BlackRock, el largo brazo del petróleo malvinense

El fondo inversor tiene también un 3,53% de las acciones de Repsol.

Por Natasha Niebieskikwiat.- Las ramificaciones del capital de las multinacionales conducen a un sorpresivo nexo entre la primera petrolera de la Argentina, YPF, y las hidrocarburíferas británicas que ya operan en Malvinas. Es a través del mayor administrador de activos del mundo, BlackRock Investment, que posee una participación accionaria minoritaria en la española Repsol, compañía en la que sin embargo no tiene peso en la gestión. Esos vínculos ponen en duda la efectividad y el criterio del sistema de sanciones que busca implementar el Gobierno contra las petroleras que operan en las islas del Atlántico Sur en disputa de soberanía con el Reino Unido.

Según el último informe anual del Gobierno Corporativo de Repsol YPF, el pasado 4 de febrero, la entidad BlackRock Inc. notificó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, de España que, “como consecuencia de la adquisición el 1° de diciembre de 2009 del negocio de Barclays Global Investors”, había pasado a tener una “participación indirecta en el capital social de Repsol YPF, S.A, del 3,53%”. Son más de 43 millones de acciones, las que convierten a BlackRock Investment Management en uno de los cuatro principales accionistas de Repsol YPF. Aunque no tiene representantes en el directorio de la firma.

Clarín anticipó la semana pasada que la BlackRock tiene además el 5,9% de la British Petroleum, según consta en la página 98 del último balance de BP. La petrolera británica es socia de Bridas, de la familia Bulgheroni, en Pan American Energy, hoy la segunda petrolera del país.

Vale recordar que, como un pulpo de alcances cada vez más extensos, el banco Barclays fue elegido por el Ministerio de Economía como coordinador global de la Argentina para la reapertura del canje de deuda, pero es a la vez el principal accionista de la Desire Petroleum, una de las empresas británicas que ya exploran en Malvinas.

El inicio de la exploración hidrocarburífera en las islas, en febrero pasado, despertó el enojo de la Argentina, que ha presentado cuanta protesta ha podido en los foros internacionales y también ha recurrido con su reclamo a los Estados Unidos.

Pero hay contradicciones. Una de ellas fue remarcada en la denuncia presentada ante la justicia por el ex diputado Mario Cafiero y el abogado Ricardo Monner Sanz contra los ministro de Economía y Relaciones Exteriores por permitir las operaciones de deuda con Barclays al tiempo que el Gobierno busca implementar mayores controles —incluyendo castigos— para las empresas que entren al negocio petrolero de Malvinas.

Fuentes de YPF consultadas ayer por Clarín confirmaron que BlackRock tiene acciones de Repsol. Insistieron sin embargo en que se trata de un inversor financiero, sin peso en la gestión de la empresa y que “no tiene representación” en el comité de dirección de Repsol. Subrayaron a su vez que, además, YPF tiene en la Argentina autonomía de gestión respecto a la compañía española, que es su mayor accionista.

La cadena de conexiones es más extensa y curiosa. De lo informado por BlackRock ante la Comisión del Mercado de Valores de España surge que también tiene un 3% en el Banco Santander, y más del 3% en Teléfonica, ambas con importante presencia en la Argentina.

BlackRock administra hoy activos por 2,7 billones de dólares. Es accionista, entre otras de la Borders & Southern Petroleum -que explorará al sur de Malvinas-; del Credit Suisse, también accionista de la Borders. Y tiene acciones del banco británico HSBC, accionista de la Desire Petroleum. Y posee participación en la Rockhopper Exploration y a Falkland Oil and Gas —que operan en las islas—, por distintas vías, directa o través de RAB Capital, del Lloyds Bank y del Scotish Widowand Gas.

Clarín

“Lesión a la soberanía”

“Los argentinos tenemos derecho a preguntar y a saber cómo se ha llegado y permitido esta grave situación que lesiona gravemente nuestra soberanía”, señaló a este diario el ex diputado Mario Cafiero en referencia a la vinculación societaria entre las petroleras inglesas que exploran en las aguas de Malvinas y las que actúan en el continente argentino. “La respuesta es que ha habido groseros errores políticos, mala praxis y también complicidades”, sentenció Cafiero, apuntando contra los gobiernos, y también contra los poderes Judicial y Legislativo.

Los actores

El fondo

BlackRock es el mayor administrador de activos del mundo, con U$S 2,7 billones. Llega a Malvinas de manera directa o indirecta, a través de Borders & Southern, Desire Petroleum, Falkland Oil & Gas, y Rockhopper Exploration.

La argentina

Es la primera petrolera del país, controlada por Repsol. El grupo argentino Esquenazi tiene el 15% Es socia de Petrobras y Pan American Energy para explorar en la cuenca Malvinas, que controla la Argentina.

La española

Es una empresa española, presente en 30 países. Después de España, su pie más fuerte lo tiene en Argentina. Sus cuatro primeros accionistas son Sacyr (20%), la Caixa (14%) Petróleos Mexicanos (5%) y BlackRock (3,53%).

Clarín