Empresa chilena rompe contrato por falta de gas

Se trata de la firma de generación y transporte Colbún, que decidió dar por terminado el vínculo contractual para importar gas de Argentina con Transportadora Gas del Norte (TGN)

Las empresas chilenas comenzaron a romper los contratos con sus pares argentinas ante la imposibilidad de recibir los volúmenes de gas que se habían acordado, tras las restricciones a las exportaciones del energético que dispuso el gobierno nacional.

La firma Colbún decidió en forma unilateral dar por resuelto el contrato de transporte firme que la vinculaba con Transportadora Gas del Norte (TGN) a partir del pasado 1 de octubre alegando supuestos incumplimientos de la transportista argentina, “generando la frustración del objeto de la relación contractual y excesiva onerosidad sobreviniente”.
Así lo informó la propia TGN a través de un comunicado enviado este martes a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires en la que aclaró que rechazó la pretensión ulitareal del Colbún por inprocedente y la ha conminado a cumplir con sus obligaciones contractuales.
Colbún es una empresa del sector eléctrico en Chile que cuenta entre sus activos a 8 centrales térmicas de generación térmica de electricidad por unos 1.500 MW y que emplean al gas nautural como materia prima y abastace tanto a distribuidoras como a empresas y mineras.
Para poder dimensionar las restricciones en las exportaciones, Argentina tiene contratos para despachar a Chile unos 11 millones de metros cúbicos de gas diario y en mayo pasado, los envíos promediaron los 300 mil metros cúbicos diarios.
El freno en las exportaciones argentinas de gas obedece a la decisión del gobierno nacional de priorizar el abastecimiento doméstico sobre los contratos con empresas del exterior dado la caída en la producción y la necesidad de tener que importar gas para poder abastecer la demanda local.
Ante esta situación, y la falta de confiabilidad de los proveedores argentinos, el gobierno de Chile avanzó en el autoabastecimiento a través de la importación de GNL (Gas Natural Licuado) y la puesta en marcha de una planta de regasificación en Quinteros con la cual inyecta a su sistema unos 6 millones de metros cúbicos diarios de gas natural.

Diariamente Neuquén