La chilena Enap dejará de explorar petróleo en Argentina tras pérdidas por US$ 40 millones

Con esta medida cierra un ciclo de casi 20 años de búsqueda de crudo en el vecino país y que fue impulsado por compromisos estratégicos asumidos con gobiernos transandinos. Ahora la estatal sólo se dedicará a explotar los yacimientos que opera en ese mercado.

Por Jessica Marticorena.- Un castigo histórico por US$ 40 millones reconoció Enap durante 2009 en su negocio de exploración de petróleo en Argentina, a raíz de una búsqueda fallida de crudo: encontró pozos secos. Este resultado impulsó a la petrolera a redefinir su estrategia en el vecino país: la firma dejará de explorar crudo y se enfocará únicamente hacia la producción de los yacimientos que opera actualmente.

Con esa medida, Enap pone fin a un ciclo de casi 20 años de búsqueda de crudo en el territorio transandino, que fue impulsado por compromisos estratégicos asumidos por gobiernos chilenos con autoridades argentinas.

“En los últimos 10 años, Argentina sistemáticamente ha aportado resultados positivos para la compañía, pero el año pasado hicimos una exploración off shore con YPF, perforamos tres pozos y nos fue mal, tuvimos un descubrimiento que no es comercial y abandonamos ese proyecto. Eran compromisos que venían del año 2000”, reconoce Nelson Muñoz, gerente de exploración y producción de Enap.

Si bien la compañía todavía mantiene otros bloques en ese país que podría explorar, la firma decidió no hacerlo. “Hemos decidido no continuar perforando. La cartera que tenemos en este momento en Argentina es solamente de producción de petróleo. Más inversión en exploración no tenemos contemplado realizar en ese país “, indica Muñoz.

El ejecutivo recuerda que “en los últimos años el gobierno aumentó los derechos de exportación para hidrocarburos y hoy no es atractivo invertir en exploración”.

Enap registró un comportamiento similar en Colombia, país que abandonó a mediados de la década pasada producto de fallidas exploraciones que le costaron cerca de US$ 20 millones. El año pasado también realizó un castigo de US$ 10 millones por Egipto.

¿Buen negocio?

En Enap aseguran que Argentina sigue siendo un buen negocio. “Todavía en Argentina es rentable producir petróleo y anticipamos que este año vamos a tener resultados positivos”, dice Muñoz. Y da cifras: “Argentina nos entrega anualmente ingresos por unos US$ 160 millones, por concepto de ventas de crudo en el mercado interno”.

Ese resultado considera la realidad de precios vigente en el vecino país. “El petróleo no se comercializa a precios de mercado internacional, porque está acotado a un valor que varía entre US$ 42 y US$ 45 por barril”, dice Muñoz. Sin embargo, agrega, “hoy los costos de explotación son lo suficientemente bajos para que producir crudo sea buen negocio”. Las concesiones de Enap en Argentina vencen el 2016, y en 2010 invertirá US$ 60 millones para producir crudo.

No obstante, si la explotación de crudo deja de ser rentable, Enap analizará salir de ese mercado. “La cartera internacional la manejamos lo más flexible posible. Cuando un proyecto no cumple con los parámetros de rentabilidad que exigimos, ese activo va al mercado, lo ofrecemos y lo vendemos”, afirma Muñoz.

En Argentina estiman que la rentabilidad en el negocio petrolero sólo se sostiene si el país puede autoabastecerse de crudo. “Debido al fuerte control de precios que ejerce el gobierno y al desacople respecto de los valores internacionales, no hay incentivo para invertir en exploración. Esto redujo las reservas y generará que Argentina se transforme en un importador neto de crudo en los próximos años”, afirma el ex secretario de Energía argentino Carlos Bastos.

Explica que estudios privados cuantifican que las reservas comprobadas de petróleo alcanzan sólo para siete años. La producción es declinante desde 1998. En 1998 se extrajeron casi 50 millones de metros cúbicos; el año pasado poco más de 36 millones.

La Tercera