Venezuela acuerda con Chevron y Repsol la explotación de la Faja del Orinoco

Según el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, la inversión será “de entre 15.000 y 20.000 millones (de dólares) por proyecto”. La producción en cada bloque oscilará entre 400.000 y 480.000 barriles por día.

El gobierno de Venezuela firmó el miércoles acuerdos con dos consorcios liderados por la española Repsol y la estadounidense Chevron para explotar petróleo en dos bloques del país sudamericano que atraerán una inversión de hasta 40.000 millones de dólares.

Los dos consorcios resultaron vencedores en dos licitaciones organizadas en febrero para atribuir la explotación de los bloques Carabobo 1 y 3 de la Faja del Orinoco (este de Venezuela), considerada la mayor reserva de hidrocarburos del mundo.

Según el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, la inversión será “de entre 15.000 y 20.000 millones (de dólares) por proyecto”. La producción en cada bloque oscilará entre 400.000 y 480.000 barriles por día.

El presidente ejecutivo de Repsol, Antonio Brufau, y el presidente de Chevron para Africa y América Latina, Ali Moshiri, participaron en esta firma de los acuerdos, en la que también estuvo presente el jefe de Estado venezolano, Hugo Chávez.

“Firmamos estos convenios haciendo uso de nuestra independencia y soberanía”, se congratuló el presidente venezolano.

Además de Repsol, en el bloque Carabobo 1, están presentes la firma de Malaisia Petronas y las indias ONGC, Indian Oil y Oil India. En el bloque Carabobo 3, liderado por Chevron, también participan las japonesas Impex y Mitsubishi y la venezolana Suelopetrol.

Las empresas extranjeras crearon, como indica la ley local, empresas mixtas con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), que debe ostentar siempre como mínimo un 60% de las participaciones en los proyectos.

Además, para acceder a estos proyectos, el consorcio liderado por Repsol tuvo que pagar al Estado venezolano un bono de 1.050 millones de dólares y el liderado por Chevron de 1.000 millones de dólares.

“Me acusan a mí de estar regalando el dinero de los venezolanos, de forma egoísta (…) Pero aquí está la realidad. Este gobierno ha recuperado miles de millones de dólares que se fueron”, dijo Chávez.

El gobierno venezolano, que recuperó en 2007 el control de los recursos petroleros, desea finalizar este año la selección de socios extranjeros para concentrarse en aumentar la producción en la Faja del Orinoco.

En esta riquísima reserva de 55.314 km2, Venezuela elige sus socios bien por licitación o por acuerdos entre gobiernos. Así, el Ejecutivo de Chávez ya entregó de manera directa la explotación de bloques de la Faja a un consorcio de empresas rusas, a la italiana Eni, a Petrovietnam y la china CNPC.

Todos los proyectos en curso en esta reserva representan inversiones de 80.000 millones de dólares, según Ramírez. Según el ministro, sólo en la Faja se estima producir 4,6 millones de barriles al día (mbd) en 2020. Para 2021, dijo el ministro este miércoles, la producción total de crudo en Venezuela será de 6,8 mbd, frente a los 3,011 mbd actuales.

“Venezuela está fortaleciéndose para convertirse en una potencia energética mundial y la Faja tendrá un rol estelar que jugar en el futuro”, aseguró el ministro venezolano.

“Estamos encantados de estar aquí. El hecho de que las empresas internacionales estemos enfrentando proyectos tan avanzados tecnológicamente en Venezuela es un ejemplo de la confianza en el país”, aseguró por su parte el presidente de Repsol, garantizando a Chávez que Venezuela “no se arrepentirá” de la concesión de este bloque petrolero.

Repsol prevé comenzar en 2013 la producción temprana (sin facilidades de procesamiento) de crudo en el bloque Carabobo 1 y según Brufau en 2017 se estará “en plena producción con los mejoradores trabajando”.

En el caso de la Faja venezolana, donde el petróleo es extrapesado, se requieren costosos mejoradores para hacer el crudo más liviano antes de llevarlo a la refinería.

Venezuela, segundo país del mundo con mayores depósitos de crudo, tiene reservas probadas de petróleo de 211.173 millones de barriles y desea elevarlas hasta los 316.000 millones de toneles a medio plazo. (AFP-NA).

La Mañana Neuquén