Un recurso muy escaso pero para todos

SIGUE LA POLEMICA POR LAS RESTRICCIONES AL USO DEL GAS PARA LAS INDUSTRIAS GRANDES

Sectores industriales de Santa Fe respaldaron la política oficial. Queja de expendedores. Un informe de un instituto de energía de orientación radical subraya la caída de reservas, sin señalar la responsabilidad de las privatizaciones.

En medio de un clima tenso por la limitada disponibilidad de gas natural frente a la creciente demanda, el Instituto Argentino de la Energía General Mosconi difundió estadísticas sobre las reservas comprobadas del hidrocarburo que revelan una sensible reducción en los últimos años. Ayer continuó la polémica en torno de los alcances de las restricciones impuestas por el gobierno nacional para garantizar el suministro para uso en los hogares. Mientras una dirigente de dueños de estaciones de servicio (Rosario Sica, de Fecra) se lamentó de que, para poder planificar el trabajo, se dependa de que “deje de hacer frío”, un representante de la industria de Santa Fe (Guillermo Moretti, Fisfe) indicó que la provincia “siempre tuvo problemas para solucionar el abastecimiento de gas, pero desde 2004 se hicieron muchas obras y ya no tenemos déficit”.

Las reservas comprobadas de gas natural disminuyeron en 2009 en un cinco por ciento respecto del año anterior, informó el IAE General Mosconi en base a datos, según indicó, de la Secretaría de Energía. Las reservas comprobadas de petróleo, a su vez, habrían disminuido 0,6 por ciento en el mismo lapso. El informe del IAE señala que la producción de gas natural disminuye desde 2004, hasta ubicarse en 2009 en poco más de 48.000 millones de metros cúbicos, con una caída del 7,3 por ciento respecto de un lustro atrás.

Frente a un panorama de constante aumento en la demanda, el instituto que preside el ex secretario de Energía de la Alianza Jorge Lapeña señala que, en la última década, han disminuido las reservas comprobadas de las principales cuencas gasíferas del país. La merma de las reservas conjuntas de las cuencas Noroeste, Neuquina y Austral, entre 2005 y 2009, alcanza al 16 por ciento. La del Golfo San Jorge exhibe, entre los mismos años, un incremento del 2 por ciento.

El dato relevante es que las reservas de gas, así como las de petróleo, no comenzaron a disminuir en la última década sino en la anterior, en coincidencia con la privatización de YPF, que es la que impulsaba en la etapa anterior las exploraciones de riesgo.

Frente a las restricciones del sector, el Gobierno encaró una política de activa intervención en el mercado para direccionar la disponibilidad del gas en favor de los consumidores domiciliarios. En cuanto a los efectos sobre la producción de estas medidas, las opiniones están divididas.

Rosario Sica, presidenta de la Federación de Empresas Expendedoras de Combustibles (Fecra), se quejó porque para salvar el faltante en la provisión de gas “hay que esperar que suba la temperatura, así no se puede trabajar”. Guillermo Moretti, vicepresidente de la Federación de Industrias de Santa Fe, afirmó ayer que “nuestra provincia no tiene problemas de gas por motivos de transporte, ya que ese tema se fue solucionando gracias al trabajo realizado en los seis últimos años”. El directivo empresario recordó que en su provincia se concentra el principal polo aceitero de América, y hay grandes consumidores de gas, de entre 500 y 600 mil metros cúbicos diarios. “Para adelantarnos al mayor consumo, se alentó el reemplazo del gas por fuel oil, para aquellas grandes empresas que tienen turbinas y pueden trabajar en forma dual”, explicó Moretti. Agregó que “hasta el momento ya se han entregado aproximadamente 25 mil toneladas de fuel oil a las grandes industrias”, lo cual “permite que a las pymes de Santa Fe no les hayan cortado el gas”.

