Cameron negó posible aumento del barril

Así lo habría indicado en Neuquén el viernes último, cuando asistió a la apertura de sobres de la presa Chihuido I. Para el secretario de Energía de Nación, el aumento del precio del corte de barril “no es viable”, y aseguró que hay una mejora a partir de la implementación del programa Petróleo Plus I. Ayer el precio internacional volvió a subir y superó los 71 dólares.

Pese a que mañana hay un encuentro en Buenos Aires de la OFEPHI, impulsada entre otras, por Chubut y Santa Cruz, el secretario de Energía de Nación Daniel Cameron (santacruceño él) descartó un posible aumento del precio de corte del barril de petróleo, que, al decir de los gobernadores, especulaban que rondara el 15%.

Estos dichos fueron reflejados por el diario de Río Negro, con motivo de la visita de Daniel Cameron a la provincia de Neuquén, para la apertura, junto al gobernador Sapag, de los sobres de la licitación de la presa Chihuido I.
El funcionario nacional habría asegurado que no es viable incrementar los precios de referencia para el mercado interno. Según la publicación Cameron habría manifestado que el programa Petróleo Plus asegura precios de entre 52 y 47 dólares por barril, como reclaman las provincias productoras.
El programa en cuestión se lanzó en diciembre último y contempla mayores precios para la producción de petróleo adicional, en comparación al primer semestre del año 2008, es decir que el mayor precio rige sólo por cada metro cúbico incremental en relación al período de referencia.
La postura de Cameron respondería a la advertencia que hicieran las operadoras que, cualquier modificación que hubiese al precio del barril, se vería reflejada en el costo de los combustibles, aduciendo que si se concretaba esa suba del 15% el precio de las naftas subiría un 10%.
Para mañana miércoles 5 de agosto está prevista una nueva reunión entre representantes de las provincias que integran la OFEPHI (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos) y el Ministerio de Planificación de Nación, con participación de las operadoras petroleras.
La agenda de ese encuentro prevé seguir negociando una suba en el precio de referencia del barril de crudo, que desde Chubut y Santa Cruz se aspira a llevar de los actuales 42 a unos 48 dólares. Neuquén por su parte, con una cotización fijada en 47 dólares, apunta a situarlo en la banda de los 52 dólares.
Tales valores son importantes para las provincias porque les significarían incrementos en sus ingresos por regalías. Al mismo tiempo, las operadoras que producen crudo sin refinarlo aspiran a obtener un mayor ingreso por cada barril, aunque en esa pulseada tienen un interés contrapuesto con las refinadoras de crudo.
Precisamente, el último día hábil de la semana el diario El Cronista citó a fuentes de empresas productoras de combustibles (tales como Esso y Shell, que no tienen producción de crudo en el país; a las que se suman YPF y Petrobras, que refinan pero tienen producción propia de crudo) que anticiparon que de concretarse el aumento en el precio de referencia, los combustibles aumentarían un promedio de 10 por ciento en surtidores.
Si bien podría pensarse que las petroleras que extraen su propio crudo no tendrán impacto de mayor costo, cabe recordar que si las otras compañías aumentan sus precios también lo harán estas últimas, bajo el argumento de que no les resulta conveniente absorber mayor demanda del mercado.
Los precios de los combustibles en el país han aumentado aun después de la baja internacional del precio del petróleo que comenzó a mediados del año pasado. Pese a esos aumentos, no se ha llegado aún a equiparar con los precios internacionales de la nafta y el gasoil, tal como pretenden las operadoras con capacidad de refino, a lo que Cameron respondería en forma negativa.

Arriba de los U$S 71
Los precios del petróleo subieron ayer por tercera sesión consecutiva, por el debilitamiento de la divisa estadounidense.
En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de “light sweet crude” para entrega en septiembre cerró a U$S71,58 el barril, un avance de U$S2,13 respecto al viernes.
Durante la sesión neoyorquina, el crudo llegó a un máximo de U$S72,20, el nivel más alto desde junio, y acumula una ganancia de más de U$S8 en las tres últimas sesiones.
El corredor independiente Ellis Eckland observó “un flujo importante de dinero hacia las materias primas”.
“El dólar bajó por segundo día consecutivo, eso arrastra dinero hacia el petróleo”, explicó. “Si el dólar continúa bajando, y el euro sube a 1,50 o 1,60, el petróleo puede escalar hasta los U$S100, sino seguramente se va a replegar un poco”.
El retroceso de la moneda estadounidense -utilizada como valor refugio en tiempos de crisis- es motivado en gran parte por la publicación en Estados Unidos de indicadores económicos mejores que lo previsto.

Fuente: La Opinión Austral