El amigo de K va por más petróleo

el emperador del juego y los casinos está en negociaciones para quedarse con una refinería y estaciones de Petrobras.

El empresario Cristóbal López está cada vez más cerca de quedarse con la refinería que la petrolera brasileña Petrobras tiene en San Lorenzo, provincia de Santa Fe. Las negociaciones entre ambas partes, según revelaron fuentes del sector, “están avanzadas” y podrían concretarse “en un mes”.

Además, según trascendió, la operación no incluiría solamente a la refinería –que tiene una capacidad de refinación de más de 48.500 barriles de petróleo diarios– sino también algunas estaciones de servicio de la compañía brasileña que pasarían a Oil M&S, la empresa de López, y cambiarían su nombre.

Las negociaciones comenzaron en noviembre del año pasado y son llevadas adelante directamente en la casa matriz de la empresa, en Brasil.

Las demoras en la concreción estarían vinculadas con los numerosos “detalles contractuales” que involucra una operación de este tipo, que incluye a compañías de dos países.

Por parte de Oil M&S, sería Fabián de Souza, el vicepresidente de la empresa, el encargado de las tratativas quien realiza frecuentes viajes a Brasil en compañía de un numeroso grupo de abogados.

Consultados por El Cronista, desde la filial local de Petrobras, prefirieron no hacer comentarios sobre la operación.

De esta forma, Oil M&S ingresaría a dos nuevos negocios: la refinación y la venta de combustibles. Y pasaría a ser lo que en el sector se conoce como una “empresa integrada”, que interviene en todo el ciclo de la industria: desde la exploración, producción y refinación hasta la comercialización. En la Argentina, las otras petroleras integradas son Repsol-YPF y la misma Petrobras. “Sería la única empresa integrada con capitales 100% nacionales. Porque tanto YPF como Petrobras tienen capitales extranjeros”, observó una fuente del negocio.

Con respecto al futuro de Petrobras después de la venta de la refinería circulan varias versiones, pero ninguna pudo ser confirmada. Una de las más firmes es que a partir de ahora, la compañía brasileña ponga más atención en su negocio de exploración y explotación y deje de lado la refinación y comercialización. “Ellos tienen un plan de desinversión en algunos negocios”, estiman en el sector.

Oil M&S es una compañía chubutense que nació en 2001 como una firma de servicios de operación y de management a operadores de hidrocarburos. Su dueño, Cristóbal López tiene buena llegada a los Kirchner. A partir de 2005, comenzó a participar en el negocio de exploración y producción en la Argentina y también en Brasil. En la provincia de Chubut opera las áreas de Pampa María Santísima Este y Oeste y en la provincia de San Juan tiene derecho de exploración en Jáchal.

“Hay un hermetismo total. Por eso, hay cierta incertidumbre sobre si la refinería va a seguir trabajando con el mercado minorista. Aunque creemos que será así”, aseguró el empresario rosarino Marcelo Rovasio, presidente de la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos. “ Supuestamente, desde enero corría un plazo de 90 días para cerrar la operación”, aseguró.

Uno