Por US$ 7059 millones, Bridas toma el control total de PAE

La empresa de los Bulgheroni y de la china Cnooc le compró el 60% a British Petroleum, que deja el país

Francisco Olivera
LA NACION

Carlos Bulgheroni se encamina a ser el petrolero N° 1 de la Argentina en los próximos años. Ese anhelo personal, siempre intuido por quienes lo frecuentan en esta industria, quedó más cerca tras conocerse ayer la operación más importante en la vida del empresario: la firma Bridas Corporation, que preside, le compró a British Petroleum el 60% del paquete accionario de Pan American Energy en US$ 7059 millones, con lo que se convertirá en la única dueña de la petrolera que opera Cerro Dragón, el yacimiento con más futuro del país.

Bridas Energy Holdings pertenece en partes iguales, desde marzo, a los Bulgheroni y a la petrolera china Cnooc International Limited. Ambas informaron ayer la compra del 60% que tenía en Pan American Energy la firma British Petroleum, que retira entonces todas sus operaciones de la Argentina. Vapuleados en los últimos tiempos tras el derrame en el Golfo de México -un siniestro que les costó, hasta ahora, unos 40.000 millones de dólares-, los británicos intentan pagar esas multas desprendiéndose de activos en todo el mundo.

“Este acuerdo es una muestra clara de la confianza que Cnooc y Bridas tienen en el sector de la energía en la Argentina y su potencial de crecimiento”, dijo Bulgheroni en un comunicado. Para sus pares se trata, además de la operación más grande en la historia encarada por un petrolero nacional, de una señal de alerta en un país que ha perdido su condición de exportador neto de crudo gracias a la escasez de exploración, la asfixia del Estado a través de retenciones a la exportación y la madurez de los yacimientos de hidrocarburos: los Bulgheroni no son gente acostumbrada a malgastar inversiones.

Tal vez, una frase de Juan José Aranguren, presidente de Shell, pueda explicarlo más cabalmente: “Que ellos compren significa, entre otras cosas, que esperan que los precios del crudo, y en consecuencia los de los combustibles, suban más temprano que tarde a pesar de Mario Guillermo Moreno”, dijo ayer a La Nacion el ejecutivo.

Daniel Montamat, economista y ex presidente de YPF, lo celebró en el mismo sentido: “Bienvenidos los chinos. Pero que sigan los Bulgheroni es un compromiso con la geología argentina. Si hubiera sido sólo Cnooc el que compraba, habríamos tenido que esperar un largo tiempo de adaptación hasta que tuvieran el know how . Probablemente, ya estarían ordeñando la vaca, pero sin exploración de riesgo. La permanencia del socio argentino aumenta las posibilidades de una apuesta por la Argentina. Los Bulgheroni son de apuestas a largo plazo. Deben estar viendo un panorama mundial con precios favorables y un país con mayor certidumbre hacia el futuro, tal vez, con señales de precios”.

El acuerdo excluye, por cuestiones legales, los activos que Pan American Energy tiene en Bolivia: un 25% de participación en el consorcio Margarita y el reclamo en el Ciadi por la confiscación del 51% en la firma mixta Chaco. Pero supone una capitalización de unos US$ 4940 millones de Cnooc y Bridas -2470 millones cada una- por el 70% de la adquisición, y el otro 30% -2120 millones- a través de préstamos o fondeos adicionales.

El contexto internacional fue decisivo en la iniciativa. Bridas aprovechó, por empezar, los precios de una corporación que vende apurada para financiar costos millonarios. British Petroleum anunció ya sus intenciones de desprenderse de activos por US$ 30.000 millones hasta 2011.

El otro aspecto relevante que tuvo esta inversión, y en el que coinciden varios empresarios, es que los activos europeos no bajaron con la crisis en la misma dimensión en que pensaba esta industria. “Bridas hizo lo que hay que hacer: comprar cuando y donde está barato”, dijo un empresario que conoce a los Bulgheroni desde hace años y que había anticipado a este diario movimientos de este tipo en marzo, cuando Bridas incorporó como socios a los chinos. “El anda con 3100 millones de dólares en el bolsillo y no es rentista: con algo va a sorprender”, había dicho.

Pan American Energy aporta el 18% del gas y el petróleo que se producen en el país. Todavía está por debajo de YPF, pero explota cuencas menos desgastadas. “El acuerdo nos permitirá seguir consolidando los programas de exploración y producción de hidrocarburos”, dijo Alejandro Bulgheroni, hermano de Carlos y presidente de la compañía.

La euforia por la compra, sumada a la eventual mejora de perspectivas que se percibe desde hace un mes no sólo en el sector energético, obligó ayer a volver sobre rumores que, en estos días, sobrevolaban el mercado argentino: indicaban que esta empresa compraría la filial de Esso en el país, en venta desde hace algunos meses, en una operación que sería anunciada a fines de mes. Mario Calafell Loza, director de Relaciones Institucionales de Pan American Energy, negó esa posibilidad ante La Nacion: “En ninguna área de esta compañía se está tratando esa compra. Y tampoco creo que los Bulgheroni, después de semejante acuerdo firmado, se aboquen por un tiempo a proyectos semejantes”.

