La francesa Total también pide un ajuste en el precio local del gas

Presión por el precio local del gas
Presión por el precio local del gas

Antonio Rossi

Al igual que la brasileña Petrobras, la empresa francesa Total utilizó el escenario porteño de la Conferencia Mundial del Gas para reclamarle al Gobierno una actualización del precio interno del combustible que reciben los productores.

“El precio es un elemento esencial para invertir”, destacó ayer el presidente y CEO de Total, Christophe de Margerie, quien sostuvo que la compañía tiene “la decisión de continuar invirtiendo en proyectos de gas de la Argentina”.

De Margerie señaló que los proyectos de exploración que tiene en Tierra del Fuego con el programa Gas Plus “deberán contar con una nueva fórmula de precios ligada al mercado para desarrollar las inversiones y ampliar las reservas”.

La readecuación de los valores del gas, que casi no han tenido ajustes desde 2001, debería atenderse con nuevas subas tarifarias que, por ahora, el Gobierno no tiene margen para implementar por las quejas y causas judiciales que se generaron por el “tarifazo”.

Total es la operadora de los yacimientos off shore Carina y Aries que se encuentran frente a Tierra del Fuego. Además, junto con Techint es accionista de TGN, la gasífera que está en default desde fines de 2008 y bajo una inusual intervención del ente regulador.

El directivo frances indicó que en el caso de TGN “esperamos cerrar un acuerdo con los bancos y acreedores en dos semanas para renegociar la deuda y operar normalmente la empresa”.

En tanto, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, lanzó una convocatoria para que inversores privados se sumen como accionistas minoritarios a los nuevos proyectos por US$ 11.291 millones que llevará adelante la administración de Evo Morales.

Villegas -que ayer se reunió con Julio De Vido- eludió referirse a los incumplimientos del contrato de provisión de gas a la Argentina y sólo señaló que “en las próximas semanas se definirán los temas pendientes entre los países”.

Fuente: Clarín.com