Eskenazi comprará otro 10% de YPF

Luego de los anuncios de desinversión de Repsol, el grupo Petersen dejó trascender que aspira a controlar este año el 25 por ciento de la filial local. Rumores en España por ofertas italianas.

La información se superpone  a los anuncios de inversión de la matriz por casi 43 mil millones de pesos en 5 años.

El Grupo Petersen, propietario del 15,4 por ciento de YPF, la filial local de la española Repsol, hará uso de la opción de compra por otro 10 por ciento de la subsidiaria argentina. La opción vence en 2012, pero el grupo de la familia Eskenazi la ejercería antes de fin de año. Fuentes empresarias señalaron que el adelanto está directamente  vinculado con los buenos resultados obtenidos recientemente por la firma, que para el primer trimestre del año comunicó ganancias preliminares récord por 1.535 millones de pesos, 200 por ciento más que en igual período de 2009, cuando las ganancias fueron de “apenas” 510 millones.

Ganancias globales

La matriz española, en tanto, también había anunciado la semana pasada en Madrid las ganancias del trimestre, las que treparon a 688 millones de euros. Además de sus resultados, la empresa anunció el Plan Horizonte 2014, el que incluyó inversiones para Argentina por 8.400 millones de euros en 5 años. Fuentes de YPF consultadas por La Mañana de Neuquén indicaron que aún es demasiado prematuro definir el destino de las inversiones anunciadas, pero destacaron que seguramente se canalizarán al ambicioso plan integral de exploración que la petrolera lanzó en diciembre pasado y que contempla el desarrollo de 250 zonas potenciales a nivel nacional, siempre entre 2010 y 2014.

Además de las inversiones, Repsol YPF anunció “desinversiones”, es decir ventas de activos y retirada, por 4.500 millones de euros, lo que incluiría parte de sus acciones en YPF. Visto desde el lejano sur, la convivencia entre inversiones y reducción en la participación accionaria no parece una fórmula muy convencional. Sin embargo, Brufau ratificó en Madrid que Repsol sigue con intenciones de incorporar nuevos accionistas en YPF, ya sea mediante la entrada de socios institucionales o a través de la Bolsa, para lo que dio un plazo de un año. Así, serían los nuevos socios quienes aportarían parte de las inversiones globales anunciadas por 28.500 millones de euros.

La noticia de la posible ampliación de la participación del accionista local se produce tras la proliferación de oferentes, presuntos o ciertos, conocidos en las últimas semanas, desde el grupo local Bulgheroni, lo que fue desmentido por YPF, a inversores chinos e italianos. El trascendido de ejercer la opción de compra por parte de Eskenazi parece tener por objeto poner fin a trascendidos y ofertas externas.

En los dos últimos años la petrolera generó un flujo de caja de 1.700 millones de euros gracias a las desinversiones del 10 por ciento en CLH, de marketing en Chile, Brasil y Ecuador, de gas licuado en Bolivia y Marruecos, de la Torre Repsol de Madrid y de activos financieros. Pero más allá de los anuncios para Argentina, las miras de la matriz española están concentradas en los descubrimientos de Perla en Venezuela, Abaré en Brasil o Buckskin en Estados Unidos, tres de los mayores del mundo en 2009. La compañía parece estar convirtiendo a la exploración y producción en la clave de su crecimiento.

Oferta italiana

Ayer se conoció en España que el grupo petrolero italiano Eni sería uno de los interesados en ingresar a Repsol YPF y que algunos de sus ejecutivos se entrevistaron con funcionarios de la presidencia española. Sin embargo, ni los funcionarios, ni Repsol, ni Eni en Italia, confirmaron la versión de la prensa española. Los dos grupos ya negociaron un acercamiento en el pasado. Si se fusionasen, alcanzarían la misma dimensión que Shell, BP o Total.

La Mañana Neuquén