Para el resto de empresas grandes, destacó, “estamos tratando junto al Enargas (Ente Nacional de Regulación del Gas) de garantizar la provisión del mínimo técnico” para que esas empresas sigan funcionando. “Se están tratando de minimizar los inconvenientes en la provincia, pero la perspectiva no cambiará en la medida en que continúe la ola de frío, que lógicamente deriva en un mayor consumo domiciliario”, agregó.

Página/12

350 fábricas afectadas por cortes de gas

La falta de gas envasado, en tanto, afecta a muchas provincias; entre las prinipales están las del Nordeste y también Santiago del Estero.

El desabastecimiento de gas envasado en garrafas sigue golpeando al interior del país en medio de la ola de frío polar, mientras se registran cortes en el suministro de gas natural por red y ahora también aparecieron interrupciones en la energía eléctrica.

Pequeñas y grandes industrias y consumidores residenciales de todo el país, principalmente de Mendoza, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, redoblaron sus reclamos durante el último fin de semana y pidieron soluciones a las empresas energéticas y al Gobierno, que niega problemas mayores.

La propia Unión Industrial Argentina (UIA) salió este lunes a pedir que los cortes de gas sean “compartidos” por todos los sectores y no sólo por la industria: hay más de 350 grandes fábricas paralizadas en todo el país.

El Gobierno nacional sacó ayer inspectores a las calles para controlar en los comercios el abastecimiento y los precios de las garrafas, tras comprobarse que las de 10 kilos estaban siendo vendidas a 60 pesos, cuando su valor legal es de 16 pesos.

El desabastecimiento de garrafas golpea principalmente a Misiones, Corrientes, norte de Santa Fe, Chaco, Formosa, parte de Santiago del Estero, en el nordeste y centro norte del país, donde no existen redes de gas natural.

El suministro de garrafas en la ciudad santafesina de Reconquista y su zona de influencia sufre inconvenientes por la falta de stock de los subdistribuidores, que en su mayoría esperan que la Secretaría de Energía de la Nación amplíe los cupos de entrega.

Problemas de luz

Sobre los problemas con la luz en “algunos sectores del país”, el secretario de Hidrocarburos de Mendoza explicó que se producen porque un 50 por ciento de la energía eléctrica se produce con gas.

“Hubo una merma a algunas centrales térmicas y por eso hubo una merma en la generación eléctrica del país, lo cual nos llevó a importar de Paraguay y Brasil la semana pasada”, indicó el funcionario que responde al gobernador Celso Jaque. (NA)

El Tribuno – Jujuy

Advierten que hay empresas que pierden un millón de pesos por día

La presidenta de la Federación de Empresarios de Combustible (FECRA), Rosario Sica, cuestionó que la provisión de gas dependa de la temperatura del país y advirtió que algunas industrias “están perdiendo un millón (de  pesos) por día”, incumpliendo contratos de exportación con Europa.

“Muchas tienen contratos de exportación a Europa que hay que  cubrir en término, no es sólo que pierde la empresa sino que  también pierde el país”, aseveró la dirigente empresaria.

En declaraciones televisivas, Sica se quejó porque en estas  condiciones “no se puede trabajar”, debido a que “hay que cruzar los dedos y esperar que suba la temperatura para que se reduzca el gasto domiciliario, que es lo que le interesa aparentemente al  Gobierno”.

La empresaria pidió “tener una infraestructura a 20 años de plazo, como tienen los países desarrollados”, porque la falta de gas “la están sufriendo las industrias y algunas están perdiendo un millón (de pesos) por día”.

“Es desesperante. A esta altura no se puede comprender el faltante energético que se padece desde 2003, 2004”, agregó la empresaria.

La dirigente explicó que por la falta de energía eléctrica “las grandes empresas y usinas se entusiasmaron con las promesas y pasaron del fueloil y gasoil al gas, y ahora no tienen gas”.

“Ahora tienen que pasarlo de nuevo a fueloil y gasoil en estos días, y esto sale mucho más caro porque tampoco tiene el mismo rendimiento”, arremetió.

Y agregó que “las industrias Pymes no pueden” cumplir con esos  traspasos y por eso “es desesperante”. (NA)

El Tribuno – Jujuy