Edesur reportó pérdidas por $ 461 millones en 2011

La empresa eléctrica atribuyó la situación al “retraso tarifario”

La empresa Edesur reportó ayer una pérdida neta de 461 millones de pesos durante el ejercicio 2011 y la atribuyó al “retraso tarifario que provoca un desequilibrio entre ingresos y gastos operacionales”. El dato, difundido ayer por la distribuidora en un comunicado, se conoció pocos días después de que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, cuestionó a Central Costanera (también controlada por el grupo Endesa) por informar públicamente sus pérdidas.

Edesur destacó que sus inversiones ascendieron en 2011 a $ 680 millones, “superando en un 52% las del año anterior”. Y recordó que ya en 2010 había registrado una pérdida neta de $ 53 millones.

“Las pérdidas registradas a lo largo de los últimos años se originan en el progresivo deterioro de la ecuación ingresos y gastos operacionales de la compañía”, afirmó la empresa, que abastece de luz a más de 2,3 millones de clientes en el sur de la Capital Federal y 12 partidos del Gran Buenos Aires. Y señaló que “el último reconocimiento parcial de mayores costos se registró en el año 2008”. “En consecuencia, resulta evidente que el margen de distribución percibido por la compañía a través de la tarifa es claramente insuficiente para recomponer la condición económico-financiera del negocio, atendido el continuo incremento verificado en los costos operativos”, añadió. El resultado operativo arrojó una pérdida de $ 410 millones (en 2010 había sido de $ 70 millones).

La situación de Edesur es similar a la de otras distribuidoras de jurisdicción nacional, pero no a la de aquellas compañías que responden a regulaciones provinciales. En 2010, Edenor había perdido $ 74 millones y Edelap (que hace poco pasó a depender de la provincia), $ 89 millones. En cambio, EDEA (centro y este bonaerense) y Edemsa (de Mendoza) registraron ganancias netas por 37,5 millones y 19,1 millones, respectivamente.

La semana pasada, Endesa Costanera, la mayor generadora térmica del país, anunció ayer que durante 2011 registró pérdidas netas por $ 170,7 millones. Y también atribuyó el resultado a “la insuficiente remuneración de la energía generada cuyo precio no refleja los aumentos de costos experimentados”.

El ministro De Vido le recordó “las fabulosas ganancias que obtuvo en los últimos 20 años” y dijo que la difusión de resultados negativos era “una operación mediática” destinada a evitar avances en el proceso de revisión de costos.

A comienzos de 2011, luego de una serie de cortes de luz, De Vido había amenazado con quitarle la concesión a Edesur. La tensión se aquietó cuando el CEO de la española Endesa (propiedad del grupo italiano Enel), Andrea Brentan, se reunió con las autoridades locales y se comprometió a invertir $ 550 millones durante 2011. No obstante, De Vido le aplicó multas por $ 64 millones, muy por encima de los valores que debieron pagar Edenor y Edelap.

DEJÓ SU CARGO EL CEO DE EDENOR

Renunció ayer Alejandro Mac Farlane, CEO de la eléctrica Edenor, y ahora se hará cargo de Edelap, con actividad en la provincia de Buenos Aires. Fue uno de los aludidos por la Presidenta el día en que cuestionó el nivel salarial de los ejecutivos, según interpretaron muchos empresarios.

La Nación