Advierten sobre la fragilidad del río Negro

La cuenca comienza a sufrir efectos contaminantes por el vertido de fluidos domésticos e industriales. El manejo de las crecidas impacta en la flora y la fauna. Lo dice un estudio oficial.

Los residuos domésticos e industriales generados en centros urbanos con cierta densidad poblacional están provocando problemas en la cuenca del río Negro. La contaminación en las áreas rurales, como consecuencia de las actividades productivas, comienza a ser relevante; según el Consejo Interprovincial de Ministros de Obras Públicas (CIMOP).

El diagnóstico forma parte de un estudio denominado “La gestión del agua y su infraestructura en el desarrollo sustentable del territorio” elaborado por ese cuerpo para abordar la problemática de los recursos hídricos en la Argentina, y el desarrollo humano y estratégico de las regiones.

Indica que la debilidad de algunas zonas de montaña y el carácter torrencial de las escorrentías provoca una marcada erosión de los suelos de la cuenca. Este fenómeno se encuentra agravado en extensas zonas por el excesivo pastoreo de las majadas. El fenómeno caracteriza el ambiente físico imperante en la cuenca del río Neuquén que transporta elevados cargos sedimentarios a los embalses.

Si bien el trabajo considera que el grado de conservación de los ríos en la cuenca es razonablemente satisfactorio, pone en el tapete de discusiones que el vertido de efluentes domiciliarios sin tratar, sumado al de origen industrial; hacen que la calidad del agua se vea parcialmente degradada en ciertos sectores del río.

Las obras de regulación construidas han modificado sustancialmente el régimen hídrico natural provocando alteraciones del medio que se manifiestan de diversos modos. En algunos casos, plantea que la eliminación de crecidas importantes suprimió el efecto autolimpiante en los cauces.

En segundo término, observa que la desactivación casi permanente de algunos cauces secundarios se traduce en una modificación del hábitat de las especiales vegetales y animales.

Una de las actividad más contaminantes que menciona el estudio en el ámbito de la cuenca es la explotación petrolera. Pide atención en los derrames y filtraciones de hidrocarburos y de los elementos químicos utilizados en el proceso de extracción.

El CIMOP puso como ejemplo que la explotación de la cuenca hidrocarburífera neuquina de vasta extensión en esta región, constituye una “permanente amenaza” para la flora y fauna, y para las fuentes de abastecimiento de agua potable.

De iguales características aunque de menor magnitud por tratarse de una actividad no desarrollada aun en plenitud, es el conflicto derivado de la actividad minera.

Río Negro

Propuestas de resolución plantedas por la Asamblea SANIDARIOS al Parlamento de Legisladores Patagónicos

Carmen de Patagones, día 13 de Abril del año 2010

A la Señora Presidenta del
Parlamento de Legisladores Patagónicos
Dra. Magdalena Odarda
Su despacho

Ref.
Solicitud de la Asamblea SANIDARIOS, a fin de reunirse
con legisladores neuquinos, rionegrinos y bonaerenses,
para tratar la remediación del proceso de eutrofización y
contaminación petrolera, industrial, agrotóxica y cloacal
padecida por la Cuenca del lago Nahuel Huapi y los ríos
Limay, Neuquén y Negro.

De nuestra mayor consideración:

Tenemos el agrado de dirigirnos a usted, al efecto de solicitarle quiera tener a bien gestionar una reunión con legisladores representantes de las comisiones de recursos hídricos, educación y desarrollo económico de las provincias de Neuquén, Río Negro y Buenos Aires y la Asamblea SANIDARIOS, a fin de tratar el encaminamiento para la remediación de la eutrofización y la contaminación petrolera, industrial, agrotóxica y cloacal de Cuenca padecida por la Cuenca del lago Nahuel Huapi y los ríos Limay, Neuquén y Negro.

Propiciamos para el correcto desarrollo del tema planteado, reconocer y respetar los siguientes parámetros de tratamiento:

Considerar “El Agua como Derecho Humano”.

Reconocer “Los Derechos de la Naturaleza”; fuente proveedora del agua.

Reconocer cada acuífero subterráneo, vertiente, arroyo, laguna, lago, embalse y o río que conforman el ecosistema de la Cuenca del lago Nahuel Huapi y los ríos Limay, Neuquén y Negro como eje de agua primordial a sostener, cual elemento vital, y para el debido desarrollo de cada una de las familias neuquinas, rionegrinas y maragatas que convivimos y convivirán a su vera.

Reconocer a la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas AIC, como el organismo rector en el control, preservación y remediación de la eutrofización y contaminación padecida por la Cuenca del lago Nahuel Huapi y los ríos Limay, Neuquén y Negro.

