Chevron acusa a Amazon Watch de extorsión

La ONG anunció una campaña en la que indígenas de la Amazonía ecuatoriana reclaman a Chevron una indemnización de 27.000 millones de dólares por daños ambientales. “Esto forma parte de una extorsión”, dicen desde la petrolera.

EFE.- Chevron acusó al grupo Amazon Watch de organizar una campaña fraudulenta contra la petrolera estadounidense en la que, según dijo su portavoz, James Craig, se hace alusión a vertidos que no fueron producidos por la compañía y que, a su juicio, serían responsabilidad de Petroecuador.

La organización no gubernamental (ONG) anunció esta semana una campaña en la que indígenas de la Amazonía ecuatoriana que reclaman a Chevron una indemnización de 27.000 millones de dólares por supuestos daños ambientales piden al nuevo presidente de la entidad, John Watson, que atienda sus peticiones.

“Nosotros rechazamos esta campaña de Amazon Watch porque forma parte de una campaña de fraude y extorsión que vienen librando contra Chevron”, señaló el portavoz de la petrolera estadounidense.

La petrolera se enfrenta a una demanda millonaria en la Corte de Justicia de la ciudad amazónica de Nueva Loja (noreste de Ecuador) por el daño ambiental que miles de indígenas y colonos de esa región le acusan de haber causado durante el periodo en el que extrajo crudo en Ecuador, entre 1972 y 1992.

Según Craig, Amazon Watch es parte del conjunto de grupos “que ayudan a los demandantes en el caso” y consideró que “no tiene credibilidad cuando se trata de temas ambientales, porque si así fuera se hubieran quejado hace tiempo sobre los problemas que ha causado Petroecuador y del Estado ecuatoriano”.

En un vídeo, los indígenas vinculan las operaciones que realizó la compañía entre 1972 y 1992 al incremento de casos de cáncer entre sus pobladores e invitan a Watson a visitar Ecuador para conocer el “legado tóxico” de la compañía petrolera.

“Su vídeo contiene imágenes que son problemas de Petroecuador”, ya que esta compañía, perteneciente al Gobierno ecuatoriano, asumió la gestión de la planta desde los años noventa, dijo Craig.

El vocero de Chevron señaló que Petroecuador ha admitido públicamente que ha tenido 1.400 derrames entre los años 2000 y 2008 y que desde los años noventa han perforado más de 400 pozos nuevos y piscinas adicionales.

“Los demandantes toman fotos y llevan a la gente a visitar piscinas que son responsabilidad de Petroecuador para intentar engañar a la gente”, agregó Craig, que se preguntó “dónde está la crítica de Amazon Watch hacia Petroecuador”.

En cuanto a los casos de cáncer, Craig señaló que es un tema “bastante engañoso”, porque “jamás han presentado un solo caso de cáncer, ni un informe médico, ni un diagnóstico para sustentar semejante acusación”.

Asimismo, señaló que los casos de cáncer en la región Oriental de Ecuador, donde se extrae el petróleo, son menores que en el resto de otras regiones. Sin embargo, aludió a la insalubridad de las aguas como causante de múltiples enfermedades y lamentó que la organización no se haya pronunciado en este sentido.

“Esta gente no se preocupa por las condiciones actuales de la gente que vive en esa región, son representantes de los demandantes y por eso no han dicho palabra alguna sobre las contaminaciones de Petroecuador”, añadió Craig.

MDZOL