Menos gas por un desperfecto en plantas neuquinas

Se usó la carga de un barco anclado en Bahía Blanca.

Un desperfecto en los turbocompresores de las petroleras Total e YPF en Neuquén dejó sin 10 millones de metros cúbicos de gas a todo el sistema nacional. Así lo informó “La Nación”.

El percance obligó al gobierno a suplir el suministro con el barco regasificador de Bahía Blanca. Es una tarea que desde hace tres años no se producía en abril. El buque Excelsior regasifica GNL (gas natural licuado) e inyecta gas en los gasoductos troncales. De todas formas –advierte también el diario “Ámbito Financiero”- el volumen del producto resulta insuficiente, por lo que debió cortarse el suministro a algunas generadoras térmicas.

Agrega que el buque regasificador que se contrata desde 2008 para el período mayo-setiembre, este año se quedó en la Argentina todo el verano aunque a 30 kilómetros del puerto de Bahía Blanca para ser utilizado en casos de emergencia.

Pero esta semana debió ser trasladado al muelle, al tiempo que ya llegó el primer buque metanero que trae la carga de GNL.

El desperfecto se suma al déficit estructural y las faltas de mantenimiento. Así, mientras viernes y sábado se despacharon 112 millones de metros cúbicos por los gasoductos, el domingo hubo una caída a 97,6 millones, según los partes diarios del Enargas.

Río Negro

Gas: comienzan a llegar los buques de GNL para cubrir la demanda en el invierno

La empresa norteamericana Excelerate Energy suministrará cuatro cargamentos de gas natural licuado (GNL) a la terminal de regasificación de Bahía Blanca desde este mes hasta julio, dijo la firma en un comunicado difundido por Télam.

Excelerate, participada en un 50% por la alemana de servicios públicos RWE, comentó que la empresa estatal ENARSA le adjudicó cuatro de los 14 cargamentos que proyecta importar entre este mes y septiembre.

Según Excelerate, a través de dos licitaciones, ENARSA firmó acuerdos con otros dos proveedores para que abastecieran este año con GNL al buque regasificador de Bahía Blanca, que es también propiedad de la firma alemana.

Los otros ya contratados son las españolas Repsol y Gas Natural, también con cuatro cargamentos cada una, mientras todavía falta una última compulsa en la que también participa Morgan Stanley. Cada carga implica aproximadamente dos semanas de suministro de gas de hasta 8 millones de metros cúbicos diarios.

De los buques metaneros (que traen cada cargamento) que contrató ENARSA, llegarán dos en este mes, dos en mayo, tres en junio, tres en julio, tres en agosto y uno en septiembre.

Todavía no se conoce el resultado de la última licitación, por lo cual oficialmente sólo están adjudicadas 12 cargas.

El Investigador Energético & Minero