La energía es un derecho colectivo de los pueblos

La explotación hidrocarburífera está mayoritariamente concentrada en una industria no sólo extranjerizada sino que además avanza sobre promesas de generar trabajo, progreso y crecimiento económico. Esta industria genera impactos sociales,  ambientales y culturales que deben tenerse en cuenta. (Nota con AUDIOS) 

(Red Eco) Argentina- EL Observatorio Petrolero Sur (OPSur) acaba de sacar un libro que corona los primeros cuatro años de su historia. “Zonas de sacrificio: impacto de la industria hidrocarburífera en Salta y Norpatagonia” también el trabajo de campo de esos años que dan cuenta del desplazamiento de la frontera petrolera y cómo viven los pobladores con un pozo petrolero a su lado. También aborda el poder que han tenido las empresas petroleras en estas regiones del país para ir generando las condiciones necesarias para la explotación.  La recorrida abarca las provincias patagónicas de Neuquén, Río Negro, Chubut, la de Salta al norte del país y algunas zonas del  Parque Nacional Calilegua en Jujuy.
Diego di Risio es integrante de  OPSur y fue entrevistado por el programa Los Locos de Buenos Aires que se emite por FM La Tribu.
Además de comentar sobre el libro se explayó acerca de la concepción que debería tenerse sobre la energía, como un tema que trascienda el concepto de una variable económica: “Es un derecho de todos los ciudadanos, un derecho colectivo, es soberanía energética,  por tanto, un derecho de los pueblos a decidir su destino energético”
La explotación hidrocarburífera está mayoritariamente concentrada en una industria no sólo extranjerizada sino que además avanza sobre promesas de generar trabajo, progreso y crecimiento económico. Mas allá del debate sobre si genera o no rentabilidad  y quienes se apropian de la misma, esta industria genera impactos sociales,  ambientales y culturales que deben tenerse en cuenta.
La idea desarrollada por Di Risio es que hay que pensar  cómo desde la misma comunidad surge una propuesta de control energético, control social de la energía y no una imposición de una forma de energía. “Los pobladores viven sobre la boca del pozo y ellos no tienen luz pero además el agua y el aires se les contaminan”, reflexionó.
Lo que es importante es pensar si los hidrocarburos van a servir para una transición energética y para nuevas matrices energéticas diversificadas en cuanto a sus fuentes, opina.
Consultado respecto a la expropiación que el gobierno nacional realizó sobre el 51 por ciento de las acciones que tenía Repsol-YPF, opinó que es una muy buena decisión. Pero si bien marca una diferencia, se mantiene a grandes rasgos la matriz neoliberal de gestión y explotación de recursos tanto hidricarburíferos como mineros.
“La discusión es para qué se está extrayendo petróleo, quiénes son los que los que lo consumen y cómo reducimos ese consumo” ya que la mayoría se utiliza para transporte y energía.
No es lo mismo concebir estos servicios en el marco de una economía globalizada, que si comenzamos a pensarnos desde un desarrollo local donde haya fuentes alimenticias y bienes de uso cotidiano que surjan de las necesidades de la propia comunidad. “El uso del transporte y de la energías se reducirá muchísimo”, afirmó.
Di Risio manifestó la preocupación del Observatorio en cuanto a la designación de Miguel Matías Galuccio como nuevo presidente  de YPF  quien fue hasta hace poco presidente de la multinacional petrolera británica,  Schlumberger SA. Esta empresa, que fue denunciada penalmente en Argentina el año pasado por colaborar en las tareas de exploración petrolera británica en Malvinas, se especializa a nivel mundial en el desarrollo petrolero en los llamados yacimientos no convencionales.
La preocupación parte de cuál será la nueva perspectiva que se le dé a YPF. “Nos preocupan tres cosas, dijo: la explotación de yacimientos no convencionales, volverse expertos en campos maduros y la venta de servicios petroleros.”
Respecto a las dos primeras afirmó que tienen un costo ambiental altísimo lo cual es importante tenerlo en cuenta a la hora de plantearse cuál será la política energética argentina para los próximos años. “Lo que nos hubiese gustado es que YPF y la renta petrolera en sí, sean una herramienta  para la transformación de la matriz energética, hoy basada en los hidrocarburos”.
Tomando el tema de la explotación de yacimientos no convencionales como salida para la crisis y los déficits energéticos vuelve sobre el impacto ambiental que este tipo de desarrollo genera. Este sistema de explotación usa la técnica de fractura hidráulica, partiendo de la utilización de grandes cantidades de agua que se inyectan en el suelo y tóxicos contaminantes, en formaciones geológicas que no son esponjas sino duras. Recordamos que esta técnica que destruye las rocas está prohibida en Francia y en Bulgaria, además de las amplias moratorias establecidas para evitar su utilización en Sudáfrica, Australia y en EEUU (único país que tiene experiencia en este tema).
Consultado sobre las necesidades de financiamiento que tiene YPF para poder recuperarse del vaciamiento provocado por Repsol, Di Risio recuerda que dentro de la ley de expropiación se contemplaba la soberanía hidrocarburífera como objetivo. Y en ese sentido YPF está buscando alianzas con grandes empresas norteamericanas (Chevron-Texaco,  Exsson) y con las empresas Chinas. “Se han conocido hace poco los convenios propuestos por los chinos que eran escandalosamente coloniales y que por suerte no se firmaron”.
YPF tiene dificultades para financiarse y esta buscando socios. Todo indica que cerrarían acuerdos con las empresas norteamericanas para desarrollar los yacimientos no convencionales y con las chinas para la explotación off shore (en el mar).
Podemos afirmar que la solución acerca de la generación de energía no es a corto plazo. Sin embargo el primer paso debería ser la necesaria reforma del marco jurídico que permite hoy la libre disponibilidad de los recursos que extraen las petroleras. Son las multinacionales quienes deciden qué hacer con ellos. “Es necesario considerar al petróleo y al gas como recursos estratégicos y no como commodities” afirmó di Risio.

AUDIOS

Entrevista programa Los Locos de Buenos Aires (FM La Tribu) a Diego di Risio del Observatorio Petrolero Sur –OPSur
Necesidad del control social de la energía

Quienes son los que consumen el petróleo

Sobre la política planteada por  YPF

Sobre las fuentes de financiamiento de YPF

Red Eco