La nafta subió el 131% en tres años

Tomado desde junio de 2007 a hoy. En el último año, la suba orilla el 25%. Este sábado YPF comenzó la ronda de alzas que se espera sea seguida por el resto de las marcas en los próximos días. Hoy en Río Gallegos la nafta Súper, que registra el mayor incremento, supera la barrera de los 3 pesos. Proyectan que a fin de año podría estar ubicándose alrededor de los $4,50 triplicando el valor del 2007

Desde el sábado Repsol YPF subió los valores de pizarra de sus combustibles en todo el país, un promedio del 5%. En el caso de Río Gallegos, esta nueva suba provocó que el litro de nafta Súper supere hoy la barrera de los tres pesos, ubicándose a 3,117.
La suba también se registró en las otras naftas, haciendo que la ultra, conocida como Fangio, se venda a razón de 3,60 pesos el litro y en el caso del gasoil, éste llegue a los 2,949 pesos, registrando así una modificación del 6% en más.

Si bien la excusa para la suba de los combustibles es “achicar la brecha” que existe con el resto de la competencia, lo cierto es que las refinadoras actúan en forma mancomunada y automáticamente que sube una de las marcas, el resto sigue el mismo derrotero, con lo cual no es de extrañar que en estos días exista una corrección, hacia arriba, en las pizarras de Petrobras, Esso y Shell.
Algo que de hecho ya comenzó a ocurrir en otros puntos del país, como el caso de Santa Fe, donde las estaciones de servicio de Esso y Shell registraron un acomodamiento de sus precios hacia arriba, a un promedio del 6% en todas sus naftas.
De esta manera continúa la tendencia alcista en el mercado local y al incremento establecido por YPF le siguieron las demás banderas y, así como YPF aumentó el viernes un 6% los precios de sus productos Premium, y el sábado un 4% a la línea más económica, especialmente en la nafta súper que superó la barrera de los 3 pesos en nuestra ciudad capital, ayer las demás banderas aplicaron ese mismo porcentaje de suba en sus productos.

Todo el año

“Durante todo el año va a continuar subiendo el precio del combustible” dijo el presidente de la Cesane (Cámara de Estaciones de Servicio y afines del Nordeste) Faruk Jalaf, quien justificó la medida porque el precio del barril de petróleo a nivel internacional es más caro que en Argentina, por eso se produce el reajuste de los costos constantemente.
No se descarta que el litro de combustible pueda llegar a los 5 pesos en Buenos Aires antes de fin de año.
“Se había adelantado a principio de año que las subas se producirían en cada mes para poder llegar al costo real similar al de los países limítrofes, un costo internacional”, expuso Faruk Jalaf.
Además, explicó que “el precio del petróleo, a pesar de la caída que sufrió, a nivel internacional es más caro que en Argentina. Se está vendiendo a 75 u 80 dólares el barril, y en el país a 49. Y eso produce que nos tengamos que reacomodar constantemente. Hasta el componente impositivo es mucho más barato”.
Al mismo tiempo agregó que durante todo el año va a continuar subiendo el precio del combustible.

Imparable

El argumento de llegar a los valores internacionales que se registran en países limítrofes choca rotundamente con el hecho de que en esos países el precio del barril de crudo, principal componente en el precio de las naftas, está liberado, mientras que en Argentina no.
De hecho, desde el 2007, año en que cambió el sistema de retenciones pasando a ser flotantes, el precio del crudo se ha mantenido prácticamente estable, mientras que las naftas se han más que duplicado registrando un incremento del 131% de junio de 2007 a junio de 2010, multiplicando así, generosamente, las ganancias de las refinadoras, en detrimento del alza de regalías que podrían percibir las provincias si las mismas subieran al ritmo de los combustibles.
De concretarse las proyecciones de los estacioneros, que estiman que a nivel nacional podría ubicarse en torno a los 5 pesos el litro de nafta súper, lo que implicaría acá un valor cercando a los 4,50, triplicando el costo del litro de combustible que se registraba hace tres años atrás, cuando el valor del producto era de 1,345 pesos para la capital de Santa Cruz.

La Opinión Austral