YPF se desliga del problema de Dapsa

La petrolera afirmó que cumple el contrato con la distribuidora de las estaciones “blancas”

La petrolera YPF negó ayer tener responsabilidad en la decisión de la Destilería Argentina de Petróleo SA (Dapsa) de recortar entre un 50 y un 60% el abastecimiento de combustibles a las estaciones “blancas” (independientes).

Anteayer, la Federación de Empresarios de Combustibles (Fecra) había alertado que muchas de esas estaciones que no tienen contrato con las grandes petroleras podrían verse obligadas a “cerrar sus puertas”. La entidad había atribuido la situación a que Dapsa sufrió una baja en la entrega del producto “por parte de su principal proveedor”.

Aunque no mencionó a YPF, se sabe que la petrolera que controla más del 50% del mercado es la principal proveedora. Ayer, en un comunicado, YPF aclaró que “cumple en todos sus términos el contrato suscripto en octubre de 2006” con Dapsa.

La compañía -que está gerenciada por el grupo Eskenazi, aunque la española Repsol tiene la mayoría accionaria- consignó que “en el artículo 2° del acuerdo se establece que YPF venderá a Dapsa 3000 metros cúbicos de nafta súper con un más/menos 5% de tolerancia operativa” y que YPF venderá a Dapsa este mes 5300 metros cúbicos de nafta súper, “más de un 50% por encima del acuerdo”.

YPF comunicó además que no es proveedor directo de la estaciones que no tienen bandera comercial y que éstas “tienen la posibilidad, como lo hicieron otros años, de comprar los combustibles que comercializan a otros proveedores del mercado, tanto nacionales como internacionales”.

Horas antes de emitir el comunicado, el director de Comunicaciones de la compañía, Sergio Resumil, había dicho a la agencia oficial Télam: “Las tres refinerías de la compañía están operando al ciento por ciento de su capacidad de producción y abasteciendo nuestra red con un volumen de nafta superior, incluso, al del año pasado”.

La compañía refirió que “de acuerdo con los datos que publica mensualmente la Secretaría de Energía, YPF fue la única compañía que vendió más naftas durante 2009 en comparación con 2008.

La Nación

Tironeos en la manguera

La empresa YPF ratificó ayer, en un comunicado, que mantiene en forma normal la provisión de combustibles en toda su red de estaciones de servicio. Lo hizo en un día en el que se sucedieron informaciones sobre puestos de venta que colgaron el cartel de “no hay nafta” sobre los surtidores y en varias provincias remitieron informes sobre situaciones de desabastecimiento. La ex petrolera estatal detalló en cifras cómo respondió ante la mayor demanda del mercado y responsabilizó a sus competidoras de no haber incrementado su propia oferta.

“YPF fue la única compañía que vendió más naftas durante 2009 en comparación con 2008, tendencia que se mantiene en el inicio de 2010”, aseguró la empresa que preside Enrique Ezkenazi en el comunicado que dio a conocer ayer. “Las tres refinerías que la compañía posee (La Plata, Mendoza y Neuquén) trabajan al ciento por ciento de su capacidad industrial para poder afrontar el excepcional pico de demanda del mercado”, señala el mismo documento.

Según apunta la compañía, parte del aumento de la demanda sobre su red de estaciones obedece al diferencial de precios con la competencia. “El precio que ofrece YPF es, en promedio, entre un 5 y un 9 por ciento más barato que nuestros competidores Shell, Esso y Petrobras”, afirma el documento.

No es usual que una compañía del sector mencione, por su nombre, a la competencia para aludir a su comportamiento de mercado. Pero en esta ocasión YPF se sintió “tocado” por las diversas publicaciones en las que aparecen sus estaciones de servicio cruzadas por la leyenda de “no hay nafta”. Según voceros de la empresa, estos hechos sucedieron pero no se mantuvieron más allá de pocas horas. “Son desajustes de stock, porque la diferencia de precios hace que las ventas en nuestras estaciones de servicio sea mayor a la habitual, entonces lo que antes se vendía en 12 horas ahora se agota en 6 o en 8, y queda un bache hasta que llega el camión para reponer el stock”, intentó aclarar una fuente de la compañía.

YPF respondió, además, que las entregas de combustibles a la empresa Dapsa, distribuidora que atiende principalmente a estaciones blancas (sin marca), cumplen, con exceso de hasta un 50 por ciento, el acuerdo firmado con esa compañía.

Página/12