Presionan a Repsol para que venda 20% de su parte en YPF

Sacyr y La Caixa, los socios más grandes, necesitan efectivo.

Buenos Aires. Sacyr y La Caixa, dos de los mayores accionistas de la energética española Repsol, le solicitaron a su presidente, Antonio Brufau, que venda activos para rentabilizar la compañía, entre ellos la petrolera YPF, su controlada argentina.

Al respecto, fuentes de YPF consultadas comentaron que “no existe comunicación oficial alguna de Repsol en este sentido”, por lo cual ratificaron la vigencia de lo informado por Brufau en su reciente viaje a Buenos Aires referido a la decisión de vender el 20% de las acciones de Repsol en YPF mediante su colocación en la Bolsa “en el transcurso del primer cuatrimestre de 2010”.

“En YPF no se tiene ninguna comunicación oficial referida a la versión periodística conocida hoy (por ayer) en España”, agregaron los voceros locales, para añadir que “en tal caso Repsol debería informar a la Bolsa de Nueva York, donde cotizan sus acciones”.

Asimismo, ratificaron la decisión del Grupo Petersen (que encabeza Enrique Eskenazi), socio argentino en YPF, de hacer uso de la opción de compra de otro 10% de las acciones de YPF hoy en manos de Repsol, dentro de un plazo que vence en el año 2012.

Repsol vendió 15% de YPF al Grupo Petersen en febrero de 2008.

La noticia que podría significar cambios en la relación de Repsol con YPF fue consignada ayer por el diario financiero español “Expansión”, que señala que “el caso más obvio” de venta de activos de Repsol es el de YPF, compañía sobre la que se “anunció la desinversión” hace casi dos años y que, “por razones que todavía no se terminan de entender, la operación sigue atascada”.

Sacyr posee 20% de Repsol y La Caixa algo más de 14%, y ambas atraviesan serios problemas financieros.

En setiembre del pasado año, Sacyr llegó a plantear la venta de su participación en Repsol y entre otros interesados estuvo la petrolera rusa Lukoil, con la que se negoció sin llegar a un acuerdo. Pero la operación tuvo además trabas políticas del propio gobierno español.

Llamativo interrogante

El interrogante que se plantean estos socios ahora resulta cuanto menos llamativo ya que hace ya varios meses el propio Brufau explicó la postergación de tal operación en razón de “la falta de condiciones adecuadas” por el contexto de un mercado financiero mundial en crisis.

La presunta mejora de la situación mundial haría factible y conveniente la venta de tales acciones el año próximo.

Al respecto, este año se interesaron por acciones de YPF grupos chinos como el gigante CNPC.

Los socios quieren agilizar el plan 2008-2012, de “maximizar la rentabilidad de los activos de Repsol. Agencia DyN

Los Andes