"La importación podría profundizarse"

Experto advierte por caída de las reservas y de las inversiones

“El problema con la importación de naftas es puntual, pero como no se toman medidas de fondo, cada vez va a ser menos coyuntural”, afirmó ayer el director ejecutivo del Instituto Argentino de Energía (IAE), Gerardo Rabinovich.

“Empezamos importando gas, energía eléctrica, ahora nafta y en poco tiempo ocurrirá con el petróleo crudo” señaló el experto.

Consideró que si bien en esta ocasión existe una cuestión temporal de mantenimiento de refinerías, el efecto de precios internos retrasados sumado al incremento del valor internacional lleva a que hoy importar combustible equivalga a perder dinero. “La tendencia argentina es transformarse lentamente en importador de energía en mayores cantidades, ya que la cualidad de país autoabastecido se va deteriorando”, advirtió Rabinovich.

En el caso de YPF existe una obligación de abastecer al mercado interno y dado el manejo de la secretaría de Comercio (que obliga a las empresas a mantener en el mercado la misma cantidad de combustible más un plus por crecimiento de la economía) se va desincentivando la competencia entre las firmas del sector.

El tema de fondo es “la caída de la producción, de las reservas y el estancamiento de las inversiones por más de 10 años”, apuntó el director del IAE. “Las tarifas estuvieron seis años congeladas –prosiguió diciendo– lo cual produjo un desequilibrio y algunas empresas pueden ganar mercado en detrimento de otras, que es lo que ocurrió con YPF”.

Rabinovich fustigó al gobierno por carecer de política energética y de un diagnóstico claro “No se promueven inversiones, ni se genera una tarifa social (distinguiendo los sectores que pueden pagar una tarifa mayor de los que no), ni hay revisiones integrales de los contratos de servicios públicos… En cuanto al gas licuado se importa mucho más de Bolivia que hace dos años con un precio de entre cuatro y ocho veces mayor al del mercado interno (por los subsidios)”.

Río Negro

Según YPF, el año pasado marcó un récord en venta de naftas

Con casi 3.300 millones de litros en despachos, un informe asegura que es el mayor nivel “de la historia”. Y que en enero, la producción superó la capacidad real y se comercializó un 10% más que un año antes.

Por Miguel Angel Flores.- “Nunca en la historia YPF vendió tanta nafta como el año pasado. Y este año estamos vendiendo aún más”. La sentencia encabeza un informe elaborado por YPF en medio de las críticas y de la situación, agudizada los últimos días, por el faltante frecuente de combustibles en las estaciones de servicio que ha generado protestas en las ciudades y también en el campo. En consonancia, la petrolera muestra sus números: asegura haber vendido el año pasado 357,7 millones de litros más que en 2008.

Pero no es la única cifra que hasta ayer había oficializado YPF. Además de remarcar que “en 2009, la única compañía que proveyó más naftas que el año anterior fue YPF”, según la síntesis sólo en enero los despachos superaron en un 10% al mismo mes del año pasado. El registro de febrero recién fue elevado a la Secretaría de Energía hace un par de días y todavía no se da a conocer, aunque nadie duda de que confirmará la tendencia descripta para principios de año.

Desde la Secretaría, en línea con los embates del ministro De Vido contra Shell y Petrobras, destacan que “las refinerías de YPF son las únicas que operan al 100% de su capacidad”. Sin embargo, fuentes de la compañía van más allá, al afirmar que durante el primer mes de 2010 la producción real estuvo 0,6% por encima de su capacidad instalada.

Mejor que la competencia

Como para enfatizar su posición ventajosa, desde la compañía que tiene como accionista a la familia Eskenazi destacan que frente al crecimiento alcanzado “la competencia estuvo entre un 13,3 y un 24,7% debajo de su capacidad” el último año. Y, sin discriminarlas, aseguran que “todas las demás compañías” colocaron 116,5 millones de litros menos durante el mismo período.

Después de usar un tono propagandístico para remarcar la calidad de los combustibles, marcan distancias con sus competidoras. Pese a los últimos ajustes en los surtidores, “la diferencia con la competencia en favor de YPF es de entre 5 y 9%, lo que genera una alta demanda sobre nuestras estaciones”, comparan desde la petrolera cuyo capital social asciende a U$S 1.000 millones aproximadamente.

Por su parte, el presidente de la empresa Petrolera Argentina, Miguel Schvartzbaum, afirmó que no prevé un problema de desabastecimiento en el mercado de combustibles, al calificar la escasez de los últimos días como “momentánea” y producto “de una conjetura en el mercado”.

“La falta de combustible es un tema puntual de mercado; no creo que se corra peligro de desabastecimiento. En el corto plazo será solucionado”, dijo el titular de la firma que opera desde 2001.