La regencia de la AIC en lo que a Sanidad Ambiental de la Cuenca se refiere, es sostenida por la Ley 23.896 del Senado y Cámara de Diputados de la Nación; Ley 1.651, Decreto 2.197 de la Provincia  de Neuquén; Ley Nº 10.452 de la Provincia de  Buenos Aires y la Ley Nº 2.088 de la Provincia de Río Negro. El Art. 2 de su Estatuto “La AUTORIDAD tendrá por objeto entender, en el modo y con los alcances que se fijen en el presente Estatuto en todo lo relativo a la administración, control, uso, aprovechamiento y preservación de las cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro. El Art. 41 de la Constitución Nacional le obliga: “El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley”. (Para su administración, la AIC recauda el 1,5% de la recaudación de las cinco represas hidroenergéticas de los ríos Limay y Neuquén).

Ya el Tratado de Creación de la AIC le señala tal potestad: “y considerando que es necesario regular los recursos hídricos interprovinciales, tendiendo a armonizar y compatibilizar la acción de las Provincias y la Nación, teniendo en cuenta que una administración eficiente de los mismos no puede parcializarse por jurisdicciones y dado que el concepto de cuenca trasciende los límites políticos establecidos….”.

Otros parámetros de tratamiento para el tema expuesto, se refieren a la necesidad de revertir la obsoleta conducta de utilizar los torrentes hídricos de la Cuenca como para el volcado final de efluentes de toda índole, comprendiendo la imperiosa necesidad de disponer nuevos espacios territoriales para el volcado, tratamiento y recuperación de los efluentes cloacales e industriales, propiciando para tal efecto la utilización de la zona de bardas aledañas a la Cuenca, espacios a ser destinados para la práctica forestal tras el reciclado de los efluentes cloacales, y para el próximo y correcto asentamiento de las plantas industriales neuquinas, rionegrinas y bonaerenses establecidas y a establecerse sobre las  bardas que conforman la Cuenca.

Revertir el engañoso principio hoy dispuesto para el control de la contaminación del agua de la Cuenca, actualmente establecido en función al resultado de los análisis realizados en el agua y sus componentes. El río no se enferma por si mismo, sino por los venenos que le agregan; por cuanto que su correcto control ambiental debe ser establecido en función al control de cada efluente petrolero, agrotóxico, industrial y cloacal volcado, filtrado y o escurrido a lo largo de su curso; responsabilidad de control a asumir por la AIC.

Obrar en consecuencia al significado de las miles de familias que hoy precisan y precisarán de ocupar nuevos espacios de suelo para establecer su vivienda y capacidad de desarrollo, familias quienes por su natural instinto de supervivencia habrán siempre de radicarse próximas a los torrentes de agua. Hoy ya 17.000 familias reclaman su suelo en la Ciudad de Neuquén; tan solo en un año, 900 familias ocuparon tierras para su vivienda en la Ciudad de Viedma; fenómeno de inmigración consecuente a la progresiva expulsión de la población hoy asentada en las grandes concentraciones urbanas; personas ya hartas de padecer y subsistir en estado de carencia y hacinamiento, donde el artificio del trabajo impropio, el tiempo muerto de transporte, la indolencia pública, y o la falta de expectativas por una vida mejor, tienden su conducta emigratoria hacia el encuentro de un espacio apto y pleno donde desarrollarse: Un sitio con agua presta.

Y es sobre las márgenes de los lagos y ríos que conforman entre otros estuarios nuestra Cuenca Patagónica, el espacio vital que, invariablemente, habrá de convocar, cobijar y sostener una enorme corriente de familias que emigrarán de las grandes concentraciones urbanas; situación social que nos convoca a realizar un inminente planteo para la formulación y creación de nuevos espacios para el hábitat público, sitio donde habitarán y se desarrollarán estas nuevas familias, siempre dependientes y en derredor de la calidad y cantidad de agua a consumir.

Brindadas estas premisas, le solicitamos el planteo conjunto con nuestra Asamblea SANIDARIOS, de las siguientes propuestas:

* Se propone al Parlamento de Legisladores Patagónicos para que convoque a las Comisiones de Educación de  las Provincias de Río Negro, Neuquén y Buenos Aires, a fin de que se incorpore a su respetiva currícula del ciclo primario de educación, un manual de educación que instruya la función ecológica, social y de desarrollo genuino y local, que en forma complementaria e interrelacionada, conforman los diversos cursos hídricos de la Cuenca del Lago Nahuel Huapi y los ríos Limay, Neuquén y Negro.

* Se propone al Parlamento de Legisladores Patagónicos para que convoque a las Comisiones de Recursos Hídricos de las Provincias de Río Negro, Neuquén y Buenos Aires, a fin de ponerlos en conocimiento para la resolución del proceso de eutrofización y contaminación petrolera, agroquímica, industrial y cloacal padecida por la Cuenca.

* Pedimos que a través del agregado al Estatuto de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas AIC, se indique en forma precisa que este organismo es el único responsable final por el control de los efluentes y residuos de origen agroquímico, industrial, petrolero, industrial urbano y cloacal volcados y/o filtrados a la Cuenca.

* Propiciamos la promulgación de un Nuevo Protocolo para el Resguardo de la Calidad, Sanidad y Vitalidad del Agua de la cuenca del lago Nahuel Huapi y los Ríos Limay, Neuquén y Negro, formulado a partir de que los efluentes cloacales e industriales sea analizados antes de que tomen contacto con el agua del río.

