Petrobrás refina a un 65% de su capacidad y eleva incertidumbre sobre su futuro

La petrolera brasileña opera al 65% de su capacidad instalada para el procesamiento de petróleo según datos oficiales

La situación genera incertidumbre entre los expendedores quienes exigen precisiones acerca del futuro de la empresa. La explicación de los recurrentes faltantes de naftas y gasoil en las estaciones de servicio de marca Petrobrás tienen su correlato en su escasa capacidad instalada para el procesamiento de petróleo que según la Secretaría de Energía alcanzó en el 2009 al 65,5% de sus posibilidades.

De acuerdo a los datos oficiales, YPF ocupó el 95,59% de sus instalaciones para producir derivados, Esso el 81,54 y Shell el 74,11%. Traducido en números, la empresa que conduce la española Repsol y la familia Eskenazi procesó 16 millones de metros cúbicos (MMm3) de los 16,76 que tiene habilitados, en tanto que la brasileña solo refinó 2,7 millones de los 4,2 disponibles. Según versiones de mercado, la baja del sector de refino obedece a la estrategia empresarial orientada a optimizar costos en sus unidades de negocios en el país que incluiría el desprendimiento de algunos activos, entre ellos la destilería ubicada en la localidad de San Lorenzo. De hecho, en medio de un fuerte proceso de reestructuración de sus negocios en el país, la filial local de la brasileña Petrobras, la cuarta petrolera más grande de la Argentina, cambiará en los próximos días su timón. El actual presidente, Decio Oddone, dejará el cargo en los primeros días de febrero.

Fuente: El Inversor Energético & Minero