Vinculan la trata en la zona a la actividad petrolera

Un informe del Observatorio Petrolero Sur revela complicidad policial. La dinámica de la industria hidrocarburífera –concentración de hombres lejanos a sus hogares y con altos sueldos– contribuye al desarrollo de redes de trata de mujeres y niñas para la explotación sexual, generando “nuevas formas de esclavitud, amparada por funcionarios públicos”, afirma un informe del Observatorio Petrolero Sur que ubica a Río Negro y a Neuquén como provincias receptoras.

El informe –disponible en el sitio www.rionegro.com.ar– cita que “el sur del país es un enorme prostíbulo” según Mercedes Assorati, del Programa Esclavitud Cero de la fundación El Otro. Esa certeza aparece naturalizada en el intendente de Rincón de los Sauces, que tras un megaoperativo policial afirmó que Rincón “no escapa a la realidad de todas las comunidades petroleras o mineras del país y del mundo, o sea esto hace a nuestra identidad también”.

Fabiana Tuñez, de la asociación La Casa del Encuentro, de Buenos Aires, señala que “la trata siempre existió”. Assorati explica que, antes, “estaba más relacionada con redes locales” mientras que, ahora, “los prostíbulos siguen gerenciados por las mismas personas pero el control de las mujeres lo tiene el crimen organizado. Los tratantes utilizan un sistema de ‘plazas’, es decir, alquilan las mujeres a los burdeles por cortos períodos y luego las rotan, y las víctimas permanecen muy poco tiempo en cada lugar”.

Añadió que creció el número de mujeres en situación de prostitución porque “son obligadas a trabajar sin protección, a consumir drogas, maltratadas, sometidas a toda clase de vejaciones y ‘la vida útil’ es muy corta”.

Otra novedad es que “la trata antes operaba con las mujeres más pobres, las analfabetas o de otros países que no hablaban la lengua”, agrega Tuñez. “Ahora se demandan mujeres ‘exóticas’, de clase media, mujeres-niñas de clase alta”. “Esto llevó a que aumentara el número de reclutamientos a partir de la inducción a la droga y los secuestros”, lo que hizo más visible el fenómeno. “Son chicas que van al colegio, que tienen una familia, que tienen una situación social media”.

A partir de una investigación de la Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas de la Procuración General de la Nación, pudo reconstruirse un circuito de trata que va desde Santa Rosa a 25 de Mayo, y de allí a Catriel y a las neuquinas Añelo, Cutral Co, Plaza Huincul y Rincón de los Sauces. Todas petroleras.

“La trata es un negocio que mueve 32.000 millones de dólares anuales en el mundo y se lleva la vida de más de 4 millones de mujeres y niñas”, cuantifica Tuñez. “En Argentina, que no hay estadísticas oficiales, pero en el último año y medio 627 mujeres y niñas están desaparecidas”. Desde el 2008 a la fecha Gendarmería Nacional y la Policía Federal liberaron, cada una, a más de 200 mujeres en poder de las redes de trata de personas.

En mayo del 2009 el municipio de Santa Rosa prohíbe las whiskerías. Actualmente la legisladora rionegrina Beatriz Manso junto a ONG, impulsa en su provincia una norma similar para Río Negro.

Río Negro

La situación en Río Negro y Neuquén

“En Río Negro, existen contactos de la ‘red pampeana’ que manejan prostíbulos en General Roca y Choele Choel, pero mantienen socios en San Antonio Oeste, Las Grutas, Sierra Grande, Río Colorado y Catriel. También mantienen contactos con Rincón de los Sauces, en Neuquén, donde “alquilan” mujeres a otros tratantes por tiempo determinado”, afirmó el Cedhco.

Assorati puso como ejemplo el prostíbulo Las Vegas, de Choele Choel, y otros de la misma red. La jueza Marisa Bosco, a cargo de investigar algunas causas vinculadas a Las Vegas, denunció presiones por parte de la policía rionegrina y que altos funcionarios provinciales presentaron demandas por mal desempeño contra ella. En ese marco también cesantearon a Gabriel Ormeño, policía que investigó a sus superiores y probó la participación de miembros de esa fuerza en la red de trata que opera en la localidad.

“En Neuquén, existen verdaderos clanes familiares operando con ‘proxenetas’ en las zonas petroleras, pero existen graves situaciones de “captación” de menores –dos casos en Cutral Co y seis casos en Neuquén Capital– donde menores de la misma provincia son explotadas internamente”, aseveró el Cedhco.

Según la agrupación Sin Cautivas la fiscal González Taboada les admitió que negaba públicamente la existencia de trata en la región, porque admitirla genera miedo en la sociedad. La misma agrupación indicó que “el número de prostíbulos en Rincón de los Sauces es incierto. En febrero, en un “megaoperativo” se allanó decenas. Recientemente, fue separado de su cargo un jefe policial que pedía a las ‘casas de masajes’ hasta mil pesos a cambio de trabajar “en paz”.

Río Negro