Llegó la nafta importada, pero falta combustible

En las estaciones afirman que no reciben todo lo que necesitan.

Por Natalia Muscatelli.- Desde el lunes, el buque con 50 millones de litros de nafta que importó YPF para paliar la falta de combustible en los surtidores, está fondeado en el cabo San Antonio, en la provincia de Buenos Aires. No obstante, si bien el abastecimiento se fue normalizando tras el fin de semana, todavía se siguen registrando algunos faltantes en las estaciones de servicio.

Desde la petrolera, que conduce la familia Eskenazi, confirmaron que la carga del buque le va a permitir a la empresa recuperar el stock para enfrentar la próxima parada técnica de la refinería de Luján de Cuyo, en Mendoza. Si bien la carga del buque es poco más del 16% de la cantidad de combustible que la petrolera vendió en enero, aclaran.

“Por ahora el buque está en el cabo San Antonio porque, por su gran calado, no puede atracar en un puerto, explicó un vocero de YPF. Del total de litros importados, unos 14 mil metros cúbicos se van a cargar en un buque más pequeño que irá a la terminal de San Lorenzo. Finalmente, el buque más grande irá a Dock Sud y otra parte del combustible va a terminar en la terminal de La Plata”, comentó el vocero sobre el destino que le dará la petrolera a la partida importada. Según YPF, que abastece al 57% del mercado, la situación de las ventas minoristas “ya está normalizada” y no se registran faltantes en las estaciones.

En cambio, desde FECHA, Rosario Sica aseguró que si bien “la situación está más calmada, el abastecimiento todavía no está normalizado”, dijo. Según la dirigente, las estaciones blancas siguen sin combustibles, después de que DAPSA (distribuidora de YPF) les recortara las entregas de combustible en un 60%. Y las estaciones de red, tienen más nafta para vender “pero no todo lo que necesitan”, dijo. El problema de las estaciones blancas en la Capital Federal se agudiza porque, por la diferencia de precios que existe con el interior del país, muchas de las ventas son derivadas hacia esos surtidores, explicó otra fuente ligada al sector.

Según Raúl Castellano, de la Cámara de Empresarios de Combustible (CECHA), la situación en las estaciones de servicio “se ha normalizado casi totalmente. Sólo algunas YPFs pueden tener algún quiebre de stock en naftas por los cupos que puso debido a la gran demanda del mercado”, señaló.

Según Castellano, “más allá de la corrida de clientes de la semana pasada, hoy el usuario tiene donde cargar”, aseguró. “Puede ser que haya algún faltante puntual, pero, si el cliente se desplaza hacia otra estación, seguro que consigue”. Y aseguró que “este conflicto no debería extenderse. Y más adelante habrá que ver qué pasa con el gasoil”, dijo refiriéndose a la inminente mayor demanda del campo. Según una recorrida de Clarín, ayer no se visualizaron colas en las estaciones de servicio, como ocurrió durante toda la semana pasada. Aunque sí, en algunos casos, continuaban las restricciones para pagar con tarjetas de débito. “Solo efectivo”, exigió una vendedora en una YPF de Vicente López, atribuyendo la decisión al “poco combustible que estamos recibiendo”, dijo.

Clarín