Una gasífera chilena deja de comprar a la Argentina

Además demanda a TGN y petroleras

La distribuidora chilena Metrogas terminó unilateralmente la relación con el consorcio Aguada Pichana -integrado por Total Austral, Pan American Energy y Wintershall Energía- y la Transportadora de Gas del Norte (TGN), con lo que puso fin a 12 años de irregulares envíos de gas por parte de estas empresas radicadas en la Argentina. Metrogas dejará de pagar US$ 2,65 millones mensuales a TGN.

Metrogas anunció que recurrirá a procedimientos arbitrales para exigir indemnizaciones por los costos que le generó la seguidilla de cortes de gas, iniciada en 2004. Esos costos, estimados en forma preliminar, suman más de 200 millones de dólares.

TGN rechazó la medida por “improcedente y desmesurada”, en un comunicado en el que arguyó motivos de fuerza mayor para justificar los problemas de envío. “Desde hace unos años la producción local de gas no alcanza para cubrir el agregado de la demanda doméstica y de exportación. Esta circunstancia es por completo ajena a la empresa, que no produce ni comercializa gas”, dijo TGN.

La decisión de Metrogas se tomó luego de la inauguración de la terminal de gas natural licuado (GNL, el que se transporta en barco) de Quintero, ubicada a 150 kilómetros de Santiago, en la costa. El emprendimiento contribuyó a poner punto final a la dependencia gasífera de Chile con la Argentina.

Inaugurada la terminal, los envíos cayeron abruptamente. Los 20 millones de metros cúbicos que pasaron por el gasoducto GasAndes, en Mendoza, en agosto se redujeron a menos de 2,5 millones este mes. Los envíos también fluyen por el gasoducto Pacífico, en Salta (hasta 260.000), y al NorAndino, en Neuquén (hasta 1,6 millones).

Fuente: La Nación