El Congreso Forestal Mundial ya sesiona en Bs. As.

Se inauguró ayer. El lema de esta edición, “Desarrollo forestal, equilibrio vital”.

Buenos Aires es durante esta semana el punto de encuentro de los mayores expertos del planeta en bosques. Es que aquí se desarrolla, hasta el viernes, el XIII Congreso Forestal Mundial, organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Se espera que de la conferencia (la inauguración fue ayer por la tarde en el Predio Ferial de La Rural y hoy empieza el debate) participen cerca de 5.000 personas de más de 160 países.

Estos congresos -el lema del de este año es “Desarrollo Forestal, Equilibrio Vital”- se realizan cada seis años. El primero se llevó a cabo en Roma en 1926. En Buenos Aires se desarrolló el de 1972; la Argentina es, así, el único país que es sede en dos oportunidades.

“Este congreso es una gran oportunidad para fortalecer el intercambio de experiencias entre expertos del mundo entero, que dará la base técnica para poder enfrentar los foros de discusión política en los distintos países”, dijo Olman Serrano, del departamento Forestal de la FAO.

Jan Heino, subdirector general del departamento forestal de la FAO, ya se encontraba en Buenos Aires este fin de semana. Y alertó: “Tenemos siete millones de hectáreas por año de pérdida global de masa forestal. América Latina y Africa representan las regiones de mayor pérdida de masa forestal”.

En el marco del congreso, las organizaciones ambientalistas Greenpeace, Fundación Vida Silvestre Argentina, Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Aves Argentinas y Fundación Habitat & Desarrollo, realizarán un evento paralelo denominado “Los bosques nativos de la Argentina ¿Están en Orden?”. Allí, expondrán su punto de vista a casi dos años de la sanción de la Ley de Bosques en el país.

Las cinco organizaciones presentarán un documento conjunto en el que señalan que la Ley de Bosques “significó un avance sin precedentes en materia ambiental para nuestro país, pero también un logro significativo en la participación de la sociedad civil en el reclamo efectivo de una norma de protección ambiental. No obstante ello, la implementación efectiva de la norma aprobada por el Congreso Nacional enfrenta severas dificultades que deben ser resueltas”.

En el documento, además, se remarca que “actualmente Argentina cuenta con 31 millones de hectáreas de bosque nativo, lo que equivale al 30 por ciento de las masas forestales originales. Claramente, nuestro país se encuentra en una verdadera emergencia forestal, acentuada fuertemente por la expansión descontrolada de la actividad agropecuaria. Sólo en la última década más de 2,5 millones de hectáreas de bosques nativos fueron deforestadas a una tasa de 250.000 hectáreas al año”.

Fuente: Clarín.com