Demanda creciente

A su manera, Schvartzbaum justificó varios de los dichos de los últimos días. “La principal causa de la escasez fue que la demanda en enero y febrero fue superior a lo esperado para la época de vacaciones, por eso YPF debió importar. Además, aumentó su participación en el mercado del 45 al 60 por ciento, situación que, sumada al mayor consumo de los primeros tres meses, terminó por desbordarlos un poco. Pero considero que en breve estará normalizado”, aseguró.

Indudablemente, de la mano del crecimiento exponencial del parque automotor, el país y Mendoza no son ajenos a lo que ocurre en el mundo. De hecho, la Agencia Internacional de Energía (AIE) volvió a revisar ayer al alza, en unos 70.000 barriles diarios (bd), su proyección de demanda mundial de petróleo para 2010, tal como lo había hecho la OPEP.

En su informe mensual, la AIE, que representa los intereses de los países industrializados, proyecta una demanda 1,8 por mil superior a la de 2009, impulsada esencialmente por China. Según la AIE, el mundo consumirá unos 86,6 millones de barriles diarios (mbd) durante este año. En 2009 había demandado 1,4% menos en comparación con el año anterior.

Los Andes

Negociación por el gasoil para cosecha

Luego de que el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, asegurara que se garantizará el abastecimiento de gasoil para la cosecha actual, en Mendoza el Gobierno admitió que no hay restricciones en ese sentido. Sin embargo, para el subsecretario de Programación Agroalimentaria de Mendoza, Raúl Millán, la preocupación son los precios de venta a granel de YPF.

Es que, por la política de cupificar entregas, el valor en surtidor pasó a ser más económico que el mayorista; así, al superar determinado volumen, los $ 2,89 por litro se incrementan 30 centavos.

Después de adquirir 75 mil litros para ser distribuidos a razón de 50 por hectárea entre los productores afectados por el granizo de Alvear y más de 100 mil para Maipú y Rivadavia, ése es el tema a resolver para la compra de 10 millones de litros que se entregarán a unidades de hasta 10 hectáreas, “que tenemos que cerrar antes de fin de mes”, adelantó Millán.

La cotización no es un tema menor, habida cuenta de que el Estado provincial subsidiará $ 0,75 por litro de combustible.

Los Andes

Diez días para solucionar el desabastecimiento

La escasez de nafta y gasoil provocó en los últimos días largas filas de autos en las estaciones para cargar combustibles y derivó también en que muchos establecimientos dejaron de vender con tarjeta.

BUENOS AIRES (NA) – El Gobierno prometió que en diez días estará solucionada la falta de combustibles en estaciones de servicio de Capital y el conurbano, mientras que las petroleras
adjudicaron la escasez a una “demanda atípica” para marzo.

Desde El Calafate, el secretario de Energía, Daniel Cameron, afirmó que el desabastecimiento de combustibles es una cuestión “coyuntural” y consideró que “no hay problemas de producción de
naftas”.

La escasez de nafta y gasoil provocó en los últimos días largas filas de autos en las estaciones para cargar combustibles y derivó también en que muchos establecimientos dejaron de vender con
tarjeta y aplicaron cupos de 50 pesos.

La situación se agravó cuando los trabajadores del sector amenazaron con un paro de tres días en reclamo de una mejora salarial del 30 por ciento, aunque lo suspendieron hasta el martes próximo cuando volverán a reunirse con las cámaras empresarias.

Cameron señaló que por cada metro cúbico se saca un 41 por ciento de gasoil y hasta un 33 por ciento de naftas y el resto se exporta como combustibles vírgenes para procesos petroquímicos.

El funcionario recordó que en la Argentina el mayor consumo es de gasoil llegando a los 13 millones de metros cúbicos anuales, con un 60 por ciento consumido entre el agro y el transporte.

Por su parte, la petrolera Esso pronosticó que “la demanda se incrementará hasta el fin de semana y de ahí en más el mercado se tranquilizará”.

Además, intentó llevar calma a los consumidores y productores que se encuentran en las puertas de la cosecha de maíz y soja, y que expresaron su preocupación por el faltante de gasoil, a menos
de 10 días de las recolecciones.

El director de Asuntos Públicos de Esso, Tomas Hess, afirmó que “la demanda de nafta se va a ir normalizando totalmente”, aunque reconoció que “puede haber excepciones, pero serán muy
puntuales”.

“La exacerbación de la demanda se potencia en estos días porque el automovilista está preocupado, pero tengo la certeza de que en los próximos días esta demanda atípica para marzo se
normalizará”, señaló el ejecutivo.

Indicó que en enero y febrero subieron un 12 por ciento interanual las ventas de naftas en la compañía, y 4 por ciento las de gasoil.

Con relación a la preocupación del campo por la falta de combustibles, Hess dijo que esa compañía estará “perfectamente preparada para abastecer la demanda que el mercado requiere”.

Las petroleras Esso, Petrobras y Shell mantuvieron en estos días duros cruces con YPF debido a acusaciones de desabastecimiento, lo que derivó en que el Gobierno enviara inspectores para verificar la situación.

El Tribuno – Jujuy