Europa bloqueará la compra de petróleo a Irán

La medida gradual busca que ese país deje plan nuclear.Teherán minimizó impacto de las nuevas sanciones.

BRUSELAS (AFP/Télam) – Los países de la Unión Europea (UE) impusieron ayer un embargo petrolero sin precedentes contra Irán, además de congelar los activos del Banco Central, para obligar a ese país a frenar su controvertido programa nuclear.

Pero para mitigar las consecuencias de la medida en países europeos dependientes del crudo iraní, como España o Grecia, muy amenazados por la crisis de deuda, los ministros de Relaciones Exteriores de los 27 países de la UE acordaron que el embargo entrará en vigor completamente a partir del 1 de julio.

Los mandatarios de Alemania, Francia y Gran Bretaña, Angela Merkel, Nicolas Sarkozy y David Cameron respectivamente, se sumaron a la presión pidiendo a Teherán la suspensión “inmediata” de las “actividades nucleares sensibles”.

El bloque considera que Irán busca producir una bomba atómica, mientras Teherán asegura que su plan es para uso civil.

Al respecto, responsables iraníes minimizaron el impacto del embargo, afirmando que sólo contribuirá a subir los precios del crudo. “Actualmente, Irán puede vender su petróleo a cualquier país. Con las sanciones, el precio del petróleo va a aumentar”, afirmó Ali Adiani, de la Comisión de Energía del Parlamento.

Los precios del crudo subieron con fuerza tras la decisión europea. En el New York Mercantile Exchange, el barril de “light sweet crude” (WTI) para la misma entrega en marzo ganó 1,25 dólares a 99,58 dólares.

El acuerdo prohíbe a los países europeos establecer nuevos contratos en el sector petrolero con Irán, segundo productor de la OPEP después de Arabia Saudita. Además será ilegal importar productos petroquímicos y exportar equipamiento y tecnología para ese sector, clave en la economía iraní. Los europeos prevén una fase de transición hasta el 1 de julio, para dar tiempo a sus socios más dependientes del crudo iraní, España, Italia y Grecia, a encontrar alternativas. Arabia Saudita reemplazaría al petróleo iraní.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, celebró la decisión de la UE que demuestra “una vez más la unidad de la comunidad internacional frente a la grave amenaza que representa el programa nuclear iraní”. En tanto, Rusia afirmó que el embargo impedirá que las cosas “avancen”. Moscú, al igual que China, aduce que más sanciones harán fracasar las nuevas negociaciones.

Río Negro