Evo descalifica informe de EEUU sobre la región

Por Mario Hubert Garrido.- El presidente boliviano, Evo Morales, descalificó hoy aquí un informe unilateral de Estados Unidos que considera a su país y a Ecuador, Nicaragua, Cuba y Venezuela como amenaza para la estabilidad política de América Latina.

En un acto en la ciudad de Sucre, capital constitucional, para la proclamación de candidatos a gobernador y concejales de cara a las elecciones regionales del próximo 4 de abril, Morales afirmó que esa aseveración trasluce el temor de la administración de Barack Obama por el giro independentista y anticolonial que Bolivia ha tomado desde 2006.

También dijo que el gobierno del norte teme el cese de la tradicional política de obsecuencia a los dictados de poderes foráneos.

Morales se preguntó si recuperar los hidrocarburos (mayo de 2006) representaba un peligro para la región y aseveró a renglón seguido que “solo somos peligro para el imperialismo norteamericano, somos peligro para las transnacionales, es obligación del pueblo recuperar sus recursos naturales”.

El dignatario agregó que la soberanía y dignidad que patentan ahora las políticas públicas en Bolivia no son admitidas en la lógica imperial.

El informe elaborado por las agencias de inteligencia (CIA) y seguridad (FBI) de Estados Unidos, incorpora un elemento de miedo al interior del imperialismo, opinó.

Otras autoridades de los poderes Legislativo y Ejecutivo de Bolivia rechazaron este informe de la inteligencia norteamericana.

Según el senador por el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) Isaac Ávalos ese estudio se trata de otro acto de injerencia en los asuntos internos de la nación suramericana.

También el viceministro de Régimen Interior, Gustavo Torrico, afirmó que en 2009 Bolivia tuvo logros importantes en la lucha contra el narcotráfico, sin la presencia de unidades élites o asesores del norteño país, que solo se dedicaban a conspirar contra el Ejecutivo.

El informe de inteligencia titulado “Evaluación Anual de Amenazas contra la Seguridad Nacional” concluye que la democracia permanece fuerte en América Latina y el Caribe, si bien en algunos países la democracia y el libre mercado afrontan amenazas de la criminalidad.

Las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Bolivia están deterioradas desde 2009.

En septiembre último, Morales expulsó al embajador norteamericano Philip Goldberg, acusado de formar parte de un complot promovido por la oposición contra su gobierno. (PL)

Prensa Latina