BP coloca nuevo tapón y espera frenar el derrame en el Golfo

La petrolera británica comenzó con los trabajos para reemplazar la cúpula de contención sobre el pozo de crudo. Además informó que el costo que le supone el vertido alcanza ya los u$s3.500 millones

Con ayuda de robots, los técnicos de la compañía británica lograron retirar hoy la cápsula defectuosa que desde inicios de junio estaba sobre el Blowout Preventer, un sistema  de ventilación sobre el orificio principal de perforación , pero tan floja que sólo permitía recoger una parte del petróleo que fluye desde el pozo al agua.

Esta cúpula será reemplazada antes de este mediodía por otra más estrecha, para detener el derrame de petróleo y conducir el crudo a través de tuberías a barcos cisterna en la superficie, dijo Chuck Wolf, del centro de coordinación nacional y limpieza, en la región.

Entre 25.000 a 60.000 barriles de crudo se están derramando a diario del pozo al agua y sólo una fracción de éste fue recuperada en buques.

Asimismo, la petrolera BP informó que el costo que le supone el vertido en el Golfo de México acontecido el pasado 20 de abril alcanza ya los u$s3.500 millones.

A pesar de ello, la compañía destacó que, con 46.000 personas y 6.400 barcos trabajando en las labores de limpieza tras la explosión de la plataforma Deepwater Horizon, los esfuerzos para contener el derrame evolucionan favorablemente.

Infobae

_____

BP se prepara para tapar el derrame en el Golfo de México

Los ingenieros de BP permitieron ayer que cientos de miles de litros de crudo escaparan sin control a las aguas del Golfo de México mientras se preparaban para instalar un nuevo sistema de contención en los próximos días, que esperan finalmente recoja todo el petróleo que se derrama.

No hay garantías de que el plan funcione . La nueva tapa (más grande que la había hasta hace un días atrás y que había resultado ineficiente) debe colocarse a 1,6 kilómetros de profundidad. Esta nueva receta es de todas formas temporaria. El mecanismo permanente para tapar el pozo está programado para mediados de agosto .

“No es simplemente poner la tapa y ya está listo. No es como ponerle una tapa a una pasta de dientes’’, explicó el vocero de la Guardia Costera, James McPherson.

Robots submarinos removieron una especie de embudo invertido colocado a principios de junio encima de la fuga, con el objetivo de recoger el crudo y enviarlo luego a barcos en la superficie para que lo recolectaran o quemaran.

BP espera que el nuevo domo, más rígido, esté en su lugar el lunes que viene .

Si las pruebas demuestran que puede aguantar la presión del crudo y funciona bien, serán las mejoras noticias para la región del Golfo desde la explosión del 20 de abril de la plataforma Deepwater Horizon alquilada por BP, en la que murieron 11 trabajadores.

“En los próximos cuatro o siete días, dependiendo de cómo van las cosas, deberíamos tener lista esa tapa de sellado. Ese es nuestro plan’’, dijo Kent Wells, directivo de BP.

El gobierno federal calculaba que hasta el sábado se habían derramado entre 329 millones y 651 millones de litros de crudo en el Golfo.

En tanto, el departamento de Justicia estadounidense continúa investigando las causas del derrame provocado por la británica BP para determinar si presenta cargos criminales , dijo ayer el fiscal general Eric Holder.

“La investigación está en marcha. Estamos acumulando documentos, hablando con testigos tanto para el lado criminal como para el civil”, dijo Holder al canal CBS.

Holder destacó que cuando anunció el 1° de junio el inicio de la investigación judicial, no se había referido explícitamente a BP, dado que no es “la única responsable” del desastre. “Hay que tomarlo muy en serio, porque hay una cantidad de entidades y de personas que estamos investigando. No sería correcto afirmar que BP es la única responsable en este caso”, aclaró.

Clarín.com

_____

Contra la marea negra

El último esfuerzo para contener el devastador derrame de petróleo en el Golfo de México estaba dando algunos resultados, según manifestó British Petroleum (BP). Unos robots controlados a distancia por los ingenieros desde la superficie intentan colocar un nuevo dispositivo sobre uno de los pozos. Podría llevar unos seis días para determinar si la reciente iniciativa de BP es exitosa en capturar la mayoría del crudo que se expande por las costas. Las apuestas no pueden ser más elevadas para la compañía británica, que debe afrontar los costos de la operación de limpieza. BP ya ha establecido un fondo de 20 mil millones de dólares, que deberá ser administrado por una comisión designada por el gobierno para distribuir las compensaciones entre los pescadores y otros habitantes del Golfo que perdieron sus medios de subsistencia. Además, la empresa está actualmente trabajando en dos pozos de alivio, que deberían estar listos para mediados de agosto y que permitirían a BP cerrar, de una vez por todas, el pozo desde donde emerge el petróleo. BP ya está en conversaciones para vender algunas de sus propiedades en los Estados Unidos a una compañía de Texas, de nombre Apache. La petrolera británica ya se ha estado sacando de encima algunas de sus dividendos y está considerando otras acciones para hacer frente a los costos del desastre.

Página/12