Repsol consolida su presencia en Venezuela con una nueva adjudicación petrolera

Un consorcio liderado por Repsol ha resultado ganador de una licencia para desarrollar reservas de crudo pesado en la faja del Orinoco, Venezuela, una de las áreas con mayores recursos de hidrocarburos sin desarrollar del mundo.

Según un comunicado de la compañía, el área de Carabobo, que se sitúa en la zona este de la faja, podría tener un volumen recuperable de hasta 513.000 millones de barriles de crudo pesado.

Venezuela licitó el pasado mes de enero siete bloques en Carabobo con un volumen de petróleo original de aproximadamente 128.000 millones de barriles. Los bloques se agrupan en tres proyectos, cada uno de los cuales podría alcanzar una producción máxima de 400.000 barriles al día durante 40 años.

Según Cinco Días, cada proyecto incluye, además, la construcción de un mejorador de crudo pesado con capacidad para procesar unos 200.000 barriles de petróleo al día.

Con un 11%, Repsol lidera el consorcio que salió favorecido con los derechos sobre el bloque Carabobo 1 Norte y Carabobo 1 Centro (del proyecto Carabobo 1), junto con India Oil and Natural Gas Corporation (11%), Petronas (11%), Oil India Limited (3,5%) e Indian Oil Corporation Limited (3,5%).

La estatal PDVSA, acorde con la legislación venezolana, controla el 60% restante.

Repsol mantiene una presencia histórica en Venezuela, donde es uno de los mayores operadores extranjeros. Su producción en el país proviene, fundamentalmente, de los bloques Quiriquire, Mene Grande, Barúa Motatán (a partir de 2010) y Yucal Placer.

Desde 2005, la firma ha duplicado el número de trabajadores en su unidad de exploración y ha destinado una parte importante de su inversión a localizar nuevas áreas de crecimiento.

El Inversor Energético & Minero