Eskenazi elogió el modelo y criticó a los que auguran "cataclismos"

El vicepresidente de YPF se quejó de los “gurúes patéticos”; recuerdo de Néstor Kirchner

El vicepresidente de YPF, Enrique Eskenazi, se quejó ayer de los “gurúes patéticos” que desde hace tiempo “auguran cataclismos que no ocurren” en la economía nacional. El directivo defendió enfáticamente el modelo de crecimiento económico y consideró que “tiene para décadas”, teniendo en cuenta el actual contexto internacional.

Además, destacó la figura del ex presidente Néstor Kirchner y dijo que su muerte “es una pérdida para toda la sociedad”.

Lo hizo durante un discurso para dejar inaugurado el Museo Interactivo del Petróleo y del Medio Ambiente, en la refinería que la firma posee en Ensenada, donde ayer sesionó la plana mayor de la compañía, incluido su presidente, el español Antonio Brufau.

“Mientras venía para acá, leía un informe de un diario económico de hoy [por ayer] que empezaba a hablar de lo terrible que va a ocurrir. Tenemos un virus en la Argentina, un virus del pesimismo guiado por estos gurúes patéticos que pronostican un desastre en la Argentina, que finalmente nunca ocurre”, dijo Eskenazi, que la semana pasada, al asistir, en la Casa Rosada, al velatorio de Kirchner ya había destacado la figura del ex mandatario.

Y prosiguió: “No quieren escuchar la verdad de la realidad de los últimos seis años en que el país se ubicó en el segundo o tercer lugar en crecimiento en el mundo”.

Lo escuchaban, entre otros, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, funcionarios provinciales y los intendentes de la región, Mario Secco (Ensenada), Enrique Slezack (Berisso) y Pablo Bruera (La Plata).

El directivo también parafraseó a José Ingenieros, al sostener: “Los pueblos débiles miran al pasado y los fuertes, hacia el futuro. Yo creo que ha llegado la hora de que los argentinos en este nuevo paradigma internacional que nos da tranquilidad económica y financiera por décadas en el desarrollo de tres columnas vertebrales a lo largo de las que están todas las industrias”.

En tal sentido, se explayó: “En primer lugar, está la parte agropecuaria, una de las más eficientes, para no decir la más eficiente de la Argentina y una de las más eficientes a nivel internacional; luego la parte minera, que nos permite asegurar que en los próximos 35 o 40 años la Argentina tendrá la moneda extranjera necesaria para mantener el desarrollo de nuestras industrias; luego, como muy importante, como columna central de las tres columnas, está la energía, e YPF es el símbolo de la energía en la República Argentina”, concluyó.

A su turno, Brufau pidió al gobernador Scioli que hiciera llegar el pésame y el sentimiento de todo el pueblo español a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Sabemos lo importante que ha sido el presidente Kirchner para este país”, señaló.

En tanto, Scioli agradeció las palabras de Eskenazi y subrayó la “demostración de confianza en el presente y en el futuro de la Argentina expresado a través de las millonarias inversiones que se ven directa o indirectamente en nuestra vida cotidiana”.

La iniciativa del museo inaugurado ayer fue impulsada por la Fundación YPF y forma parte de un programa educativo orientado a fomentar el interés de alumnos secundarios en carreras técnicas e industriales. La firma estimó, en un comunicado, que cada año unos 35.000 alumnos visitarán el museo.
Cambio en el nombre de una nafta

Desde hoy, la mejor y más cara variedad de la nafta YPF dejará de llamarse Fangio y pasará a denominarse Premium. El cambio de marca, que comenzó a implementarse en todas las cartelerías y surtidores de las más de 1600 estaciones de servicio YPF de todo el país, no implica una modificación en la fórmula de composición del combustible de mayor octanaje de la compañía. Las naftas de la petrolera se llamarán ahora Normal, Súper y Premium. El objetivo, según YPF, es “acompañar la modernización de imagen”. La fórmula Premium permite obtener una combustión más limpia, libre de depósitos y menores emisiones.

La Nación