México apostará por tener un 35 por ciento de su energía alternativa o nuclear en 2024

El Gobierno de México apostará fuerte en los próximos años por las energías alternativas, renovables o no, como la nuclear, con la pretensión de elevar el porcentaje de las mismas del 22% actual al 26% en 2012, y el 35% en 2024.

En una entrevista con Efe la secretaria (ministra) de Energía, Georgina Kessel, explicó que esta “meta ambiciosa” se puede lograr incrementando la capacidad instalada de las plantas generadoras de energía que existen, incluso promoviendo una mayor producción de la energía nuclear.

En el marco de los trabajos previos del XII Foro Internacional de Energía y el IV Foro Internacional de Negocios de Energía, que se inaugura hoy en Cancún, en el Caribe mexicano, Kessel reconoció que su país debe aumentar a medio y largo plazo el origen alternativo de su energía, que hoy representa el 22%, incluyendo la producción hidroeléctrica.

“La meta hacia finales de esta Administración es que el 26% de nuestra generación provenga de este tipo de energías y traemos una meta ambiciosa hacia el 2024, dentro de 15 años: tener el 35% de nuestra capacidad instalada a través de ‘energías limpias'”, indicó.

Kessel considera que el esfuerzo debe hacerse tanto en las renovables tradicionales, como la eólica, la solar o la biomasa, como en “otro tipo de opciones, como es la nuclear”.

“Se está analizando primero la conveniencia de, incluso, aumentar nuestra capacidad de energía nuclear. Es parte del análisis que se está realizando en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y también en la Secretaría de Energía y a partir de eso poder determinar donde sería la ubicación de las siguientes plantas”, puntualizó Kessel.

La ministra recordó que al inicio de la Administración del presidente Felipe Calderón, en diciembre de 2006, México carecía de plantas de energía renovables, un déficit que se está corrigiendo progresivamente.

“Nuestra primera planta de generación a través del viento, la eólica, se inauguró en 2007. Actualmente traemos alrededor de 500 megavatios (MW) de capacidad instalada. Tenemos como meta alcanzar 2.500 megavatios (…) de eólica” para 2012, cuando terminará el mandato de Calderón, indicó.

Kessel destacó el papel que juega la generación de energías alternativas en la conservación medioambiental pues, entre otras cosas, permiten la reducción de gases causantes del efecto invernadero.

“Desde mi punto de vista ésta es la forma mucho más rápida, la más económica, la más sencilla, de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y estamos trabajando de manera muy intensa en acciones relacionadas con eficiencia energética”, sostuvo la ministra.

La titular de Energía mexicana se refirió también a la necesidad de incrementar la reserva de petróleo, por medio de la tasa de restitución.

“Hemos observado una tendencia muy clara a aumentar la tasa de restitución de reservas. Llegamos a tener una del 20%, lo que significaba que de cada barril de crudo que producíamos sólo el 20% de ese barril lo recuperábamos vía reserva”, agregó.

El objetivo del Gobierno es llegar a “una tasa de restitución de reservas del 100% hacia finales de esta Administración y mantenerla al menos ahí para asegurarnos de que contamos con los recursos, con la reserva de hidrocarburos que va a requerir el crecimiento económico de México hacia el futuro”, indicó.

Finalmente, Kessel señaló que este objetivo implica un esfuerzo muy importante de exploración en Petróleos Mexicanos (Pemex) para lo cual se han destinado mayores recursos a esa empresa.

Actualmente, México cuenta únicamente con una central de energía nuclear en Laguna Verde, en el estado de Veracruz, este del país, la cual tiene capacidad para generar 1.300 megawatts (Mw).(EFE)

DiarioVasco.com