Costa Rica: Aprobada la ley que prohíbe exploración y explotación de minería metálica a cielo abierto

Por Mauricio Álvarez Mora. Después de una agresiva campaña de meses y meses, con una inversión de más de 7 millones de dólares, donde nos insistían en que todo lo que usamos “es minado”, la minera Industria Infinito no logro convencer ni a un solo diputado de la República quienes votaron unánimemente por definitivamente desterrar esta actividad del país.

La ley que busca prohibir el otorgamiento de permisos y concesiones para exploración y explotación de minería metálica a cielo abierto en el territorio nacional, así como el uso de sustancias tóxicas como el cianuro y el mercurio en la actividad minera, (expediente 15948), cerrando de una vez por todas el “portillo” legal a la minería en Costa Rica.

Se quedaron “sin muletas ni padrinos.” Nadie se las creyó y hoy están más solos que nunca. En un verdadero ayuno político! Mientras en el juicio que se desarrolla para determinar la legalidad de la concesión todos los días destapa más sorpresas… expedientes perdidos, caminos fantasmas… irregularidades por doquier! De caer esta concesión en los tribunales contencioso-administrativos, la transnacional minera no podrá obtener una nueva concesión.

Con este paso queda claro que el país ya escogió y que la minera perdió. Somos con esta decisión un paso más libres y sustentables. Un ejemplo para nuestros hijos y las futuras generaciones. Pero sobre todo para inspirar a muchas comunidades y países en el mundo para seguir este ejemplo.

Nos acercamos más a tomar decisiones visionarias como lo hizo este mismo año el Parlamento Europeo, quien aprobó una ley para prohibir el uso de las tecnologías mineras a base de cianuro por ser altamente tóxicas, por los riesgos de contaminación del agua y porque “puede tener un impacto catastrófico e irreversible en la salud humana y el ambiente.” (Resolución B7-0240/2010 5-5-10, Parlamento Europeo)

La utilización de cianuro en la minería se prohibió por decreto en Alemania desde el 2002 y por la Ley de minas nº 48/1993 en Hungría de 2009 por el impacto ambiental, en la salud y por los más de 30 accidentes en 25 años relacionados con el vertido de cianuro que según la resolución del Parlamento Europea son inevitables.

Hoy estamos un paso más allá, puesto la Comisión de la Unión Europea rechazó la resolución del parlamento basando sólo en el tema del empleo y no en aspectos ambientales de fondo, pues sólo esperamos de la firma oficial de la ley que es un compromiso de campaña del gobierno actual.

Ahora deberíamos vigilar que no pase lo mismo que Europa y que nos salga una Laur/Arias con una sorpresa!!! Que siga ayunando la minera sola, ya se acerca su juicio final y su condena eterna… por que la minería se quedó sin amigos ni amigas en Costa Rica.

OCMAL
www.conflictosmineros.net

Ecoportal