La Nación

_____

Expectativa e interrogantes

Jorge Lapeña
Para LA NACION

La operación por la que Bridas Corporation (cuya propiedad comparten por mitades la empresa de la familia Bulgheroni y la china Cnooc) le compró a British Petroleum (BP) el 60% que ésta poseía en Pan American Energy (PAE) merece algunas consideraciones.

Si bien no lo han informado las partes, es posible que la salida de BP sea resultado directo de la reconversión forzada de este grupo luego del desastre ecológico del Golfo de México de este año. Visto así, BP vende su parte para recibir fondos frescos que aplicará a otra parte del negocio. Se trata de un cambio de la tenencia del paquete accionario; sale un gran jugador como BP y su parte es absorbida por el hasta ahora socio minoritario (Bridas), pero debe aclararse que éste, a su vez, ya no es una empresa argentina, como lo fue históricamente, sino un holding conformado por la antigua Bridas y la china Cnooc. Resultado: se va un extranjero y entra otro extranjero, lo que descarta claramente la idea de una nacionalización.

El monto de la transacción señala que el valor de la compañía se ubicaría en torno a los US$ 11.000 millones. La operación está entonces dentro de las ventas petroleras más importantes que se han realizado en la Argentina en toda su historia; incluso, comparada con la venta de YPF y de Gas del Estado.

Una primera reflexión la deberán hacer los chubutenses, que hace muy poco otorgaron una prórroga de la concesión del yacimiento Cerro Dragón (uno de los principales activos de PAE) que ha superado los plazos previstos en la ley de hidrocarburos en vigor, que establece prórrogas de diez años como máximo. Habrá que ver cuánto habría sido el valor de la compañía hoy sin esa renegociación, y luego analizar si los beneficios otorgados a la provincia en ese acuerdo compensan las diferencias de precio. O sea, determinar ahora si esa renegociación fue buena o mala para los intereses provinciales. Esto debe llevar a las provincias que todavía estén a tiempo a reexaminar sus políticas de renegociación de los contratos en sus respectivos territorios, que la mayoría de las veces se realiza sin seguir políticas claras.

La segunda cuestión relevante es preguntarnos qué cambia con la salida de BP y la entrada de Cnooc. Esta pregunta aún no tiene respuesta; no conocemos el plan de negocios de esta empresa y tampoco le conocemos su performance regional como para pensar que se trate de un actor cuya entrada pueda traducirse en inversiones de riesgo en exploración en áreas no tradicionales, sobre todo en la plataforma continental, que en conjunto con aquéllas representan el 97% de las cuencas sedimentarias que aún están inexploradas en el país y que es lo que realmente se necesita para revertir la caída productiva en materia de hidrocarburos, que ha comenzado en 1998 y que el gobierno actual no logra revertir.

Digamos finalmente que la entrada de un nuevo jugador es un hecho que abre expectativas e interrogantes. Cnooc es una empresa de un país con economía energética complementaria de la nuestra, donde la planificación estratégica juega un rol fundamental. Será una experiencia valiosa conocer los puntos de vista de esta empresa en forma directa para poder apreciar la trascendencia estratégica de esta operación.

El autor fue secretario de Energía y presidente del Instituto General Mosconi

La Nación

_____

Una consecuencia del derrame

Los hermanos Bulgheroni y sus socios chinos controlarán el ciento por ciento de Pan American Energy, la principal exportadora de crudo del país. British se retira porque vende activos para afrontar los costos del desastre ambiental del Golfo de México

Fernando Krakowiak

Bridas Corporation anunció ayer que pasará a controlar el ciento por ciento de Pan American Energy (PAE), la principal exportadora y segunda productora de petróleo del país. La sociedad integrada en partes iguales por Bridas Energy, propiedad de los hermanos Carlos y Alejandro Bulgheroni, y la empresa estatal China National Oil Offshore Corporation (Cnooc), poseía el 40 por ciento de PAE y ahora le adquirió el 60 por ciento restante a British Petroleum por 7059 millones de dólares. Los británicos informaron que se desprenden de los activos para “asumir las importantes responsabilidades financieras creadas por el drama del Golfo de México”, donde la rotura de uno de sus pozos petrolíferos provocó la mayor tragedia ecológica de la historia de Estados Unidos.

Carlos Bulgheroni, presidente de Bridas Corp., y James Helbig, vicepresidente de Negocios de BP para Asia Pacífico, firmaron el acuerdo ayer al mediodía en Hong Kong. “Esto es una muestra clara de la confianza que Cnooc y Bridas tienen en el sector de la energía en la Argentina y en su potencial de crecimiento”, aseguró el empresario argentino.

Los hermanos Bulgheroni se asociaron con Cnooc el 13 de marzo de este año. Hasta entonces la totalidad de Bridas Corp. era controlada por Bridas Energy, pero los chinos pusieron 3100 millones de dólares para quedarse con el 50 por ciento de esa firma y pasar a compartir junto a los Bulgheroni el lugar de socios minoritarios de BP en PAE. Luego comenzaron los rumores sobre una posible retirada de los británicos, debido a los problemas financieros que estaban enfrentando a raíz de lo ocurrido en Estados Unidos.

