Nace Oil, la nafta de Cristóbal López

Petrobras vendió su refinería San Lorenzo y 363 estaciones en US$ 36 millones al empresario del juego

Por Francisco Olivera.- Cristóbal Manuel López, el poderoso empresario del juego, abrirá en enero, en Villa Carlos Paz, la primera de 363 estaciones de servicio con la marca que pretenderá imponer en el mercado argentino de combustibles: Oil. La estrategia quedó plasmada anteayer, cuando el directorio de Petrobras Energía acordó la venta de su refinería de San Lorenzo, Santa Fe, y 363 estaciones a la firma Oil Combustibles, del dueño de Casino Club, en 36 millones de dólares.

La operación, que había sido acordada el viernes pasado en el consejo de ministros de Brasil, incluye además la venta del volumen de petróleo y combustibles acumulados en la refinería y en las estaciones para unos 20 días, activos que, según los precios actuales, oscilarían en los 74 millones de dólares. Se trata, con todo, de precios que pueden variar en el transcurso de los 90 días que durará el traspaso. “El valor total de la transacción está estimado en aproximadamente 110 millones de dólares”, dijo la estatal brasileña en un comunicado enviado ayer a las bolsas de Buenos Aires y San Pablo. Las deudas quedarán para Petrobras.

López tendrá así una red de estaciones que abarca el sur de la provincia de Buenos Aires y Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero y Salta, entre otras áreas, y 42 de lo que los petroleros conocen como “agroestaciones”, que venden gasoil a productores agropecuarios. Instalado en Comodoro Rivadavia desde su infancia, abrirá también, de manera simbólica, una boca de expendio en esa ciudad. El cambio de imagen demorará, según prevén en la empresa, entre 12 y 15 meses.

Tantos cambios juntos recibieron ayer la primera queja del sector, que salió, en duros términos, de Rosario Sica, presidenta de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina. “Es sorpresivo y preocupante, no sólo para los estacioneros sino también para el país, que una sola empresa compre, en un momento deficitario del sector, una destilería obsoleta y 360 estaciones de servicio. ¿Cuál es el objetivo? Sabemos que el señor Cristóbal López es una persona muy allegada al Gobierno.”

Sica anticipa algunos juicios de los propietarios de las estaciones que no querrán cambiar la marca Petrobras por Oil. “Hay contratos vigentes, van a patalear unos cuantos”, agregó.

El paso dado por Petrobras es, hasta ahora, una fuerte señal de desinversión en la Argentina, donde los brasileños mantienen todavía una refinería en Bahía Blanca y otras 150 estaciones de servicio.

En un comunicado enviado ayer a los medios, la compañía intentó objetar cualquier especulación. “Petrobras Energía SA reafirma su permanencia en el negocio de refinación y comercialización de combustibles por medio de la continuidad de la operación de su refinería en la ciudad de Bahía Blanca y su correspondiente red comercial”, dijo.

Si se confirma, la estrategia de repliegue es medianamente nueva. En septiembre de 2007, Petrobras intentó expandirse en la Argentina y fue frenada por la Casa Rosada: enterados de que Exxon Mobil quería desprenderse de Esso, su filial local, los brasileños hicieron una atractiva oferta por la refinería que la petrolera norteamericana tiene en Campana. Aunque ya se había contratado para la operación al banco JP Morgan, el entusiasmo inversor quedó trunco ante las advertencias del Gobierno, que pretendía a empresarios locales como controladores de los activos de Esso. Como nadie igualó la oferta de Petrobras, Exxon Mobil se resignó finalmente a no vender.

López parece estar recorriendo un camino inverso al de Petrobras. Aunque el volumen de crudo que produce Oil M&S, su empresa de extracción, es todavía pequeño, el emprendedor de Comodoro Rivadavia pretende llegar a procesar, en un plazo de tres años, entre un 30 y un 45% de petróleo propio. Esta condición convertiría a Oil M&S en lo que el sector llama “petrolera integrada”, un status que tienen sólo dos compañías en el país, YPF y Petrobras, que refinan y producen.

De todos modos, la destilería adquirida ayer es relativamente pequeña. Con una capacidad para procesar unos 7000 metros cúbicos de petróleo por día ?cuatro veces menos que, por ejemplo, la de YPF en Ensenada?, San Lorenzo está más preparada para refinar gasoil liviano o fuel oil, conocidos como “destilados medios”, que cualquier otro combustible. Producir fluidos de mejor calidad, como la nafta de alto octanaje, la obligaría a agregar aditivos o recurrir a una planta reformadora. Cerca de la zona, López podrá contar para eso con las instalaciones de Petroquímica Argentina SA.

Estas características le permitirán sin embargo explotar otro negocio: la venta de fuel oil a la estatal Enarsa, la intermediaria que lo distribuye luego entre las generadoras de electricidad. Hasta ahora, la refinería tiene sólo un 8% en ese mercado.

La Nación

Cristóbal López ya tiene su petrolera integrada

Su empresa anunció oficialmente la compra de la refinería que tenía Petrobras en San Lorenzo. A través de su empresa Oil ahora desarrolla actividades en la producción, refinación y comercialización de hidrocarburos y derivados.

Finalmente, la petrolera Petrobras Energía oficializó la venta de su refinería ubicada en la localidad santafesina de San Lorenzo a la empresa Oil Combustibles una sociedad perteneciente al empresario Cristóbal López y que de esta forma pasa a ser integrante del exclusivo club de empresas petroleras integradas.

La operación, que alcanza los 110 millones de dólares contempla además la red de comercialización de combustibles compuesta por 360 puntos de venta y los clientes mayoristas asociados en diversos canales geográficamente relacionados con ella.

El detalle de la transacción conlleva una oferta de 36 millones de dólares por los activos más otros 74 millones de dólares por los stocks de petróleo y los diferentes productos de la firma.

La operación no incluye la venta de la unidad Reformadora que Petrobras Energía S.A. posee en su Complejo Petroquímico de Puerto General San Martín.

El plazo que demandará para el efectivo control del negocio será de aproximadamente 90 días, ya que la operación está sujeta a la obtención de las autorizaciones administrativas requeridas por la legislación vigente.

El grupo Oil, consideró, según explicó en un comunicado que dio “un paso enorme en su estrategia de crecimiento e integración en la industria del petróleo y gas de la Argentina”.

El grupo de empresas que forman Grupo Oil tienen más de treinta años de activa participación en la actividad, desde el inicio como prestador de servicios integrales, siendo a la fecha el principal prestador de servicios de capital nacional, a partir del año 1996 como operador de áreas hidrocarburíferas y en ello, con marcado acento en procesos exploratorios y finalmente en el último año ha puesto en marcha un fuerte proceso de inversiones en el desarrollo de sus campos petrolíferos.

Con esta operación grupo Oil, tendrá una efectiva presencia en el mercado de los combustibles en más de quince provincias del centro y norte del país que eran abastecidas desde la refinería de San Lorenzo.

Diariamente Neuquén