Destraban el acuerdo de la deuda de TGN

La firma podrá avanzar en la reestructuración de sus obligaciones, que había sido frenada por la Justicia a pedido de la Anses

Silvia Stang
LA NACION

Transportadora Gas del Norte (TGN), la compañía que había anunciado, en diciembre de 2008, el primer default de deuda corporativa durante la era kirchnerista, logró que la Justicia destrabara el camino para avanzar en una reestructuración de sus obligaciones. Así, ahora podrá regularizar su situación, poniendo en marcha la operación financiera en los términos que habían sido acordados con los acreedores del 88% del monto implicado, que es de unos 347 millones de dólares.

La firma le ganó así una pulseada al Gobierno, que a través de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) había pedido una medida cautelar de suspensión del acuerdo extrajudicial logrado durante 2008 con la mayor parte de los interesados. La presentación del organismo oficial, que dirige Diego Bossio, había tenido eco en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N° 2, que dispuso suspender la operatoria.

Después de una revocación parcial que había tenido esa medida cautelar durante la feria judicial del último verano, anteayer la Sala C de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial dio vuelta por completo la decisión que favorecía a la Anses y anuló las suspensiones que pesaban sobre el proceso de regularización de la deuda de TGN, según explicaron fuentes del mercado.

La decisión judicial fue comunicada ayer por la companía a la Bolsa de Comercio. Según se detalla, el fallo deja sin efecto “la suspensión del procedimiento de denuncias e impugnaciones respecto del Acuerdo Preventivo Extrajudicial, cuya homologación fue solicitada por TGN, y la suspensión de trámites ante la Comisión de Valores”. Eran las dos medidas que seguían vigentes.

Los antecedentes

La Anses se presentó en la Justicia como parte interesada por las tenencias de obligaciones negociables (ON) de TGN que tiene el fondo de garantía del sistema previsional. Se trata de parte de los activos heredados del sistema de capitalización, en el que las administradoras invertían los fondos para garantizar las futuras jubilaciones. Según el último informe emitido por la Superintendencia de AFJP (en diciembre de 2008), hay $ 35,14 millones en ON de TGN, con vencimiento en diciembre de 2012 (es el dato público más actualizado, ya que los resúmenes actuales del fondo de garantía no tienen el detalle de cada inversión que sí constaba en las publicaciones del organismo que controlaba a las AFJP).

En 2008, la compañía encargada de transportar el gas para la región norte del país anunció que no podría hacer frente al pago de un vencimiento de sus ON, por un total de 22,1 millones de dólares. Lo justificó en el hecho de que durante más de nueve años se habían mantenido congeladas las tarifas, aun cuando hubo un alza generalizada de los costos de sus tareas. Y argumentó que la suspensión de pagos, seguida de una oferta de reestructuración de la deuda, era necesaria para poder seguir prestando los servicios.

El hecho provocó la reacción del Gobierno, que dispuso una intervención en la compañía que es, en parte, propiedad de Techint. Esa medida se repitió luego con otras firmas, como Autopistas del Sol y Metrogas, que se declararon en cesación de pagos.

La Nación