Urribarri salió en defensa de la política energética del Gobierno Nacional

El gobernador Sergio Urribarri salió a defender la reglamentación de la Ley de soberanía hidrocarburífera que regula todos los eslabones de la actividad • “Tenemos una política energética porque somos un país soberano”, aseveró, y cuestionó duramente al jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, que había salido a criticar la norma • Lo acusó de defender las políticas de los 90 y de pretender “digitar la política nacional desde la Sociedad Rural” Dijo que su partido ni siquiera tiene presencia en la mayoría de las provincias y recordó que en Entre Ríos sacó el 1,5 por ciento

El Poder Ejecutivo Nacional (PEN) reglamentó la Ley de Soberanía Hidrocarburífera y creó una comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones para el sector, que estará a cargo del secretario de Política Económica y Planificación del Desarrollo del Ministerio de Economía, Axel Kicillof.

De este modo, el Gobierno fijará los precios de las naftas y las ganancias de las petroleras.

“Llegó el momento de recuperar nuestro autoabastecimiento y de asegurar el funcionamiento armónico de las etapas de exploración, explotación, industrialización, transporte y comercialización en una única estrategia nacional, a favor del país y de los 40 millones de Argentinos”, dijo el Gobernador.

Así salió al cruce de los dichos del Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien se manifestó en contra de que el Estado intervenga en la industria petrolera y lo consideró un hecho contra el federalismo. “Esta reglamentación no es contra las provincias sino a favor. Solamente si somos todas parte de un mismo barco, y trabajamos en forma articulada, nos va a ir bien”, agregó Urribarri.

“Las empresas extranjeras que vengan a invertir están bienvenidas, pero no podrán seguir llevándose el 90 por ciento de las utilidades fuera del país, como lo hacía Repsol, produciendo un verdadero vaciamiento de nuestra energía”, sostuvo el mandatario.

“Queremos más inversiones hidrocarburífera en toda la cadena de producción, mejor integración de capital público y privado, nacional e internacional, y eso no lo podemos hacer si cualquier empresa o provincia hace lo que quiere. La planificación, las normas claras, van a ser, a partir de ahora, más atractivas para todos”, explicó Urribarri.

“Lo que escuchamos de Macri es, lamentablemente, más de lo mismo. Defiende que Repsol haya dejado caer en la última década al 6 por ciento anual la producción de gas y petróleo, y que hoy seamos un importador de gas y no un exportador como podríamos ser por nuestras reservas y recursos”.

“Macri sigue pensando en el Virreinato del Río de la Plata, su visión umbilical del mundo le hace pensar que el servilismo a las grandes potencias es la mayor aspiración del Pueblo Argentino; sigue entendiendo al país desde una posición centralista, portuaria. Es por eso que su partido ni siquiera tiene presencia en la mayoría de las provincias, en el caso de Entre Ríos sacó el 1,5 por ciento, y pretende, rodeado de los enemigos de la democracia, digitar la política nacional desde la Sociedad Rural”.

Macri entiende la seguridad jurídica exclusivamente para empresas privadas, pero no la aplica en su visión para el país y los argentinos. Macri quiere seguir soñando con la década del 90 y volvería a privatizar todo, hasta el obelisco”.

APF.Digital