* Propiciamos desde la responsabilidad de regencia y administración de la AIC, la creación de un Único Órgano de Control responsable de investigar, señalar y recomponer desde su origen, cada foco de contaminación petrolera, agrotóxica, industrial, frigorífica, hospitalaria, industrial urbana y cloacal que directa o indirectamente sea volcado, escurrido y o filtrado al agua de los acuíferos subterráneos, arroyos, embalses, lagunas, lagos y ríos que en su conjunto conforman el ecosistema de la Cuenca del lago Nahuel Huapi y los ríos Limay, Neuquén y Negro.

* Se promueva la modificación de los Estatutos de la AIC para la incorporación de un Fondo Ambiental específico a ser destinado al Control Ambiental de la Cuenca.

* Se promueva la modificación de los Estatutos de la AIC para la incorporación de un Fondo Ambiental específico, como ayuda financiera para la reparación o creación de plantas depuradoras cloacales o industriales.

* Fundados en el dictado del Art. 41 de la Constitución Nacional*, requerimos se establezca en los Estatutos de la AIC como prioridad la preservación ambiental de la Cuenca, por sobre la financiación de obras de control de erosión, defensa de costas, costaneras y/o paisajes. * “El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley”

* Requerimos se exija a la AIC el incremento del caudal de agua volcado por las represas, llevado a una constante mínima de 900mts3 por segundo, ya que de otro modo el proceso de eutrofización y contaminación será inevitable, y cualquier proyecto de desarrollo urbanístico o productivo ligado al agua del río, por su insuficiente caudal,  estará condenado al fracaso.

* Se solicita a los legisladores que requieran la memoria y balances de la AIC desde su constitución; y soliciten una Auditoría del manejo de sus fondos.

* Propiciamos se legisle para que todos los efluentes cloacales sean trasladados a la zona de bardas, a fin de que sean allí primero tratados, y luego utilizados para el riego forestal.

* Propiciamos se legisle a fin de promover la instalación de los servicios públicos elementales en la zona de bardas aledañas a cuenca, con el fin de servir este espacio para la próxima radicación de industrias de toda índole.

* Promovemos se legisle a fin de que cada municipio tenga su Carta Ambiental Municipal, donde estas problemáticas se vean reflejadas no sólo en enunciado de derechos, sino en prácticas concretas y eficientes que permitan el control ciudadano, a fin de proteger sus bienes naturales.

Para finalizar, y con el fin de rogarle especial relevancia al tema tratado, brindamos a las Legisladoras y los Legisladores Neuquinos, Rionegrinos y Bonaerenses, el párrafo final correspondiente a las conclusiones de nuestra última Asamblea SANIDARIOS, el cual refleja la situación actual con relación a la preservación ambiental de nuestra Cuenca del lago Nahuel Huapi y los ríos Limay, Neuquén y Negro:

“A tres años de iniciar la actividad de nuestra Asamblea, y pese a las permanentes denuncias sobre eutrofización y contaminación agrotóxica, petrolera, industrial y cloacal testimoniadas a lo largo de la Cuenca, comprobamos que persiste un vergonzoso e inconcebible estado de apatía en los responsables de controlar y remediar su degradación ambiental, encabezados por las autoridades y funcionarios de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas como organismo rector en su amparo ambiental; en complicidad con quienes administran el Departamento Provincial de Aguas y ARSA en la Provincia de Río Negro; la Dirección de Hidráulica y el EPAS en la Provincia de Neuquén; y la Autoridad del Agua y ABSA en la Provincia de Buenos Aires (Con tantos responsables, nadie es responsable). Señalamos también a los Intendentes y Presidentes de los Concejos Deliberantes de cada municipio lacustre y/o ribereño a la Cuenca, quienes estimamos ya no pueden continuar en su postura de silencio e inacción al respecto de sus propios focos de putrefacción del agua; y convocamos por fin a la responsabilidad de los  ciudadanos rionegrinos, neuquinos y maragatos en participar y ejercer juntos nuestros derechos constitucionales, a fin de preservar este maravilloso e invalorable “Hilo de Vida” que representan nuestros lagos y ríos patagónicos”.

Sin otro particular, quedamos a la espera de su determinación al respecto de los temas tratados, y hacemos propicia esta presentación para saludarla muy cordialmente.

Claudia Czertok            Elvio Mendioroz             Ileana Petersen
14.418.231                 8.213.861                   21.445.989

ASAMBLEA POR LA SANIADAD DE LA CUENCA DEL LAGO NAHUEL HUAPI Y LOS RÍOS LIMAY, NEUQUÉN Y NEGRO – SANIDARIOS –
J.J. Biedma 87 – CP 8.504 – Carmen de Patagones – Provincia de Buenos Aires

www.eco-comarca.com.ar sanidarios-owner@gruposyahoo.com.ar

Claudia Czertok 02920 – 424.269  /  Ileana Petersen  426.413 /  Elvio Mendioroz  464.222