertir en la Argentina y en el exterior, porque CNOOP tiene un compromiso para invertir con Bridas, dijo Bulgheroni.

En esa línea, la nueva sociedad planea explorar y recuperar la producción en pozos ya existentes en el territorio nacional además de participar en nuevas zonas en el Mar Argentino.

Además, según Bulgheroni, en el Golfo de San Jorge la compañía va a encontrar producción comercial, mientras que Bridas no tiene participación en ninguna empresa que participe en la exploración actual de las Malvinas Argentinas.

Bulgheroni planea además intentar una incursión en YPF, porque según dijo esa empresa petroleroa otrora propiedad del Estado argentino “necesita una fuerte recapitalización”.

Repsol anunció en 2009 que pretende vender parte del 85 por ciento de las acciones de YPF con las que cuenta, porque lo que Bulgheroni aseguró que si esa firma cumple con esos anuncios, entonces Bridas tendrá interés en participar en YPF.

“Yo no tendría ningún problema en presidir YPF. Me gustaría. Pero lo importante es gestar los negocios. YPF es un símbolo, que perdió consolidación. Pero tiene todos los elementos para volver a reencontrarse y crecer. Yo trabajaría encantado en ese proyecto”, afirmó el empresario.

Por otra parte, sostuvo que el Gobierno quiere regular e intervenir el mercado de gas y petróleo y “eso afecta al conjunto de las empresas”.

“Yo si fuera Gobierno sería menos regulador y más abierto a la competencia”, dijo. (NA).-

La Mañana Neuquén