Malvinas: el Gobierno consigue apoyo regional, pero Gran Bretaña ya busca petróleo

Mientras en México el canciller Jorge Taiana habría conseguido que 33 presidentes latinoamericanos firmen lo que sería la primera declaración de un bloque regional pidiendo al Reino Unido la restitución de las Malvinas a Argentina, esta mañana la planta de extracción de petróleo traída a las islas por empresas británicas se aprestaba a perforar por primera vez la plataforma continental submarina, en una clara muestra de la poca importancia que los ingleses dan lo que pueda decir al respecto el denominado “Grupo de Río”.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, informó que durante la Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC) que comienza este lunes en Cancún (México) se le demandará a Inglaterra entregar las islas Malvinas a Argentina.”Vamos a respaldar una resolución que ha ido tomando cuerpo respecto al tema de las Malvinas: que Inglaterra le regrese a sus verdaderos dueños el territorio de las Malvinas, que se la regrese a Argentina”, dijo anoche durante una ceremonia militar en las afueras de Managua.

Ortega afirmó que el tema será incorporado a la agenda de la Cumbre, y agregó: “No es posible que en estos tiempos Inglaterra, a miles de millas de distancia de la hermana República de Argentina, mantenga una ocupación militar en territorio argentino”. El mandatario reiteró, además, las pretensiones de lo gobiernos latinoamericanos y caribeños de crear durante la cumbre una organización regional sin la presencia de Estados Unidos.

Se calcula que hay 60.000 millones de barriles de petróleo en las Malvinas, aunque un portavoz de Desire Petroleum, la empresa que está lanzando la perforación, dijo que la cantidad que podría utilizarse comercialmente sería probablemente mucho menor.

“Desire es una compañía petrolera y está explorando en busca de petróleo, no de involucrarse en lo que dice Argentina sobre ir a la ONU. La plataforma está asentada firmemente en el fondo a las aguas”, agregó a la BBC el vocero de la firma, David Willie.

La plataforma de perforación petrolera en cuestión, denominada “Ocean Guardian”, fue remolcada desde Escocia hasta las aguas territoriales de Argentina, que tal como reivindica el Gobierno se extienden más de 2.000 kilómetros desde el territorio del archipiélago hasta el borde de la plataforma continental submarina.

MDZOL