Chile dio el primer paso para exportar gas a Argentina

El Ministerio de Hacienda trasandino emitió un decreto que adapta la regulación aduanera, autoriza la venta del combustible a la Argentina y da vía libre para venderlo a otros países de la región.

El Gobierno de Chile emitió un decreto que le permite la venta a la Argentina y otros países del gas natural licuado (GNL) que importa desde Trinidad y Tobago y al ser calificado como mercancías en tránsito, estará libre de tributación.
Para concretarlo, una de las opciones que se manejan es enviar GNL a Argentina a través del gasoducto GasAndes y que sea enviado hacia la VIII Región, a través de los gasoductos argentinos y el Gasoducto del Pacífico, que está en Chile a la altura de Concepción.

Otra variante es inyectar el combustible a Argentina a través de GasAndes y retirarlo por los gasoductos del Norte de Chile o bien, en la Región de Magallanes.
Esto último permitiría mejorar la situación de Methanex, el mayor productor de metanol del mundo, que tiene una planta en la XII Región.
Actualmente, Argentina no está suministrando el gas que requiere esa planta, lo que ha limitado su producción. Con el cambio de normativa Argentina podría suministrar ese gas en Tierra del Fuego, y recibir a cambio GNL a través del terminal de Quintero y GasAndes.
Entre las partes salientes de la norma se indica que “como consecuencia de la instalación en el país de terminales de recepción y de instalaciones de regasificación de GNL, resulta técnicamente factible el envío de dicho combustible a Argentina u otros países de la región, en caso de presentarse oportunidades comerciales para ello”.
En el documento se “solicita la habilitación de puntos de salida del territorio nacional (Chile) para operaciones de tránsito y exportación de graneles líquidos y gaseosos”.
En Chile comenzó a operar hace tres meses la primera planta de regasificación de gas natural licuado en el puerto de Quinteros, a unos 150 kilómetros al noroeste de Santiago, construida con una inversión superior a mil millones de dólares.
Para antes de fin de año se prevé la entrada en operaciones de una segunda planta de ese tipo, en el norteño puerto de Mejillones, a unos 1.450 kilómetros de Santiago.
En cambio Bolivia exporta gas natural a Argentina y tiene un contrato de compra y venta firmado el año 2006, mismo que estipula un volumen mínimo de 7,7 millones de metros cúbicos diarios de gas y un máximo de 27,7 millones.
El convenio suscrito es por 20 años.
A la fecha exporta un promedio de 2 millones de metros cúbicos diarios dado sus compromisos con Brasil, a donde destina la mayor parte de su producción para abastecer el cordón industrial de Sao Pablo y tiene la capacidad de enviar a la Argentina sólo hasta 7 millones, debido a la falta de nuevos gasoductos, cuya construcción ya está proyectada.

Fuente: Diariamente Neuquén