YPF invirtió u$s 160.000.000 en el mar

La exploración en la cuenca del golfo de San Jorge Marina no dio los resultados esperados.

Con sus proyectos de exploración off shore en las costas argentinas, YPF ya totalizó una inversión del orden de los 160 millones de dólares.

En el último año los esfuerzos de la firma se centralizaron en dos áreas, una de ellas en la boca del estrecho de Magallanes, con resultados no satisfactorios, y la otra, en el marco del proyecto Aurora, en el golfo de San Jorge, frente a las costas de Comodoro Rivadavia, donde se encontró petróleo, aunque no en las cantidades necesarias para tornar viable la extracción, al menos por ahora en las actuales condiciones.

“Los resultados dan cuenta de cantidades similares a las que se extraen, en la misma cuenca, pero en el continente. Para hacer viable el proyecto era necesario una hallazgo mayor”, explicó Víctor Pelayes, de la dirección de Exploración de YPF, durante una visita que “Río Negro Energía” hizo a la plataforma marítima Ocean Scepter, que opera en el Atlántico sur.

“Todavía no podemos descartar del todo la posibilidad de encontrar un volumen mayor. Pero los primeros indicios no apuntan en esa dirección”, agregó.

“De todos modos la última palabra no está dicha. Hay que analizar todos los datos de la exploración y recién después definir qué se hace”, sostuvo. YPF llegó a unos 2.400 metros de profundidad en su búsqueda, en esta etapa de la exploración.

Es que las cifras de la inversión son intimidantes. Mantener la plataforma operando en las aguas del Atlántico sur requiere de una transferencia de fondos del orden de los 500.000 dólares diarios.

La Ocean Scepter es un gigante de 15.000 toneladas y de casi cincuenta metros de altura. Su fachada puede compararse con la de un edificio, pero gran parte de su estructura no se ve porque está debajo del lecho marino.

La enorme estructura tiene capacidad para un cuerpo estable de 120 trabajadores. Pero en total YPF empleó a cerca de 400, si se cuentan los relevos y todo el soporte logístico que hace posible la búsqueda de hidrocarburos mar adentro.

REGRESO A CASA

En poco tiempo más, cuando el último pozo exploratorio actualmente en curso llegue a su fin, la enorme estructura será llevada a Houston, Estados Unidos, de donde llegó a nuestro país, a la espera de que otra petrolera la contrate para una perforación similar.

Para el año próximo, YPF debe cerrar la contratación de un nuevo equipo para la exploración prevista en el área Malvinas, en el sur del continente.

En principio, esa exploración debería iniciarse el primer trimestre del 2010.

YPF también proyecta la búsqueda en la cuenca Colorado Marina, frente a la costa de Mar del Plata. Allí las expectativas de hallazgo son mayores a las concretadas en el sur del país.

Con las incursiones off shore impulsadas en el último año, YPF rompió una racha de 30 años en los que no había buscado petróleo bajo el mar. La falta de nuevos hallazgos en el continente fue uno de los factores que allanaron el camino rumbo al mar.

“Son inversiones de muy alto riesgo. Tomar una decisión como la que adoptó YPF no es algo sencillo. Se asumen riesgos altos, pero al mismo tiempo el premio, si se encuentra petróleo, puede ser grande”, afirmó Pelayes.

La Argentina tiene muestras de que el mar puede contener reservas de hidrocarburos. De hecho, desde el mar de Tierra del Fuego se bombea gas a través del ducto San Martín hasta la ciudad de Buenos Aires.

Fuente: Río Negro Online | Suplemento Energía