Ecuador: Correa y las petroleras

La puja entre gobierno y petroleras extranjeras continúa en Ecuador. El presidente, Rafael Correa, aseguró este fin de semana que presentará una ley ante el Congreso para expropiar los campos petroleros de las empresas que se nieguen a firmar los nuevos contratos de prestación de servicios con el gobierno. “He dicho que se me agotó la paciencia sobre esto. Están jugando con nosotros las petroleras”, afirmó el presidente sobre la situación de aquellas multinacionales que siguen dilatando la firma del nuevo modelo de contratación dispuesto a fines del 2009.

“Estamos mandando una ley a la Asamblea (Legislativa), que me dé facilidades para expropiar los campos petroleros en caso de que estas empresas no quieran firmar los nuevos contratos”, aseguró el presidente en su informe semanal. “Cada día que pasa son millones de dólares que entran a las arcas de esas empresas, cuando deberían entrar a las arcas del Estado ecuatoriano”, enfatizó.

En diciembre de 2009, el gobierno ecuatoriano presentó a las compañías un nuevo convenio de contratación en reemplazo del anterior régimen de participación que permitía a las empresas extractoras de crudo quedarse con un alto porcentaje del petróleo extraído. Según la nueva legislación, el Estado es ahora dueño del 100 por ciento del crudo extraído y sólo contrata a las empresas para que realicen la extracción, pagando por sus servicios.

“No es correcta (la estrategia del gobierno), es violatoria, es expropiación”, dijo ayer el ex secretario de la OPEP y ex ministro de Petróleo de Ecuador, René Ortiz. “La intención gubernamental desencadenaría más arbitrajes contra el país y creará un ambiente no creíble y de desconfianza entre los inversionistas”, agregó el empresario.

Desde su llegada al poder en 2007, Correa pelea por que la explotación del crudo vuelva a manos del Estado. Un negocio multimillonario aún en manos de empresas privadas, que en tan sólo el 2009 dejo más de 6000 millones de dólares en ganancias.

Página/12

Correa propone ley de expropiación petrolera

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, propuso este sábado una ley que facilitaría la expropiación de campos petroleros a empresas extranjeras que no cambien sus contratos de participación por convenios de prestación de servicios.

El mandatario señaló en su informe semanal de labores que enviará el proyecto de ley a la Asamblea Nacional.

“He dicho que ya se me agotó la paciencia sobre esto, están jugando con nosotros las petroleras”, señaló Correa, según la agencia Efe.

“En las futuras semanas va a haber acciones muy importantes. Estamos mandando una ley a la Asamblea, que me dé facilidades para expropiar los campos petroleros en caso de que estas petroleras no quieran firmar los nuevos contratos de prestación de servicios”, agregó.

Lea también: clic Ecuador renegocia contratos petroleros

Multinacionales

La lista de empresas petroleras extranjeras con operaciones en Ecuador incluye a la española Repsol, la china CNOOC, la brasileña Petrobrás y la italiana Eni.

El nuevo modelo de contratos “reemplazaría al actual contrato de participación entre las compañías y el Estado, en el cual la empresa que extrae el petróleo se queda con parte del crudo extraído, llegando en algunos casos a poseer hasta un 80% de la producción”, según el colaborador de BBC Mundo en Ecuador, Paúl Mena Erazo.

Correa ha mantenido una relación tirante con esas multinacionales mientras también intenta lograr apoyo internacional para el proyecto ambiental Yasuní, una iniciativa que persigue dejar sin explotar unos 850 millones de barriles de crudo a cambio de un aporte de unos US$3.000 en aportes.

“A ello, el gobierno ecuatoriano espera sumar contribuciones por parte de los países árabes y otras naciones de la región”, según Mena Erazo.

BBC