El 20 de abril explotó la plataforma petrolífera Deepwater Horizon de BP en el Golfo de México. El accidente y el posterior hundimiento de la estructura, a los dos días, provocó el derrame de 4,9 millones de barriles de crudo (780 millones de litros), porque BP recién pudo colocar una tapa especial en el pozo el 15 de julio, casi tres meses después, y el sellado definitivo se concretó el 19 de septiembre.

Para afrontar los costos ambientales que provocó el desastre, la empresa se comprometió a ceder unos 30 mil millones de dólares en activos antes de fines de 2011 y la venta de su participación en PAE se inscribe dentro de esa estrategia. “Este acuerdo muestra de nuevo la gran calidad y el atractivo de activos propiedad de BP a nivel mundial, así como su capacidad de asumir las importantes responsabilidades financieras creadas por el drama del Golfo de México”, subrayó ayer a través de un comunicado Bob Dudley, el presidente ejecutivo del grupo.

Esta operación, que requerirá las correspondientes aprobaciones regulatorias y terminaría de concretarse recién a mediados del año próximo, es una muestra más de la capacidad de adaptación y crecimiento que demostró tener la familia Bulgheroni en el sector petrolero.

Carlos y Alejandro son nietos de un inmigrante italiano que recaló en Santa Fe en la década del ’30, donde montó un almacén de ramos generales. En la década del ’40, la familia se insertó en el negocio petrolero y comenzó a venderle bridas (anillos para unir tubos) a la estatal YPF. Ese fue el primer negocio importante y de allí surgió el nombre de la compañía, que en los años siguientes sería comandada por Alejandro Angel Bulgheroni, padre de los dos jóvenes que en 1985 heredarían la firma.

El grupo se consolidó como proveedor estatal, siendo parte de la “patria contratista”, y expandió sus negocios a otros sectores de la economía, como servicios financieros, pesca y transporte. Este lugar privilegiado se debió a la notable capacidad de lobby de Carlos Bulgheroni, quien supo tejer fuertes vínculos con los militares de la última dictadura, luego con el ex presidente radical Raúl Alfonsín, ya como parte de los “capitanes de la industria”, y después con Carlos Menem, a quien le financió parte de su primera campaña presidencial, lo que le garantizó una línea directa que después supo conservar.

En este último período fue cuando se quedó con varias áreas de explotación de la desguazada YPF y comenzó su expansión internacional en Turkmenistán, Afganistán y varios países de la ex Unión Soviética. En septiembre de 1997 dio otro paso importante al asociarse con la estadounidense Amoco para crear PAE. Amoco sería adquirida años después por BP, pero Bulgheroni se las ingenió para permanecer como socio minoritario, hasta ahora. Su hermano Alejandro –chairman de PAE, quien ayer afirmó que el acuerdo le permitirá a la compañía “seguir consolidando sus programas de exploración y producción”– no está ahí sólo haciendo valer derechos familiares. Es ingeniero industrial con un master en Producción de petróleo en la Universidad de Austin. Un perfil técnico ideal que complementa la capacidad de lobby de Carlos.

Página/12

_____

Bridas controlará el 100% de Pan American Energy

La compañía Bridas Corporation, de capitales argentinos y chinos, anunció que adquirió el 60% de participación que British Petroleum (BP) poseía en Pan American Energy (PAE), por lo que controlará el 100% de esa firma energética

La empresa acordó pagar 7.059 millones de dólares para comprar a la otra firma su participación en PAE.

“Este acuerdo es una muestra clara de la confianza que tienen en el sector de la energía en Argentina y en su potencial de crecimiento”, aseguró Carlos Bulgheroni, presidente de la empresa de capitales argentinos y chinos.

De la operación quedó excluida a la compañía PAE E&P Bolivia Limited, que controla la participación en los activos operativos en Bolivia.

El acuerdo aún requiere de las presentaciones y aprobaciones regulatorias.

Bridas Corporation es un joint venture que, desde marzo de 2010, integran en partes iguales Bridas Energy Holdings Limited y CNOOC International Limited.

La compañía y sus predecesoras reúnen más de medio siglo ligadas a la industria petrolera, primero como empresa proveedora de servicios de reparación, completación y perforación de pozos y, luego como productora de petróleo y gas natural.

La firma se especializa en la exploración, desarrollo y producción de reservas de petróleo y gas natural, el transporte y comercialización de petróleo, gas y derivados, el almacenamiento, tratamiento, procesamiento y distribución de gas natural y la generación de energía eléctrica.

Pan American Energy (PAE) es una empresa de exploración y producción de hidrocarburos, que actualmente desarrolla actividades en el Cono Sur de América.

En la última década, PAE se consolidó como la segunda productora de petróleo y gas natural de la Argentina, aportando en promedio el 18 por ciento del petróleo y el gas natural que se producen en el país.

Ámbito.com