Advierten drástica caída de la producción petrolera

En doce años la baja fue de 18 a 8 millones de m3. Hay también una reducción en las reservas gasíferas.

Integrantes del grupo Moreno –que reclama la recuperación de la empresa YPF para el Estado argentino– advirtieron sobre las consecuencias de la “drástica” caída de la producción hidrocarburífera en nuestro país y entre otros puntos remarcaron que la máxima producción petrolera de Neuquén se alcanzó en 1998 con 18 millones de metros cúbicos anuales contra los ocho millones que se lograron en 2009 en el mismo período.

“La extrema gravedad del tema energético, en particular para Neuquén, está siendo mantenido oculto por el poder relacionado a este negocio, pero lo que no pueden ocultar ni controlar es la evolución de los hechos, esto es el agotamiento de las reservas y la drástica caída de la producción de gas y petróleo”, indicaron profesionales de Moreno y del Movimiento Recuperación del Petróleo.

En esa línea agregaron que “el Estado no puede seguir aumentando indefinidamente el precio del petróleo y el gas para compensarle por un lado a las empresas la caída de la producción y por el otro mantener las regalías a la provincia, como han venido haciendo”, reclamaron a través de un documento que elaboraron Guillermo Sánchez, Mario Cambio y Santiago Benotti.

“En 1998 –explicaron– se extrajeron 18 millones de metros cúbicos y el crudo estaba a 12 dólares el barril. La producción cayó a 8 millones en 2009. Ahora se paga a las petroleras más de 50 dólares el barril. Producen menos de la mitad pero ganan más”.

Para el ingeniero Sánchez “esta tendencia no puede sostenerse mucho más porque los yacimientos se agotan y toda nuestra economía se encarece, combustibles, energía, no sólo por el aumento del precio interno sino además por la creciente importación de hidrocarburos y, peor aún, de productos elaborados”.

Con respecto al gas, Benotti y Cambio indicaron que la caída de comenzó recién en el 2004 pero es más drástica que la del petróleo, debido al gran aumento del consumo y los altos volúmenes exportados.

Las reservas pasaron de 400 mil millones de metros cúbicos a 140.000 millones de metros cúbicos actuales.

“Si tuviésemos que definir lo que pasó con la industria petrolera en estos últimos 20 años con una sola palabra sería: vaciamiento. Aunque la política se inicia varios años antes, a partir del año 1990 comienza, y continúa hoy, un drástico vaciamiento de los recursos de gas y petróleo. Así se verá en perspectiva histórica”, enfatizaron.

Para justificar porqué lo definen como un vaciamiento, indicaron que “los yacimientos que siguen en explotación son los mismos que descubrió YPF antes de la privatización, se han extraído de ellos un gran volumen (5000 millones de barriles de petróleo en todo el país y otro tanto equivalente de gas) se ha exportado una proporción importante de lo extraído y la mayor parte de esa renta también se exportó, no queda testimonio en la región de tanta riqueza extraída”.

Para los integrantes del grupo Moreno “los más débiles son los que viven las consecuencias más duras. Ya fueron alcanzados por el achicamiento del sector, entre 2 y 3 mil trabajadores despedidos”.

Reclaman la reestatización

“Para obtener una solución de fondo a esta crisis, priorizando los intereses de la sociedad, es ineludible que el Estado tenga la voluntad de recuperar el control de este recurso estratégico, su renta, reinvierta en la actividad para reactivarla y se comiencen a desarrollar otras fuentes de ingreso para la provincia y su población”, reclamaron los miembros del grupo Moreno.

Para ellos, esa alternativa no es otra cosa que “lo que supimos hacer entre 1920 y 1990, lo que hacen Brasil, Venezuela, México, Bolivia y tantos otros países. Más del 80% de las reservas del mundo son controladas por compañías estatales”, dijeron.

En ese marco advirtieron que “los yacimientos de petróleo y gas son de los argentinos aunque ahora estén concesionados. Los trabajadores, técnicos y operarios, que los descubrieron, desarrollaron y los operan también son criollos, hasta nivel gerencial”, remarcaron.

Diario Río Negro