Para el titular de la petrolera uruguaya, la relación con Argentina se fortaleció al recuperarse YPF

El Presidente de la estatal Ancap, Raúl Sendic, valoró la gestión de Miguel Galluccio al frente de YPF y resaltó que Argentina “tiene una gran oportunidad” desde la estatización de la petrolera.

“Hemos tenido una excelente relación con Miguel Gallucio, es una de las personas más respetadas del mundo del petróleo en la región. Es un referente por su experiencia y el desafío que tomó ahora”, destacó Sendic, al frente de la mayor empresa de Uruguay desde 2008.

“En Uruguay vemos con mucho interés el gran desafío que YPF tiene planteado ahora, y en algunas de las áreas estamos haciendo trabajos conjuntos. Hay muchas posibilidades de intercambio y en algunos casos específicos, como el programa de YPF de formación de proveedores, incluso analizamos alternativas para aplicarlos en Uruguay”, agregó al hablar con Télam.

“La relación se ha fortalecido muchísimo con esta conducción de la empresa y espero que Argentina tenga éxito. Cuanto más éxito tenga en sus planes, más nos vamos a beneficiar todos en la región”, deseó.

Según el dirigente, licenciado y graduado con medalla de oro en Genética Humana en la Universidad de La Habana, “para Uruguay es importante que a la Argentina le vaya bien. Por eso espero que tengan éxito. Acá hay un grupo que siempre apuesta a que le vaya mal a la Argentina. Yo soy un convencido de que debe ser todo lo contrario. Hay que apostar y hacer un esfuerzo grande para aceitar el proceso de integración entre nuestros países”.

Además, Sendic destacó que “la única manera que tiene Uruguay de insertarse en el mundo es a través de la región, de una fuerte alianza regional. Y hay que aprovechar esa posibilidad”.

Sendic valoró además el proceso de participación de jóvenes en la política argentina y lo contrapuso a su país, en donde “no se da” un proceso similar “y entonces dirigentes de 50 años, como yo aparecemos como las figuas renovadoras“.

“Es algo que siempre ha costado, especialmente en la izquierda”, expresó el exministro de Industria de su país entre 2009 y 2010.

Sendic, hijo del mítico militante tupamaro del mismo nombre, afirmó además que es “clave” que su país logre posicionarse fuertemente “para ofrecer infraestructura a la región aprovechando el lugar privilegiado que tiene Uruguay en la geografía regional”.

“Uruguay debe ser no sólo un proveedor de servicios y bienes a la región, sino que además debe asegurar ser un punto logístico con buena infraestructura y productividad”, afirmó.

Agregó que “también, con la regasificadora que estamos comenzando a construir, podremos ser un importante proveedor de energía para los puntos cercanos de Argentina”.

Sendic, mencionado además como un posible integrante de la fórmula presidencial del oficialismo frenteamplista en los próximos comicios de 2014, se mostró dispuesto a que su país “cambie el modelo” que le ha servido para salir de la crisis y que es necesario que Uruguay vaya hacia “un modelo de desarrollo con mayor valor agregado”.

“Creo que hemos tenido un proyecto que apuntaba a sacar a Uruguay de la crisis en la que estaba. Así le planteamos a la ciudadanía, y los números lo indican, con un desempleo casi estructural, una economía que se ha duplicado en lo que va de este siglo, niveles de inversión importantísimos, pública y extranjera. Y en realidad el debate que tenemos es si ahora, ya salidos de la crisis, hay que cambiar de proyecto”, planteó.

“Creo que hay que aprovechar lo hecho hasta ahora para ir a un proyecto de desarrollo. Ahora sí debemos plantear un modelo nuevo. Este modelo basado en buena medida en la exportación de commodities y servicios, tiene que ir hacia un modelo que combine eso con mayor valor agregado, mayor innovación y tecnología. Hay que sumar elementos a las cadenas productivas“, explicó quien en febrero de 2011 fuera nombrado públicamente por el ex Presidente Tabaré Vázquez (2005-2010) como un eventual compañero de fórmula para las presidenciales de 2014.

Además, Sendic criticó la postura del sector que encabeza dentro del Frente Amplio el vicepresidente Danilo Astori de creer que las nuevas propuestas significan cuestionar lo hecho hasta ahora desde lo económico.

“Ha habido matices y contradicciones, pero nadie cuestiona a nadie, se plantea el debate porque hasta ahora las cosas se hicieron bien. Nadie lo puede sentir como un cuestionamineto a que las cosas no se hicieron bien”, argumentó.

“Se trata de ver qué cosas más virtuosas podemos hacer para aprovechar mejor el mundo actual. Es un error que algunos interpreten que estas ideas cuestionan lo que se hizo”, finalizó.

Telam